Parece hipotético pero el comer saludable y adoptar conductas sanas esta de moda. ¿Cómo la forma de vida que tendría que ser la normal establecida se ha podido convertir en algo que es tendencia?

Tener estas costumbres, en la actualidad, requiere fuerza de voluntad. Tomar la decisión de llevar una vida saludable cuando estamos rodeados de tentaciones y grasas trans.

Mucha gente trata al aceite como el enemigo principal de la dieta cuando es completamente al revés. Lo que si cabe señalar son las diferencias en cuanto al tipo de aceite que consumas.

Aceite de oliva VS Aceite de girasol

- El aceite de oliva presenta un mayor número de flavonoides que el aceite de girasol y actúan como antioxidantes protegiendo las células.

- El aceite de oliva virgen extra tiene mayor cantidad de grasas monoinsaturadas, mayoritariamente ácido oleico convirtiéndole más estable a altas temperaturas.

- El aceite de girasol posee un mayor número de grasas poliinsaturadas, menos estables al calor, y desaconsejable para freír.

- El aceite de girasol, a diferencia del de oliva posee grandes cantidades de vitamina E, muy importante para la salud de tu piel.

- En resumen, el aceite de oliva virgen extra tendría que ser el principal aceite, de uso diario, mientras que el de girasol se tendría que usar como algo puntual.