La ergonomía es una ciencia en auge que, cada vez, se tiene más en cuenta para ser aplicada en multitud de entornos en los que se desenvuelve el ser humano. Pero ¿qué es la ergonomía?

El término "ergonomía" proviene del griego: ergon, (que significa "trabajo") y nomos (que significa "ley"). La ergonomía es definida por la Real Academia de la Lengua como el estudio de los datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina.

Esta disciplina estudia  los entornos laborales, las herramientas y máquinas que el hombre y la mujer utilizan en ellos,  así como las acciones que realizan en el trabajo. La ergonomía  los diseña de tal forma que se adaptan de la mejor manera posible a las necesidades fisiológicas y psicológicas de hombres y mujeres. El objetivo es lograr la mayor comodidad posible para ellos y la máxima productividad y eficacia en las tareas.

De esta forma, se logra que los seres humanos se desenvuelvan con comodidad en cualquier entorno de forma segura y, además, se reducen las probabilidades de error en cualquier acción llevada a cabo.

La ergonomía elabora, para todo ello, métodos de estudio de los entornos y de la organización de los mismos, de las herramientas, de la técnica y de las personas.

En definitiva, ante la pregunta ¿qué es la ergonomía? Podemos decir que lo que logra es, a través de diferentes disciplinas científicas, diseñar todo en función de las necesidades particulares de las personas que van a integrar cualquier equipo de trabajo.

Un entorno ergonómico consigue una mayor satisfacción y una mayor calidad de vida en el trabajador o en la  persona que realiza cualquier tipo de actividad en él.

No sólo el entorno laboral puede ser ergonómico. Cualquier lugar en el que una persona realice una tarea puede serlo, ya sea el trabajo, nuestro hogar o un espacio de ocio. Si estos entornos  y las herramientas que se utilizan en ellos están concebidos desde un punto de vista ergonómico, la acción a realizar será mucho más satisfactoria, productiva, cómoda y segura para la persona que la ejecute.