Dentro de las medidas de seguridad para el trabajador implantadas en cualquier empresa, se pueden incluir, dependiendo del tipo de trabajo, aquellas que eviten el conocido como estrés térmico por calor.

Pero ¿qué es el estrés térmico por calor? Muchas personas pueden pensar que es el estrés que acumula un trabajador al trabajar bajo condiciones ambientales demasiado calurosas. Esto no es del todo correcto.

En realidad, el estrés térmico por calor, se refiere al calor acumulado en el cuerpo de un trabajador debido a la combinación de tres factores: el factor ambiental, la ropa que utiliza durante su jornada laboral y el esfuerzo físico realizado.

Demasiado calor en el cuerpo puede provocar malestar y problemas de salud. El estrés térmico, no se refiere a esos síntomas físicos de malestar que puede provocar unas temperaturas demasiado elevadas en un cuerpo, sino a la causa de dicho calor y al conjunto de los factores que lo propician.

Por lo tanto, trabajar bajo condiciones de estrés térmico por calor durante un tiempo demasiado prolongado, provocará, en primer lugar, una reacción física en el cuerpo del afectado para paliar ese calor (sudoración, dilatación de los vasos sanguíneos, sed, etc.), y en segundo lugar, un malestar físico que desencadenará en una conducta apática, cansada y desmotivada del trabajador. En el peor de los casos, si no se pone remedio a tiempo, el trabajador puede llegar a sufrir un golpe de calor.

El peligro de trabajar bajo condiciones de estrés térmico por calor, también reside en el hecho de que, ante el malestar que siente la persona afectada, disminuye su atención en aquello que está haciendo, lo cual, según qué trabajos, puede provocar accidentes fatales.

Ahora que ya sabes qué es el estrés térmico por calor, si crees sufrir sus efectos durante demasiado tiempo seguido, hazlo saber a las personas responsables de tu centro de trabajo. La seguridad laboral, debe ser una prioridad para cualquier trabajador. Cualquier persona responsable de un equipo de trabajo debe tener clara la diferenciación entre pasar calor (algo que todos hemos sufrido alguna vez mientras trabajamos), y sufrir estrés térmico por calor. Este último hecho puede resultar peligroso para la salud y la seguridad de una persona trabajadora.

Si quieres cuidar tu salud dentro y fuera del trabajo, consulta a nuestro asesor.