Un gesto tan simple como lavarse las manos ya posee un Día Mundial: ‘El Día mundial del lavado de manos’ y una asociación que cuenta con el mismo nombre: Lavado de Manos’.

Sólo esto ya podría ser noticia, pero lo cierto es que iniciativas de este tipo logran poner de relieve la importancia de esta hábito de higiene que todos debemos implantar en nuestra rutina diaria, porque lavarse las manos ayuda a protegernos de hasta 200 enfermedades y disminuye el riesgo de desarrollar resistencia a los antibióticos.

Es importante inculcar este hábito desde pequeños. El simple gesto de lavarse las manos puede evitar que los niños enfermen o se resfríen de manera habitual.

UNICEF arroja cifras escalofriantes que ponen de manifiesto la importancia de contar con agua potable y tener hábitos de higiene tan simples como lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño. Cerca de un millón y medio de niños de todo el mundo mueren cada año. La causa: problemas gastrointestinales y respiratorios derivados de la falta de higiene y de agua potable.

Diarreas, lombrices, gastritis, hepatitis, gripe, neumonía, bronquiolitis o cólera son enfermedades que se pueden prevenir si nos lavamos las manos de manera habitual.

Además. Debemos evitar actos involuntarios que hacemos con normalidad, respondiendo a un tipo de ‘tic’ causado por nervios, por aburrimiento o como mecanismo para concentrarnos, como es el de morderse las uñas. Esta es una fea manía que además de poder generar problemas de infección en la zona, puede transmitir muchas bacterias a nuestro organismo. No morderse las uñas puede evitar enfermedades, ya que es una zona que tiende a acumular suciedad.

Lavarse las manos evita además enfermedades cuya cura requiere el uso de antibióticos. Si mantenemos una buena higiene y reducimos el riesgo de padecerlas, reducimos también el uso de este tipo de medicamentos, por lo que ayudamos a que nuestro organismo no se haga resistente a ellos debido al uso continuado de los mismos.

España suspende en la práctica del lavado de manos. Los españoles se lavan las manos una media de 6 ó 7 veces al día y consideran que son más que suficientes. Pero lo cierto es que al lado de otros países como Estados Unidos, Suecia o India, son pocas.

Proteger la salud depende mucho de este simple acto. Recuerda lavarte las manos siempre que te dispongas a manipular alimentos, antes de comer, después de ir al baño, al regresar de la calle, si te las manchas con cualquier tipo de sustancia o cuando vayas a estar en contacto con niños pequeños y ancianos.