La ITV es obligatoria para los coches declarados 'siniestro total'

Resulta que has siniestrado tu coche, pero la fecha de su próxima ITV estaba al caer. ¿Tienes que llevar a la estación ese amasijo de hierros en que se ha convertido? ¿Lo hacen desde el desguace? ¿Hay siquiera que pasar la ITV en este caso? Pólizas

En este artículo podrás informarte acerca de

Sale en todas las conversaciones que se mantienen en los grupos de amigos cuando se habla de los seguros de coche, y en particular, de la respuesta más temida por parte de las aseguradoras cuando se ha producido un accidente: es posible que declaren el coche siniestro total… me van a dar una cantidad establecida, y yo me quedo sin coche, sin posibilidad de arreglo, y con una cantidad que probablemente no sea suficiente para comprar otro coche… 

Desde luego, es una posibilidad que se da con mucha frecuencia cuando los coches han alcanzado ya una edad. Su valor ha descendido tanto, que el arreglo tras un accidente supone un gasto mayor que lo que vale el coche en sí, por lo que la compañía declara el coche siniestro total.

¿Y si puedo arreglarlo?

Las posibilidades de cada propietario son muy diferentes, y es posible que, aunque muchos propietarios decidan deshacerse del coche y llevarlo a un desguace, habrá otro buen número que le tengan tanto cariño a este coche, o que simplemente se puedan permitir arreglarlo, aunque suponga un gasto mayor que el valor establecido por el Ministerio de Hacienda (aunque la mayoría de las entidades aseguradoras utilizan la Guía Ganvam para fijar el valor de un vehículo) y que decidan dar el paso de arreglarlo.

Una vez se ha llevado a cabo el arreglo, surgen más opciones. Como decíamos, habrá quien opte por quedárselo; un coche en el que se han vivido tantas experiencias, un coche que aún va bien, un coche, en definitiva, al que aún se le pueden hacer un buen número de kilómetros... nos lo quedamos y nos sigue sirviendo para esos desplazamientos cortos que hacemos en ciudad. 

También habrá otros propietarios que decidan que, una vez arreglado, se pueda sacar al mercado de ocasión, y tratar de recuperar el dinero que se ha invertido en su arreglo. Al fin y al cabo, se trata de un vehículo que una vez arreglado aún tiene una buena vida útil por delante. 

En ambos casos, está claro que tras el arreglo el coche va a continuar circulando por nuestras carreteras. Ahora bien, ¿podemos asegurar que se encuentra en estado de circular con seguridad tras haber sufrido un accidente que le ha llevado a la declaración de siniestro total?

La novedad: debe pasar una ITV

En respuesta a estos propietarios que han decidido arreglar el coche y sacarlo al mercado de ocasión o seguir circulando con él, se acaba de publicar el “Real Decreto 265/2021 de 13 de Abril, sobre los vehículos al final de su vida útil y por el que se modifica el Reglamento General de Vehículos, aprobado por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de Diciembre” (BOE número 89, de 14 de abril de 2021). 

En este Real Decreto aparece una novedad respecto de los vehículos que han sido declarados siniestro total tras un accidente, y es que antes de volver a las carreteras, o antes de ser transferidos a un nuevo titular, el vehículo debe superar una ITV

Para la Dirección General de Tráfico este trámite es el único que garantiza que este vehículo se mantiene en las condiciones técnicas óptimas para seguir circulando. La ITV positiva deberá ser certificada en fecha posterior a la declaración de siniestro total del vehículo. 

Podemos observar por tanto cuál es el primer objetivo que se persigue con esta norma: la reducción de los accidentes mediante la garantía de que todo vehículo, independientemente de su edad o de haber recibido una declaración tan negativa como un siniestro total, sigue estando en condiciones de superar un examen técnico que le permite circular con seguridad

Pero no es el único objetivo que se persigue con esta norma. Mediante este examen técnico y sobre todo a causa de su superación, la DGT trata de garantizar asimismo la transparencia debida en el mercado de ocasión. Así, un propietario que acaba de adquirir un vehículo tendrá acceso al historial técnico del mismo incluso antes de la compra, con lo que se podrán evitar posibles estafas.

Por otra parte, la superación de este examen técnico servirá como garantía de que no van a aparecer defectos que no fuesen mencionados por el propietario anterior al poner el vehículo a la venta.

Una garantía más

Es necesario hacer mención al hecho de que una declaración de siniestro total se recibe por parte de las aseguradoras cuando la reparación de nuestro vehículo supera su valor venal, publicado en las tablas correspondientes del Ministerio de Hacienda. Es necesario en este punto comparar los seguros de coche, ya que en algunas ocasiones el límite de gasto admitido en la reparación puede encontrarse en el 75% de dicho valor venal y en otras ocasiones puede alcanzar el 100%. Este dato debe aparecer en nuestro contrato de seguro de coche.

Se trata, por tanto, de evitar esas situaciones en las que se accede a un vehículo, y pasado un tiempo, surgen fallos que el propietario anterior no había tenido, de los que siempre defenderá no haber sido conocedor, o no haber podido preverlos con anterioridad y por tanto no fueron nombrados a la hora de vender el coche. A partir de la publicación de este requisito, el nuevo propietario dispondrá del historial técnico del vehículo que se dispone a comprar.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS