Prestar especial atención a la higiene personal es un aspecto fundamental de nuestra vida que afecta a nuestro cuerpo y a nuestra salud. Unos buenos de hábitos de higiene nos ayudan a llevar una vida sana y prevenir posibles enfermedades.

La higiene personal depende de uno mismo y la autoestima en este caso, juega un papel importante ya que hace que el individuo se preocupe más por su aspecto físico y por su cuidado personal.

Seguir como mínimo las siguientes recomendaciones de higiene básicas, es fundamental para proteger nuestra salud.

1.       Una buena higiene bucodental diaria. Cuidar nuestra alimentación y no abusar de alimentos azucarados por ejemplo, o cepillarse los dientes después de cada comida, evita la aparición de posibles enfermedades bucales como caries, sarro, halitosis, gingivitis,…

Un correcto cepillado de los dientes, utilizar hilo dental para arrastrar los restos de comida de entre los dientes, usar enjuagues bucales y visitar periódicamente al dentista son cuatro hábitos básicos que deberías adoptar diariamente.

2.       La ducha es la mejor forma de controlar los olores corporales como el sudor y proteger nuestra piel de posibles gérmenes y bacterias. ¿Quieres saber las claves para una ducha perfecta?

Hay que asear bien todas las partes de nuestro cuerpo como pies, genitales y el cabello, utilizando para este último un champú adecuado para cada tipo y lavándolo un par de veces por semana si pudiera ser.

Los oídos son otra parte importante que no debemos descuidar a la hora de ducharnos. El uso de bastoncillos debe hacerse para limpiar la parte externa del oído pero no el conducto auditivo ya que podemos empuja hacia dentro la cera y puede ocasionar la aparición de tapones.

3.       Lavarnos la manos frecuentemente y sobre todo después de ir al baño. No solemos ser conscientes de la cantidad de objetos que tocamos diariamente que han pasado por las manos de otros y acumulan gran cantidad de gérmenes y bacterias. Es importante llevar las uñas bien cortadas y limpias porque es el lugar ideal donde habitan estos “bichitos”.

4.       Cuidarse los ojos previene posibles enfermedades e infecciones. Los ojos son muy delicados. No somos conscientes de la cantidad de veces al día que los tocamos con las manos por ello, recalcamos la importancia de tener siempre las manos limpias. Las lágrimas, son el mecanismo natural del cuerpo para limpiarlos.

Nosotros para protegerlos, debemos lavarnos la cara sobre todo al levantarnos para eliminar las posibles legañas que surgen tras el sueño. Es importante además ver la tele, estudiar y trabajar con la luz adecuada y si trabajas de forma habitual con el ordenador, ten en cuenta la distancia mínima para proteger tu salud ocular y no forzar la vista.

Además de todas estas indicaciones, no debes de dejar de prestar atención a descansar y dormir tus 8 horas diarias, y llevar una alimentación sana y equilibrada. 

Si sigues todas estas recomendaciones y además tienes un buen seguro de salud que te proteja, podrás prevenir posibles enfermedades. ¡Infórmate sobre nuestros seguros!