Tomates de huerta, a poder ser feos eso significa que son ecológicos, unos pepinos, dos cabezas de ajo, un pimiento, aceite, sal y vinagre al gusto y… ¡mucha nevera! Ese es el manjar más maravilloso que nos ha regalado la dieta mediterránea para disfrutar cuando el calor aprieta. Aunque hemos de señalar que también hay quien lo toma en invierno. ¡El gazpacho es mucho gazpacho! Descubre aquí los beneficios y propiedades del tomate para la salud.

Este año, aunque sigamos siendo fieles al clásico, vamos a sorprender a nuestras visitas elaborando un gazpacho diferente, sabroso y refrescante como los que os proponemos a continuación.

  • Gazpacho de sandía: si no estamos acostumbrados puede que nos resulte algo raro, pero, una vez lo enfriemos bien… ¡S A B R O S O! Es igual que el gazpacho tradicional, pero sustituyendo el tomate por sandía. ¿Te atreves?
  • Gazpacho de mango: añade dos mangos a la receta tradicional y elimina una cabeza de ajo. Con una unidad será suficiente.
  • Gazpacho de avena: si todos son sanos y aptos para dietas, ¡este es la repera! En lugar de añadir pan, añade copos de avena, además de rico es muy sano.
  • Gazpacho verde: añade todas las verduras verdes que consideres con el aliño habitual. Albahaca, pimiento verde, apio, pan, pepinos. El truco está en añadir también nueces, vinagre de jerez y dos cucharadas de yogur para dar sabor y espesor. En la red puedes encontrar diversas variedades, inclusive con melón. Con esta opción, ¡sorprendes seguro!

No olvides que la verdadera clave de todos ellos es la calidad de las materias primas así como el buen aceite de oliva de España.

¿Cuál has decidido probar? Con la nevera llena de gazpacho y tu seguro de hogar no querrás salir de casa en todo el verano, ¡qué relax!