Hero banner

Ayuda

¿Puede una mascota estar cubierta dentro de la póliza del seguro de hogar?

Se trata de una pregunta habitual antes de contratar un seguro de hogar

Tienes que fijarte en las condiciones generales de tu póliza

Una póliza de Hogar tiene como misión principal ofrecer una protección a las familias en relación a los daños ocasiones por alguna clase de incidencia o derivada de un siniestro. Este tipo de seguros valoran tanto el contenido como el continente del inmueble, de acuerdo a las garantías que se han contratado y que, por lo tanto, tienen su efecto en el precio final de la prima a abonar. Dado que no es una cobertura obligatoria, en España se comercializan pólizas que no incorporan de manera específica a las mascotas pero, también, existen otras que sí. En relación a estas últimas, lo que ofrecen, a grandes rasgos, es protección al tomador frente a los daños a terceros que pueda ocasionar el animal, con unos límites económicos fijados de antemano.

El seguro multirriesgo de Hogar con cobertura de Responsabilidad Civil suele añadir, por regla general, a los animales de compañía que residen en la vivienda asegurada. Esto implica que cubre los daños que puedan tener como origen a la mascota en la vivienda y, por supuesto, frente a terceros. De ningún modo, este tipo de productos se ocupa de la seguridad de mascota, ya que para eso existen otra clase de pólizas.

Aunque incorporar a los animales de compañía no suele tener una implicación negativa sobre la prima del seguro (desde la óptica de su precio), existen regiones como, por ejemplo, la Comunidad de Madrid y el País Vasco, en donde es obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil de la mascota. No obstante, el hecho de contratar la póliza con dicha responsabilidad civil no implica necesariamente la cobertura del animal.

También es cierto que hay que distinguir entre las clases de animales que las familias albergan en casa, ya que no todas las mascotas, a efectos legales, se consideran animales domésticos.

 

CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD

De acuerdo a las cifras recogidas por la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC), en España existen en la actualidad en torno a 13 millones de mascotas registradas. Es decir, que muchas familias cuentan entre sus miembros con un animal de compañía, que, a lo largo de los años, puede provocar diversas incidencias relacionadas con la vivienda, tanto que afecten a los propios residentes y, por lo tanto, a las personas incorporadas en la póliza de Hogar, como a terceros.

Entre todas las opciones existentes, es el seguro multirriesgo de Hogar con responsabilidad civil la modalidad el que más habitualmente incorpora entre sus garantías alguna referente a las mascotas. Con carácter general, esto significa que la póliza cubre aquellos potenciales daños que puede llegar a provocar el animal dentro del inmueble como ante terceras personas.

Como ocurre con cualquier otro tipo de seguro, antes de tomar una decisión definitiva en relación a la contratación de una póliza de estas características, resulta muy importante consultar y leer con detenimiento tanto la ficha de producto, como, en general, las condiciones del contrato, recurriendo, si es preciso, al asesoramiento profesional para cerciorarse de que el producto se adapta a las necesidades que se están buscando.

Por otro lado, ni la legislación ni, tampoco, las compañías aseguradoras, consideran que todas las mascotas deben ser consideradas animales domésticos. Por ejemplo, algunas razas de perros son catalogadas normativamente como potencialmente peligrosas, lo que, por un lado, les excluye el poder llegar a formar parte de una póliza de Hogar al uso, pero es que, además, con muchas probabilidades, el propietario deberá suscribir un seguro especial que cubra todos los ámbitos de riesgo relacionados con la responsabilidad civil ante terceros. En esta línea, es posible que el dueño esté obligado a obtener como añadido una licencia administrativa y dar parte al ayuntamiento en el que reside de que cuenta con un animal de estas características. Entre estas razas están, por citar algunas, el dogo argentino, el american staffordshire terrier o el rottweiler.

 

DIFERENTES HORQUILLAS DE PRECIOS Y DE COBERTURAS

El seguro de Hogar, en su condición más básica, solo cumple la responsabilidad civil ante los daños producidos a terceros. A partir de ahí, las compañías aseguradoras ofrecen un amplio abanico de tipologías de productos, con un mayor o menor grado de garantías, intentando que se ajusten a las necesidades de cada perfil de cliente. Una de estas coberturas complementarias puede ser la que incorpore la responsabilidad civil de los animales de compañía que, habitualmente, también la potencial defensa jurídica en caso de incidencias graves que puedan dar inicio a un procedimiento judicial.

Por otro lado, también se comercializan seguros de Mascotas que se ocupan específicamente de proteger a los animales, por ejemplo, cubriendo la mayoría de los gastos que se deriven de la atención veterinaria.