Cómo saber los seguros que tiene una persona

¿Alguna vez te has preguntado si es posible conocer los seguros que tiene alguien? Descubre qué circunstancias deben darse para averiguarlo. Pólizas

En ocasiones tenemos tantos seguros contratados que resulta muy complicado llevar la cuenta y el control de todos ellos. Algo importante que debes tener en cuenta es el proceso a seguir cuando eres beneficiario de algún tipo de seguro de vida, ya que en ese caso habrá que hacerse cargo de los gastos de los impuestos correspondientes y gestionar toda la documentación que se necesita para su cobro.

La finalidad de tener un seguro es proteger a los seres queridos y a ti mismo ante cualquier imprevisto que pueda ocurrir a lo largo de la vida. Además, los seguros ofrecen muchas ventajas y sirven de gran ayuda para hacer frente a problemas cotidianos. Si, por ejemplo, lo que necesitas es un seguro de vida, puedes solicitar toda la información que precises a nuestros asesores sobre el seguro de vida de El Corte Inglés Seguros con los que obtendrás unas garantías especiales, como cobertura en todo el mundo o beneficios extras en la indemnización por accidente. Además, si fallece el titular de la póliza, se cancelará el saldo deudor que existiera en la tarjeta de compra de El Corte Inglés.

Para encontrar un seguro que se ajuste a ti, lo mejor es solicitar toda la información que sea necesaria como coberturas, periodo de carencia o presupuestos de las distintas compañías, para escoger la póliza que más se adapte a lo que estás buscando.

En caso de tener varias pólizas contratadas puede ser difícil acordarse de todo y llevar el control de los seguros que tenemos vigentes.

El método más tradicional es conservar toda la documentación en el mismo sitio. También es útil revisar los recibos del banco, y elegir una forma regular para hacer los pagos -semanal, mensual, trimestral o anual-. Otra buena manera de consultar tus pólizas es a través de los agentes de seguros o compañías aseguradoras; el método más rápido es la vía telefónica, mediante la que un agente te facilitará toda la información que precises sobre las condiciones generales que tienes en tus pólizas o sobre el número de seguros contratados. En caso de haber contratado el seguro con un mediador, se puede acudir a esta figura para que nos facilite toda la información y orientación necesaria.

Hay ocasiones en que los beneficiarios de un seguro de vida desconocen que lo son. Para evitar se queden sin los beneficios que reportan, el Ministerio de Justicia creó un Registro de Contratos de Seguros. Este registro es público y permite conocer a los usuarios si son los beneficiarios de alguna indemnización.

En el caso de que necesites saber si eres beneficiario de un seguro de vida, puedes solicitar el “Certificado de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimientos”. Este certificado es un documento en el que salen reflejados los contratos vigentes en los que aparece como titular una persona fallecida y además incluye la información de la entidad aseguradora

Puedes solicitar este documento de forma telemática mediante la sede electrónica del Ministerio de Justicia, por correo, puedes acudir de manera presencial al Registro General de Actos de última voluntad o a alguna Administración Territorial del Ministerio de Justicia. Se puede acceder a esta información una vez transcurridos 15 días hábiles desde el fallecimiento del titular de la póliza y durante 5 años.

¿Qué necesito para averiguarlo?

Para hacer este trámite, necesitas solicitar el Certificado de Defunción en el Registro Civil de la localidad donde sucedió el fallecimiento y el modelo 790 para abonar las tasas correspondientes a la Agencia Tributaria.  Una vez presentada esta documentación, a los 7 días recibirás un certificado con los contratos vigentes y la compañía aseguradora en que están inscritos.

Diferentes seguros

Si quieres contratar un seguro que mantenga protegidos a tus seres queridos el día que ya no estés, tienes muchas opciones donde elegir. Hay una gran variedad de seguros que mantienen coberturas en relación con la defunción del titular de la póliza, ya sea por accidente o por enfermedad. Puedes encontrar seguros de vida, de decesos, de salud y de coche que garantizarán el pago de una indemnización a los beneficiarios en caso de que el titular sufra un accidente, invalidez o fallecimiento. Hablemos de alguno de ellos.

Seguro de vida

La cobertura más importante de un seguro de vida es la del fallecimiento del titular de la póliza: garantiza que sus beneficiarios no tengan que preocuparse de las deudas que puedan quedar pendientes de pago. El objetivo principal de esta póliza es asegurar el futuro económico del núcleo familiar.

Para calcular el precio de la póliza se tienen en cuenta distintos factores como pueden ser gozar de buena o peor salud, nuestro historial médico, tener una profesión de riesgo o practicar deportes extremos. El principal factor que tienen en cuenta las aseguradoras para calcular el precio final es la edad, ya que cuantos más años tenga el titular de la póliza, el precio será mayor y esto se debe a que por estadística, la gente de mayor edad tiene más probabilidades de sufrir algún problema grave de salud.

Algunas compañías permiten añadir coberturas adicionales u ofrecen coberturas al titular de la póliza en caso de sufrir un accidente o padecer una invalidez permanente.

Tener un seguro de vida proporciona ciertas garantías a los beneficiarios, como poder hacer frente a los gastos derivados del fallecimiento, al pago de las deudas o de la hipoteca, invertir el capital recibido en los estudios de los hijos o tener un soporte económico para la compra de una vivienda.

Seguro de decesos

Es un seguro que está enfocado a mantener todas las garantías en caso de que fallezca el titular de la póliza y cubre los gastos y gestión que todo esto conlleva. Puedes encontrar diferentes modalidades de este seguro:

  • De prima natural: Esta póliza se renueva anualmente y el precio puede variar dependiendo de la edad que tenga el tomador. El importe de la prima aumentará conforme el titular vaya cumpliendo años.
  • De prima nivelada: El precio es más estable, aunque puede variar en el caso de que aumente el capital el tomador de la póliza.
  • De prima mixta: En este caso el precio va aumentando con el paso de los años y una vez llegan los 70 años, se mantiene estable.
  • De prima única: Para mayores de 65 años existe esta modalidad en la que se realiza un solo pago.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS