¿Te habías planteado antes cuáles son las diferencias entre la fotodepilación y la depilación láser? ¿Por qué la depilación láser ofrece resultados más estables a largo plazo pero no es apta para todas las pieles?

El cuidado de la imagen entra dentro de la rutina de millones de personas. Mostrar un aspecto saludable y atractivo nos hace sentir bien. Dentro de ese cuidado, la depilación corporal toma más protagonismo que nunca. Hoy en día, esta actividad que antes era más propia de las mujeres, se ha generalizado. Ahora también los hombres se deciden por la depilación para cuidar su aspecto.

Las técnicas de depilación han avanzado mucho en los últimos años. Para cuidar la salud y no morir en el intento al eliminar el vello del cuerpo, existen varios tipos de depilación que incluyen métodos avanzados y seguros para que la piel no sufra y el resultado sea inmejorable.

Entre estos métodos se encuentran la fotodepilación y la depilación láser. Muchos se estarán preguntando: ¿no es lo mismo? Ambas técnicas utilizan la luz, pero de manera distinta.

A continuación, te mostramos las diferencias entre la fotodepilación y la depilación láser:

  • La depilación láser utiliza luz amplificada por radiación. Esta luz es emitida en una sola dirección, en línea recta y posee una onda de una sola longitud. Este sistema de depilación concentra de forma muy potente la energía ya que centra la radiación de la luz en un solo punto.
  • La técnica de la fotodepilación se aplica con equipos de luz pulsada intensa y se trata de una técnica de depilación más novedosa. La luz que se irradia no es unidireccional como la de la depilación láser. Se aplica con una lámpara que dispara la luz en diversas direcciones. La longitud de la onda de la luz pulsada intensa es variable, al contrario que la de la depilación láser, que, como hemos apuntado antes, es única.

Cuidar la salud y nuestro aspecto usando cualquiera de estas dos técnicas de depilación es posible en cualquier centro especializado. La diferencia es que la depilación láser es más precisa, pero, al ser su luz de una sola longitud y unidireccional, cada paciente requerirá de un aparato adaptado a su tipo de piel.

La fotodepilación, sin embargo, se adapta a todo tipo de pacientes, ya que su luz, aunque es menos precisa por ser multidireccional, posee varias longitudes de onda que pueden adaptarse a todo tipo de pieles.

Tanto si te decides por la fotodepilación, como si eliges la depilación láser, ponte en buenas manos y protege la salud de tu piel acudiendo a centros de confianza y especializados.