Cada vez resulta más difícil combinar la vida laboral con la personal. La tranquilidad en el trabajo depende, entre otras cosas, de poder mantener la mente centrada en las tareas del día sin tener que estar preocupados en todo lo que tenemos que dejar abandonado por cumplir con un horario estricto.

Los horarios rígidos y los trabajos permanentemente presenciales hacen que dispongamos de poco tiempo para ocuparnos de nuestros asuntos familiares o aquellos propios de nuestra vida fuera del entorno laboral.

El flexiworking o flexi time es una modalidad de trabajo o filosofía empresarial que en los últimos tiempos está cobrando fuerza y que aporta una solución a la compaginación de la vida personal con la laboral. ¿Cómo? Permitiendo horarios más flexibles a los trabajadores.

Hay países, como Estados Unidos o Alemania, que ya operan con esta modalidad de trabajo desde hace tiempo y donde han podido comprobar que la productividad de sus trabajadores no sólo no desciende, sino que aumenta, mejorando la calidad laboral.

Son muchos los beneficios de un horario flexible para el trabajador, el cual, al disponer de más tiempo, aumenta su calidad de vida y libera estrés. En este sentido, cada vez son más los directivos de empresas que perciben que un trabajador contento y satisfecho en su vida personal equivale a un trabajador motivado y más productivo.

Estos son los beneficios del flexiworking:

  • Posibilidad de conciliar vida laboral y familiar.
  • Menos preocupaciones personales mientras se trabaja.
  • Logra una mayor concentración en la tarea que se realiza.
  • Aumenta la productividad.
  • Aumenta la creatividad.
  • Aumenta la implicación del trabajador con los objetivos de su empresa.
  • Aumenta la lealtad del trabajador con su empresa.

El flexiworking busca la flexibilidad laboral. Esta modalidad permite que los empleados adapten sus horarios con libertad, siempre y cuando su rendimiento no baje y superen con éxito sus metas, objetivos o proyectos. De esta forma, un empleado podría ajustar a sus necesidades su hora de entrada o de salida de su centro laboral. Incluso podría tener la posibilidad de trabajar desde casa, siempre y cuando respete ciertas reuniones presenciales con clientes o compañeros de trabajo marcadas previamente por la directiva.

En otras modalidades de flexiworking, se permite a los empleados la flexibilidad en su hora de entrada al centro laboral y en los horarios de sus comidas, siempre y cuando respeten un número de horas de trabajo semanales.

El flexiworking, por lo tanto, admite la flexibilidad horaria, pero sin olvidar el valor que aporta a un equipo de empleados el contar con un centro laboral común.

Aun así, los beneficios de un horario flexible, como has podido comprobar, son muchos. Y es que la filosofía del flexiworking es positiva y beneficia tanto a empleados, que ganan en tranquilidad laboral, como a directivos y empresarios, que logran una mayor productividad de sus empleados.

Es por todas estas razones que esta filosofía de trabajo está cada vez más extendida y sea más aceptada por empresarios y trabajadores.