Parece imposible poder elaborar recetas saludables para Semana Santa, con la tentación constante de los dulces típicos de esta época del año.

Entendemos que no puedas resistirte a una buena torrija o a una azucarada rosquilla, pero si controlas el consumo de estos deliciosos dulces e intentas adaptar a tu dieta las directrices marcadas por la vigilia cristiana, cuya tradición prohíbe comer carne el Viernes Santo, el resultado puede ser la elaboración de ricos y saludables platos libres de grasa y calorías.

El pescado, las legumbres y las verduras se convierten en la mejor opción. Toma nota de estos tres ejemplos de recetas saludables para Semana Santa que te ofrecemos a continuación:

  • Lubina a la espalda: un plato exquisito y sencillo de elaborar. Tan sólo debes hornear 15 minutos el pescado y después aderezarlo con aceite, ajo y perejil. Para acompañar, un salteado de verduras o patatas al horno completarán este delicioso manjar que nada tiene que envidiar a un filete de ternera.
  • Lentejas: disfruta en estas fechas de la buena cocina tradicional. Un plato de lentejas, además de resultar muy sabroso, será sano y nutritivo. No te prives de los guisos de cuchara típicos de nuestra cocina.
  • Bacalao con coliflor: hornea el bacalao junto a las verduras y unos mejillones previamente cocidos. También puedes elaborar una deliciosa crema de coliflor con nata y caldo de la cocción de las verduras. Te quedará un plato para chuparte los dedos.
  • Recuerda que un bien potaje de garbanzos, verduras y pescado siempre es una receta saludable para la Semana Santa y muy típica de esta época.

Las opciones de recetas saludables para Semana Santa son infinitas. Piensa que en estos días en los que dispones de más tiempo libre, es fácil caer en la tentación del picoteo y de comer a deshoras. También puedes aprovechar ese tiempo en cocinar platos más elaborados que, en otros momentos del año y debido a la falta de tiempo, nunca cocinas.

Las recetas saludables para Semana Santa no encierran más misterio que la de combinar alimentos bajos en calorías, variados, nutritivos y poco grasos. Si comes alguna torrija de más, estos platos te ayudarán a mantener la línea, a pesar de ello.