¿Qué son las listas de mororsos?

Una lista de morosos es un documento que gestionan empresas privadas donde se recopilan los nombres de aquellas personas que, supuestamente, tienen alguna deuda. En España las más conocidas son ASNEF y RAI. Como el resto, están obligadas a comunicar a un ciudadano deudor que ha sido incluido en la lista. En este sentido, cualquier persona que aporte su identidad en esta clase de ficheros tiene derecho a saber si figura o no, pero cuidado: las compañías que gestionen esta clase de listas no tienen la obligación de comunicárselo al afectado. 

Consecuencias de figurar en la lista

Aunque parezca mentira, las empresas pueden incluir a una persona en un fichero de morosos sea cual sea el importe requerido: podemos encontrar tanto a gente que debe 5€ como a gente que debe más de 10.000€, y las consecuencias son las mismas. Figurar en esta clase de listas puede afectar a tareas tan cotidianas como contratar una tarifa telefónica o procedimientos financieros que implican préstamos, pagos a plazos o activación de tarjetas de crédito.

¿Cómo salir DE UNA LISTA DE MOROROS?

  • Si hay deuda. Debes pagarla y conservar el justificante de haberlo hecho. A continuación hay que enviárselo al fichero de morosos con una copia del DNI y solicitar la baja de la lista. Es necesario hacer el envío con acuse de recibo y justificante del mismo.
  • Si han pasado más de 6 años de la deuda. Se puede solicitar la baja automática de la lista puesto que tras ese tiempo la deuda caduca y el titular del fichero debe borrar los datos del afectado.
  • Si se trata de un error. Debes solicitar la baja argumentando que no cumples los requisitos de inclusión en la lista, y, como en los casos anteriores, hay que guardar la copia del justificante del envío. Desde la compañía correspondiente deben contestar a la solicitud en un plazo de 10 días.
  • Si estás en desacuerdo con la deuda que se te solicita debes poner una reclamación ante la AEPD.

Si todavía tienes dudas o tu caso no se corresponde con ninguno de los anteriores, te recomendamos que acudas a un asesor financiero para que te ayude.