Company Banner

Diccionario de seguros

Valor de reposición a nuevo

Las entidades aseguradoras disponen de diferentes modalidades de indemnización, usadas a la hora de cumplir con la cobertura tras haber sufrido un siniestro en que se ve envuelto el bien asegurado. Así, el valor de reposición será el coste que ha de ser asumido por la aseguradora para compensar la pérdida sufrida por el asegurado. 

En el caso de un seguro de valor de reposición a nuevo, la cantidad que tiene que alcanzar la indemnización a percibir ha de ser la que habría que desembolsar para comprar en el momento el mismo bien o un bien de iguales características que el siniestrado, con lo que el asegurado no debe preocuparse por la aplicación por parte de la aseguradora de depreciaciones por antigüedad o desgaste.

En el caso de los seguros de coche, es muy habitual oír hablar del valor venal, ya que la mayoría de las indemnizaciones tras un siniestro utilizan este baremo. Sin embargo, en el caso de que nuestra póliza estuviese contratada con un seguro con valor de reposición a nuevo, la indemnización debe alcanzar la cantidad que se necesitaría para comprar el mismo modelo de coche antes del siniestro.

Por supuesto, no es habitual que las pólizas de seguro de coche mantengan este tipo de cobertura, si es que la tienen, más de unos meses tras su compra. En el caso de que pasado este tiempo quisiéramos mantener este tipo de indemnización, probablemente nos veríamos abocados a hacer frente a una prima muy alta. 

En los seguros de hogar también se utiliza con frecuencia la cobertura de indemnización por el valor de reposición a nuevo, si bien es habitual encontrar múltiples excepciones en las condiciones de las pólizas. Una de las más habituales es la que contempla la indemnización por las averías que sufran elementos electrónicos que ya tienen años de uso, para los que habitualmente se usa la indemnización por el valor real, es decir, por el valor teniendo en cuenta la depreciación por uso y por antigüedad. 

Otra de las excepciones que se suelen contemplar a la hora de aplicar la indemnización por el valor de reposición a nuevo es el que afecta a los objetos de valor, como pueden ser joyas u obras de arte, objetos para los que también suele ser habitual la aplicación del valor real. 

También es interesante conocer las condiciones de nuestra póliza de seguro referentes a la indemnización por el valor de reposición a nuevo de elementos que ya no se encuentren en el mercado, bien por desaparición, o bien porque hayan dejado de fabricarse. En estos casos, para la indemnización suele tomarse como referencia el valor de objetos que realicen las mismas funciones que el objeto perdido o que tengan características similares.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento