Hero banner

Ayuda

¿Está cubierta la Responsabilidad Civil como propietario de una mascota en el Seguro de Hogar?

¿Qué puede cubrir el seguro de hogar respecto de nuestras mascotas?

Te contamos cómo ayuda el seguro de hogar si tienes una mascota en casa

No es raro que en los hogares españoles haya una mascota. Si bien es cierto que cada vez nos animamos más a tener animales exóticos como compañeros de familia, roedores, arácnidos… la palma se la siguen llevando perros y gatos, sobre todo los primeros, cuya tenencia ha aumentado muchísimo tras la pandemia y el confinamiento que el mundo vivió durante la primavera del pasado 2020.

Lo que menos tendemos a pensar es qué pasaría en caso de que nuestra mascota causara algún daño a cualquiera. El perro que se lanza a por otro en la calle, se enzarzan y antes de poder evitarlo el tuyo ya le ha pegado cuatro mordiscos al perro de otra persona, la visita que llega a tu casa y se lleva un arañazo profundo (cortesía de tu gato) o la vecina que viene a quejarse porque el gato de tu pareja ha roto sus plantas al colarse en su terraza. 

El seguro de hogar, para muchos un gran desconocido (nos referimos a todas las coberturas con las que nos puede ayudar), cubre los daños que tu mascota pueda causar a otra persona de manera involuntaria (generalmente). También hay algunos seguros de hogar multirriesgo, con coberturas de accidentes, que nos cubren los daños que nuestras mascotas puedan causar accidentalmente en nuestros hogares (y no, los arañazos y mordiscos que tenemos en los sofás cuando el animal es un cachorro recién llegado a casa, no están cubiertos).

El seguro de hogar y nuestras mascotas

El seguro de hogar es muy amplio y nos permite tener asegurados prácticamente todos los riesgos que se pueden contemplar en una vivienda. Eso va acorde de lo que cada uno quiera asegurar (y pagar por su prima). Responsabilidad Civil, contenido y continente del hogar serían coberturas muy comunes, solicitadas con mucha frecuencia.

  • Contenido son aquellos objetos que se encuentran en el interior de la vivienda, y engloban electrodomésticos, joyas (hasta cierto valor) o muebles, entre otros.
  • Continente es la estructura propiamente dicha de la casa y se refiere a suelo, techo, paredes, trastero, garaje, piscina (si es individual, la de la comunidad no entra en nuestro continente) y las instalaciones que llamamos fijas.
  • Responsabilidad Civil: gracias a esta cobertura estamos protegidos de los siniestros que inconscientemente provocamos a terceros desde nuestro domicilio.

De los seguros que pudieras elegir para contratar un seguro de hogar, el multirriesgo con Responsabilidad Civil es el que se utiliza en prácticamente todas las aseguradoras que incluyen mascotas para tenerlos en cuenta. Fundamentalmente cubrirá los daños que el animal ocasione a terceras personas, pero se queda fuera de cobertura la seguridad de la mascota. Como decíamos antes, es muy importante saber qué seguro contratamos porque no todas las compañías tienen el mismo tratamiento con el tema de los animales de compañía ya que no todos los que se pueden encontrar en los hogares españoles son considerados como mascotas para todas las aseguradoras: las hay que tienen una lista más o menos larga de los animales aceptados como mascota, independientemente de que nosotros los tengamos en casa como a uno más de la familia.

¿Cómo sé si mi mascota está dentro de mi póliza?

Lo más conveniente es ponerse en contacto con nuestro asesor de seguros que conocerá al detalle las condiciones de nuestra póliza, si nosotros no queremos leernos la “letra pequeña”. Normalmente, si no lo están ya porque cuando contratamos el seguro aún no teníamos mascota, meter a nuestro animal de compañía en el seguro de hogar es gratuito.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la alternativa más básica, y a la vez más económica, la responsabilidad civil, no significa que el animal en sí quede cubierto, ni las enfermedades que pueda padecer, los tratamientos que pueda necesitar o que nos vayan a indemnizar si le sucediera algo. Los gastos que habitualmente consideramos imprevistos y que tengan relación con nuestra mascota, no van a quedar cubiertos por este seguro. Además, volviendo sobre lo que antes comentábamos, los animales peligrosos o salvajes quedan fuera de la cobertura de Responsabilidad Civil porque no todo ser vivo que podamos tener como mascota es considerado un animal doméstico.

Mascotas que no incluye nuestro seguro de hogar

Los perros potencialmente peligrosos (ppp), se quedan fuera de las coberturas de un seguro de hogar multirriesgo, aunque tengamos cobertura de accidentes. Debemos contratar un seguro hecho especialmente para ellos, de Responsabilidad Civil y con coberturas de no menos de 120.000 euros. Entre estos perros, que (potencialmente, de ahí su nombre) pueden por sus características y genética dañar a las personas de su entorno, se encuentran razas como el Fila Brasileño, Pitt Bull Terrier, Rottweiler, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Dogo Argentino, Tosa Inu y Akita Inu.

Si nuestra mascota es de una de estas razas, debemos contratar esta póliza específica para él o ella, y tener una licencia administrativa que expide el municipio de residencia del propietario. Además, tenemos que comprometernos a tramitar su alta en el registro de animales peligrosos de nuestro ayuntamiento.

¿Tengo que contratar un seguro de hogar obligatoriamente?

No, en nuestro país la ley nos obliga a contratar un seguro para nuestra vivienda si la tenemos hipotecada. En ese caso sí tendremos que tener un seguro que cubra, por lo menos, los daños que se puedan derivar de un incendio. Evidentemente, cuanto más completo sea el seguro que contratemos, mucho mejor, porque si como propietarios tenemos una mascota, contar con la cobertura de Responsabilidad Civil será lo más acertado y así evitaremos preocupaciones y disgustos.

Te recordamos que este seguro de hogar no te cubrirá aquellos gastos que estén relacionados con la salud de tu animal, por lo que no está de más contratar un seguro para mascotas con el que contarás con la tranquilidad de saber que, si algo te preocupa, puedes llevar a tu compañero al veterinario en cualquier momento (o contactar por teléfono) y salir de dudas con rapidez.