Resulta que el origen del día conmemorativo de la bicicleta tiene muy poco que ver con el deporte. De hecho, nada más lejos de la realidad: la curiosa historia del Día Mundial de la Bicicleta se remonta al descubrimiento del LSD (sí, has leído bien, LSD), cuando el químico suizo Albert Hofmann consumió una sustancia para experimentar sus efectos y, dado que desconocía lo que le iba a suceder, pidió a su asistente que lo acompañara hasta casa… En bici.

En el camino, el doctor Hofmann empezó a ver su realidad distorsionada por los efectos de la droga y, tal y como cuenta en sus libros, al llegar a casa, “la habitación giraba, los muebles tenían formas grotescas y cobraban vida”. Al rato, las visiones del científico pasaron a ser “fantásticas, caleidoscópicas, alternantes y variadas”. Ese “viaje” en bicicleta fue sin duda el más psicodélico de la historia y, 75 años más tarde, celebramos el 19 de abril el Día Mundial del ciclo.

Con la anécdota contada, vamos a parar de hablar de alucinaciones y te vamos a explicar ahora por qué, - si todavía no lo has hecho ya- debes hacerte fan de este transporte. Además de ser súper divertido y agradable, la bicicleta es un deporte muy beneficioso en todos los sentidos:

  • Mejora la calidad del sueño. Así que ya sabes, si tienes insomnio, ¡súbete a la bici! Además, como te contamos en este artículo, reduce en un 18% el riesgo de infarto
  • Fuera estrés. ¿Un día duro en el trabajo? No hay mejor forma de relajarse que dando un paseo en bici.
  • Reduces la contaminación de tu ciudad. Aporta tu granito de arena a cuidar el medio ambiente, ¡nos viene bien a todos!
  • Económico. ¿Has calculado cuánta distancia hay de tu casa al trabajo? Quizá puedas empezar a valorar la posibilidad de ir en bici y ahorrar un montón de dinero en gasolina.

Ahora que ya lo sabes todo sobre este día, dinos ¿te vas a animar a dar una vuelta? Incluir un paseo en bicicleta en tu rutina va a mejorar tu salud en todos los aspectos, así que no te quedes en casa ¡y sal a disfrutar de todos los beneficios de la bici! Eso sí, que tu hogar se quede bien protegido cuando no estés…