Las enfermedades cardiovasculares son las responsables de millones de muertes cada año en el mundo. De hecho, los problemas de salud asociados al corazón se han convertido en los últimos años en los principales causantes de muerte por enfermedad.

Existen muchos hábitos poco saludables que no ayudan a proteger nuestra salud frente a este tipo de problemas que afectan a un órgano tan vital como es el corazón: la falta de ejercicio, una mala dieta, el tabaquismo… etc.

A continuación te mostramos cuáles son las 5 enfermedades cardíacas más comunes:

1.      Angina de pecho: cuando no fluye la sangre necesaria en el corazón debido a problemas de obstrucción en las arterias coronarias, el paciente que lo sufre, siente una fuerte presión en el pecho.

2.      Ataque al corazón o infarto de miocardio: se interrumpe el paso de la sangre a alguna zona del corazón y esta se deteriora y muere. Presión en el pecho, mareo y dificultad para respirar son algunos de los síntomas.

3.      Insuficiencia cardíaca: el corazón no es capaz de bombear la sangre suficiente y esta no llega en la cantidad necesaria al resto del organismo. Las enfermedades coronarias, la hipertensión o la diabetes son algunas de las causas de la insuficiencia cardíaca.

4.      Arritmia: es otra de las enfermedades más comunes del corazón y consiste en un latido irregular del corazón. Este puede latir más lento de lo normal (bradicardia), más rápido de lo normal (taquicardia), o producir arritmias intermitentes que provocarán mareo, asfixia, palidez y sudoración entre otros síntomas.

5.      Aneurisma: se produce cuando las paredes arteriales se debilitan y se inflaman en alguna zona en concreto del cuerpo. Proteger nuestra salud de este problema es posible con hábitos de vida saludables y chequeos rutinarios, ya que muchas veces la inflamación no produce dolor ni se percibe por el paciente.

La falta de tiempo en la sociedad actual es la principal excusa para no realizar ejercicio ni alimentarse de forma sana. Los riesgos para la salud al pasar jornadas de ocho horas sentados frente al ordenador, por ejemplo, ya son de por sí llamativos. El abuso de comida rápida y de dietas poco equilibradas también es habitual.

 

No permitas que la falta de tiempo por el trabajo y el estrés cause malos hábitos en ti. Es posible elaborar de forma rápida y sencilla recetas saludables para comer mientras trabajas, así como realizar ejercicios en tu centro laboral. Hazlo y protege tu salud de las enfermedades más comunes del corazón.