Los alimentos ricos en calcio, una dieta sana y el ejercicio físico pueden fortalecer nuestros músculos y huesos y evitar futuros dolores.

Pero cuando aparecen molestias derivadas de una lesión, una enfermedad o de cualquier otro origen, los pacientes afectados pueden recibir un tratamiento fisioterapéutico.

La fisioterapia y la osteopatía son los métodos de rehabilitación más utilizados por los profesionales médicos. Pero ¿en qué consiste cada uno? ¿Son lo mismo? ¿Cuál es la diferencia entre osteopatía o fisioterapia?

La primera diferencia que hay que recalcar es que la fisioterapia es una técnica integrada en todos los centros sanitarios públicos y privados como parte de los distintos tratamientos que se aplican en diferentes especialidades como puede ser la de traumatología, la de pediatría y la neurológica. En España, el sistema sanitario reconoce esta terapia como válida y con suficiente base científica como para respaldar un tratamiento.

Sin embargo la osteopatía es considerada un tipo de medicina alternativa que si bien en otros países sí tiene el reconocimiento por parte de las instituciones sanitarias, en España no lo tiene de la misma forma que lo tiene la fisioterapia.

Es por este motivo que en nuestro país sí existe una carrera universitaria dedicada a la fisioterapia, pero no así para la osteopatía para la que sí existen másters y cursos que suelen estudiarse para complementar los estudios de fisioterapia.

En ambas disciplinas, tanto en la fisioterapia como en la osteopatía, para proteger la salud del paciente se aplica una terapia manual. A través de las manos se aplican masajes, movimientos, posturas y estiramientos convenientes para la rehabilitación de cierta parte afectada del cuerpo del paciente.

Pero en la fisioterapia, además de técnicas manuales, también se aplican otro tipo de métodos curativos como son el frío, la electricidad, el agua y el calor.

La principal diferencia entre la fisioterapia y la osteopatía es la forma de abordar el tratamiento. La fisioterapia focaliza más la lesión sufrida por el paciente y se centra en ella y en su rehabilitación. La osteopatía sin embargo aplica una visión más general de problema. Además de rehabilitar la zona, la osteopatía intenta buscar el origen de la lesión.

Para pacientes con lesiones, para aliviar los síntomas de la artritis, para personas con problemas de movilidad derivados de problemas neuronales, etc. es cierto que muchos fisioterapeutas se ayudan también de las técnicas de la osteopatía. Pero la fisioterapia cuenta con pruebas de diagnóstico y de capacidad funcional, así como con terapias alternativas a la manual que le hace ser una disciplina más amplia y completa.