Por qué es buena idea asegurar tu casa contra robos

Esta es la eterna pregunta que todos nos hacemos: ¿cómo logro que mi casa sea segura ante un posible robo? Hablamos sobre ello para que puedas aplicar alguna de estas ideas. Seguridad en el hogar

Por desgracia, los robos en el hogar suceden más a menudo de lo que a nadie le gustaría. De hecho, pensar que otras personas pueden entrar a tu domicilio con fines poco deseables es una de las mayores preocupaciones ya no solo de los periodos de vacaciones sino también en el día a día. Nuestra casa es nuestro espacio, lo hemos decorado con mimo y tratamos de mantenerlo en las mejores condiciones posibles siempre; por eso es normal que solo con imaginar que alguien pueda llevarse nuestras pertenencias y destrozar todo lo que hemos creado con tanto esfuerzo hace que sintamos tensión y miedo.

Ante un riesgo tan grande lo ideal es no solo prevenir ayudados por ciertos consejos para evitar que alguien decida robar en tu casa sino también estar más tranquilo sabiendo que se cuenta con un seguro de hogar que paliará los efectos que un posible robo pueda ocasionar en nuestro domicilio.

Así te protege el seguro ante un robo en casa

Uno de los primeros conceptos que hay que tener en cuenta a la hora de saber qué clase de cobertura se tiene frente a un robo en el hogar tiene que ver con la diferencia entre robo y hurto. En resumen, el robo es aquel que se realiza con algún tipo de violencia (intimidación o fuerza sobre personas u objetos) y el hurto carece de dicha violencia. Para el seguro no tendrán la misma consideración ni los mismos límites de cobertura una que otra en ningún caso.

Nada te garantiza no sufrir un robo, pero el seguro te da la tranquilidad de que podrás restituir lo robado

Por norma general, siempre están cubiertos totalmente los daños por robo tanto aquellos que afectan al continente como los que se refieran directamente al contenido de la casa. Por esa razón, es importante que las cantidades aseguradas se ajusten a la perfección a lo que realmente vale la vivienda y los objetos que hay en ella. En el caso de contar con una cobertura menor de la necesaria, afectará a la hora de sufrir un robo o cualquier tipo de siniestro en el hogar.

¿Cuánto puede pagar el seguro por un robo?

No todos los seguros son iguales y siempre se debe elegir el que mejor se adapta a las necesidades de cada vivienda (hogar principal, segunda residencia, vivienda en alquiler, etc.)

En los seguros que ponemos a tu disposición, desde la póliza Hogar Esencial El Corte Inglés encontrarás que se cumplen estos límites de garantía del 100% tanto para el continente como para el contenido.

Lo cierto es que, hoy en día, casi todo el mundo tiene algún bien de valor especial o alguna joya en su vivienda habitual por lo que se debe hacer una comparativa de los diferentes seguros y elegir el que mejor se adapte a cada circunstancia. Por ejemplo, tanto en la modalidad Hogar Óptima El Corte Inglés como en la modalidad Hogar Supra El Corte Inglés, con la cobertura de robo en interior de vivienda se aplica un porcentaje de hasta el 25% del capital de contenido para este tipo de pertenencias y hasta 300 euros para el dinero en efectivo que se pueda guardar en casa además del límite de 100% de continente y de contenido protegidos por la póliza.

5 consejos para evitar robos en casa

Podemos seguir algunas pautas para intentar minimizar los riesgos de sufrir un robo en nuestra vivienda, además de no despistarnos en ningún momento para ponerles las cosas más difíciles a los amigos de lo ajeno.

Medidas de prevención

Existen sistemas de seguridad que resultan muy efectivos a la hora de esquivar el riesgo de robo como pueden ser alarmas y dispositivos de vigilancia, pero no son los únicos. En una casa se pueden hacer muchos pequeños cambios que no cuestan dinero, pero aumentan enormemente la seguridad, como cerrar siempre las puertas con llave, no dejar ventanas o huecos de acceso abiertos cuando no vayamos a estar pendientes de ellos, no revelar contraseñas de alarmas a personas ajenas a quienes allí viven o no abrir la puerta si no estamos seguros de la intención de quien está llamando al telefonillo.

Puertas de seguridad, llaves y cerraduras

A la hora de efectuar un robo, los ladrones deben enfrentarse a un primer obstáculo que puede ser decisivo para que su plan se lleve a cabo o no consigan acceder al domicilio, la puerta de acceso. Las puertas de seguridad no sólo garantizan que no se lo estamos poniendo fácil a los ladrones, sino que muchas veces hace que ni siquiera se planteen el robo por la dificultad y el tiempo que deben emplear para abrir una puerta de estas características.

Lo mismo sucede con la cerradura que tengamos, cuanto más sencillo sea abrirla, más atractiva será nuestra casa para los ladrones.

Ventanas y otros huecos accesibles

Igual que ocurre con la puerta, los ladrones siempre se fijarán mucho más en casas con ventanas de fácil acceso, baja calidad o que no están protegidas por rejas, y más aún si acostumbramos a dejarlas abiertas incluso en las horas en las que nadie se encuentra en casa.

Vídeo vigilancia y alarma

Contar con una alarma conectada de calidad no sólo quitará las ganas de los ladrones de entrar en tu domicilio, sino que, si deciden hacerlo, tendrán muy pocas posibilidades de salir de allí antes de que llegue la ayuda por parte de la seguridad o la propia policía, por lo que los daños se ven minimizados y, en sí mismos, los robos disminuyen de forma muy considerable. 

Por otra parte, la video vigilancia puede resultar muy útil, dado que nos permite visualizar al posible atacante antes de abrir la puerta y así evitar un robo o identificar al ladrón con las imágenes captadas.

Mantén tu casa “con vida” en tu ausencia

Si vas a marcharte de vacaciones o pasas muchas horas fuera de casa, lo ideal es tener a algún ser querido cercano que pueda ir a comprobar que todo está en orden y hacer algunos cambios -como variar la posición de las persianas o de las cortinas para simular que la casa no está vacía-. Desgraciadamente, no siempre contamos con alguien que pueda encargarse de ello por lo que hacerse con un sistema de luces antirrobo es la mejor solución. De esta manera, las luces de tu casa se encenderán y apagarán a intervalos en los tramos horarios que elijas, permitiendo crear la ilusión de la casa no está vacía cuando en realidad no estamos en ella.

Una vez tenemos nuestro seguro de hogar y estamos preparados para todo lo que pueda suceder, aún podemos hacer algo más para proteger nuestra casa frente a robos y podemos seguir más consejos sobre seguridad en casa. Estos son algunos de los más importantes, pero, como más vale prevenir que curar, no te despistes y no olvides seguirlos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS