Hero banner

Ayuda

¿Qué se considera una joya en un seguro de hogar?

Te contamos qué es lo que se considera una joya en los seguros de hogar

En este artículo podrás informarte acerca de

¿Sabes qué se considera una joya en los seguros de hogar?

Al contratar un seguro de hogar debemos estar pendientes de incluir en él todas las garantías necesarias para que nuestra casa esté cubierta ante cualquier imprevisto. A menudo, olvidamos ser minuciosos con este tipo de coberturas y acabamos llevándonos sustos innecesarios que hubiéramos podido evitar de haber dedicado un poco más de tiempo a leer el condicionado de la póliza y a pensar con detenimiento qué objetos queremos incluir para que estén cubiertos. Por tanto, si no incluimos nuestras joyas en el seguro de hogar, no estarán cubiertas en caso de robo y la pérdida no será sólo sentimental, sino también económica.

Existen seguros específicos para asegurar joyas y objetos de alto valor económico, como obras de arte, pero hoy en día la mayoría de los seguros de hogar cuenta con garantías que cubren este tipo de objetos, incluso cuando los llevas de viaje. Te lo contamos a lo largo de las siguientes líneas.

Lo primero que debes hacer es un recuento de las joyas que tienes en casa y analizar el lugar donde las guardas: si es un simple cajón o una caja fuerte. Normalmente, las compañías aseguradoras consideran una joya cualquier pieza de oro, plata o bronce, las piedras preciosas y las perlas. Además, para que se consideren joyas asegurables mediante una garantía adicional deben alcanzar un valor mínimo, que suele ser de 3.000 euros. Las joyas que tengamos en casa que valgan menos de esa cantidad, se pueden mencionar en el seguro de hogar como objetos que poseemos y guardamos en nuestra vivienda y de los que deseamos hacer un recuento para que estén cubiertos en caso de robo, pero no sería necesario contratar una garantía adicional específica para cubrirlas.

Normalmente, cuando una joya sobrepasa el valor mencionado de 3.000 euros es necesaria una tasación para que el valor de cada pieza quede reflejado en la póliza del seguro de hogar. Así, habrá que enumerar cada joya y acreditar el valor con el documento de tasación. Hay compañías de seguros que aceptan tasaciones ajenas que acrediten el valor de las joyas, sin embargo, la mayoría de ellas suele tener tasadores concertados a los que tendrás que acudir si quieres asegurar el valor de tus piezas de joyería. Además, en la mayoría de las pólizas, junto a la tasación se deben adjuntar fotos de las joyas que se van a asegurar. Con esta serie de medidas todas tus joyas quedarán aseguradas y, en caso de robo, podrás recuperar su valor económico. Sin embargo, y para no llevarte sorpresas desagradables, debes prestar atención e informarte bien, ya que los seguros normalmente establecen una cantidad máxima de indemnización en caso de robo de tus joyas.

Hay un último punto que debemos mencionar acerca de las garantías de robo de joyas de los seguros de hogar. Y es que también hay pólizas de hogar que cubren tus joyas en caso de sufrir un robo por la calle o incluso en el caso de que te las roben de la habitación de un hotel. Y es que las aseguradoras saben muy bien que las joyas las tenemos para lucirlas y no para que estén guardadas en un cajón.

En cuanto a la prima que pagarás, está claro que la inclusión de las joyas en el seguro encarecerá el precio final de la misma, pero no será más de 60 a 90 euros al año, dependiendo de la cuantía de las joyas incluidas y de su valor. Para finalmente poder cerrar la contratación de un seguro de hogar con la inclusión de tus joyas y calcular la prima que pagarás, te adelantamos que cualquier medida de seguridad que tengas en tu casa y que dificulte la entrada de los ladrones contará como un extra para que se abarate un poco la prima. Así, el hecho de contar con rejas en las ventanas de casa, verjas altas si tienes jardín, alarma, cámaras de videovigilancia y una caja fuerte en la que guardar tus joyas serán motivos para pagar un poco menos en tu seguro de hogar.

Cómo aseguramos los objetos que tenemos en nuestra vivienda

En los seguros de hogar hay dos partes fundamentales de la vivienda que debemos asegurar. Una es el continente, la estructura de la casa, y su valor económico suele venir dado por el catastro. Otra parte es el contenido. El valor del contenido vendrá determinado por lo que tenemos dentro de casa y el valor económico que tiene. Así, deberemos estar atentos a los muebles con los que contamos, si tienen un especial valor. Tampoco debemos pasar por alto la tecnología, y más ahora que muchos teletrabajamos y tenemos en casa nuestra mini oficina que deberíamos asegurar para no llevarnos un disgusto en caso de que ocurriera algún tipo de accidente en casa. Y como hemos hablado en este texto, deberemos prestar atención a las joyas y obras de arte y pensar si queremos asegurarlas en nuestra póliza de hogar. 

Para poder cubrir los objetos más importantes, deberemos contratar unas coberturas básicas, que recomendamos para cualquier vivienda, cualquiera que sea su uso e independientemente de lo que tengamos en su interior. Así, un seguro multirriesgo adecuado será aquel que tenga incluidas las coberturas de incendio, Responsabilidad Civil, robo, daños por agua, daños eléctricos, daños por fenómenos atmosféricos, actos de vandalismo, roturas accidentales y defensa jurídica, que son las más generales. Además, debemos valorar lo que cada compañía nos ofrece como extra, que suele tener que ver con servicios de bricolaje, asistencia informática o mejores coberturas en cada área por el mismo precio o incluso por un precio menor. 

Por último, deberemos estudiar si incluir las garantías extras que cubren esos objetos de valor que poseemos en casa, como la tecnología o las mencionadas joyas y obras de arte.