Hoy en día, todo el mundo habla y escribe sobre el after work con total naturalidad. Pero ¿Qué es el after work? ¿De dónde procede esta costumbre tan implantada en los últimos años en millones de trabajadores?

La propia traducción del término lo dice: “after work”, “después del trabajo”.

Hasta no hace muchos años, después del trabajo lo que ocurría es que uno, o bien se marchaba a su casa y no se planteaba ningún tipo de reunión social junto a los compañeros de trabajo, a los cuales había visto durante todo el día, o bien, se tomaba un par de cañas rápidas para liberar estrés junto a ellos.

El concepto conocido hoy como after work, da un paso más allá en esa idea de compartir dos cañas rápidas con los compañeros. La idea, procede del mundo anglosajón. Allá por el 2009 comenzamos a observarlo en muchas series de tv. Los protagonistas terminan sus jornadas laborales y se reúnen en un local para tomar unas copas.

Entonces, ¿qué es el after work? ¿No es lo comentábamos antes? ¿no se trata de una cañita rápida? No exactamente. Si recordamos esas escenas de nuestras series favoritas, los protagonistas, para empezar, no se reúnen en cualquier sitio. Todos tienen su lugar predilecto, su templo de diversión y distracción tras el trabajo. Son locales muy personales, lugares que han hecho suyos, donde se sienten como en casa. Son locales que poseen un punto de sofisticación, muy urbanos, bien decorados, donde los integrantes del after work son tratados con familiaridad.

Por todo esto, el personal de cualquier lugar de trabajo, si ha encontrado ese local que ya ha hecho suyo, llegado un momento en el que la mente no da para más, no deja de pensar en un after work. En él, lima asperezas, se ríe, critica al jefe, coquetea, llora, confiesa sus inquietudes, etc.

¿Qué es el after work? ¿El conjunto de todo lo mencionado? Sí. Pero, además, implica una cada vez más sofisticada oferta de consumiciones. La típica caña nunca morirá y sabe a gloria, pero el after work incluye, cada vez más, una oferta de cócteles y combinados más elaborados y sofisticados. Hay para todos los gustos.

¿A qué after work te apuntarías tú? ¿Al clásico de tapa, caña o vino o al cóctel chic?

Cuida tu salud dentro y fuera del trabajo con los mejores profesionales.