Seguros de Asistencia Sanitaria

Los seguros de asistencia sanitaria son muy utilizados como complemento del sistema nacional de salud. Nos ayudan muchas veces a minimizar las esperas o a conseguir una segunda opinión. Infórmate un poco más sobre ellos. Pólizas

Los seguros de asistencia sanitaria son los que comúnmente se conocen como seguros de salud. Estos seguros, tal y como su nombre indica, están destinados a cubrir las necesidades sanitarias del asegurado: asistencia médica, quirúrgica, hospitalizaciones y urgencias. 

El seguro de asistencia sanitaria funciona de la siguiente manera: a cambio del pago de una prima el asegurado podrá disfrutar de una amplia cobertura sanitaria de profesionales médicos y centros de asistencia. Dicha prima será más o menos elevada en función de la edad y el sexo del asegurado. 

Las coberturas de cada seguro de salud dependen de las condiciones impuestas por la compañía aseguradora, por lo que como siempre, hay que leer muy bien el contenido de cada seguro para poder elegir el que más se adecúe a nuestras necesidades.

Qué tipos de seguros de asistencia sanitaria existen

Los seguros de asistencia sanitaria o seguros de salud pueden ser diferentes atendiendo a las coberturas que ofrecen y a su forma de pago.

Según la cobertura

Pueden ser seguros de cuadro médico o de libre elección del profesional o servicio sanitario.

Cuadro médico

Entendemos por cuadro médico la red de profesionales médicos, hospitales, centros asistenciales y centros de urgencias que forman parte de los servicios ofertados por la póliza del seguro de asistencia sanitaria. Los asegurados que contraten este tipo de seguros pueden, con total libertad, elegir el profesional y el centro que más se adecúe a sus necesidades o aquellos que se sitúen dentro de sus preferencias.

Estos seguros suelen ofrecer un cuadro médico cerrado dentro del cual es posible elegir cualquier profesional sanitario. Eso sí, para ciertos servicios, como la realización de algunos tipos de pruebas diagnósticas, es precisa la autorización de la compañía de seguros.

Este tipo de seguros de cuadro médico es el más habitual en nuestro país.

De libre elección

Son aquellos tipos de seguros en los que se puede elegir libremente el médico al que se quiere acudir o el centro hospitalario o asistencial en el que se quiere recibir el servicio, normalmente un tratamiento específico.

Los seguros de libre elección suelen tener una prima más elevada que los seguros de cuadro médico, ya que la compañía trabaja con cualquier profesional sanitario, no solo con su red de médicos y centros. Por lo que, el hecho de presentar una oferta médica mucho más amplia al asegurado le supone un sobrecoste que repercutirá siempre en el precio de la prima que paga el asegurado.

En estos seguros se hace más habitual el requerir una autorización específica por parte de la compañía aseguradora para poder disfrutar de determinados servicios o tratamientos.

Hay seguros que ofrecen cobertura dental muy completa por poco más

Además, dentro de los tipos de cobertura, deberíamos distinguir entre aquellos seguros que ofrecen cobertura dental y los que no lo hacen. En la actualidad, la mayoría de las aseguradoras de nuestro país ofrecen una cobertura dental como complemento a sus seguros de asistencia sanitaria, a cambio del pago de una prima un poquito más elevada, que suele rondar los 20 euros mensuales. Además, hay compañías, entre ellas Sanitas, por ejemplo, que tienen su propia red de clínicas dentales.

Según la forma de pago establecida:

Pago único

Son aquellos seguros de salud en los que el asegurado paga una prima, normalmente mensual, y, a cambio, puede disfrutar de todas las coberturas incluidas en su póliza de salud. Estas coberturas dependen del tipo de producto que se contrate y de la compañía de seguros que lo oferte.

Los seguros de pago único están pensados para aquellas personas que hacen bastante uso del seguro médico y que quieren recibir la cobertura sanitaria contratada sin preocuparse de nada más.

Con copago

Son aquellos seguros de salud en los que el asegurado paga una pequeña cantidad del coste de los servicios médicos disfrutados, es decir, el asegurado participa en los costes de la asistencia recibida.

En este tipo de seguros se paga una prima, anual o mensual, bastante más baja que en los seguros de pago único, pero a cambio cada vez que el asegurado quiera hacer uso de un servicio médico deberá pagar una pequeña cantidad económica. Estas cantidades vienen estipuladas en las condiciones de cada póliza.

Tanto los seguros de pago único como aquellos con copago son muy habituales y los ofrecen la mayoría de las compañías de seguros de nuestro país.

Comparar varios seguros de salud es muy recomendable antes de contratar

Así, podemos encontrar seguros de asistencia sanitaria tanto de cuadro médico con o sin copago. Los seguros de libre elección suelen ser de pago único, sin copago. En El Corte Inglés Seguros puedes encontrar los seguros de salud más completos a los mejores precios y adaptados a tus necesidades. Consulta con nuestros asesores o, si lo prefieres, usa el comparador de seguros de salud para comprobar el coste de tu seguro de salud.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar mi seguro de asistencia sanitaria?

Ahora que ya hemos hecho la distinción básica entre los diferentes tipos de seguros de salud, vamos a abordar otros aspectos interesantes e igualmente importantes que se deben tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de salud.

Coberturas

A pesar de que cada vez hay una cartera más amplia de servicios de salud incluida en los seguros, hay unas coberturas principales que deben estar siempre incluidas: medicina general, hospitalización, urgencias 24 horas, cirugía, servicio de traslado en ambulancia, atención en domicilio y el derecho a una segunda opinión médica en el caso de enfermedades graves.

Carencia

La mayoría de los seguros de asistencia sanitaria tienen periodos de carencia. Es decir, hay determinados servicios a los que no se puede acceder hasta que pasa un tiempo determinado. Así, la cobertura de asistencia al parto siempre está cubierta por los seguros de salud, pero suele tener una carencia de varios meses, por lo que se hace recomendable contratar el seguro en el momento en el que se piense en un próximo embarazo.

Algunas pruebas diagnósticas de alta tecnología también tienen carencia de varios meses, así como la cirugía ambulatoria, la hospitalización o intervenciones específicas como la cirugía bariátrica.

Lo que las compañías de seguros buscan con la carencia es poder ser rentables con los productos y servicios que ofrecen.

Coronavirus

Actualmente, todas las pólizas de salud dan cobertura frente al coronavirus a aquellos asegurados que muestren síntomas de padecer la enfermedad. 

Exclusiones

El seguro de asistencia sanitaria puede incluir excepciones. Las más habituales son aquellas que tienen que ver con la cirugía estética. En caso de una reconstrucción mamaria, la cirugía plástica sí estaría cubierta; no así en el caso de un retoque meramente estético. 

La interrupción voluntaria del embarazo también suele ser una exclusión habitual de los seguros de salud. 

En el caso de existir enfermedades y patologías de gravedad previas a la contratación de un seguro de salud, puede que, dependiendo de su gravedad, queden fuera de la cobertura.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS