Viajes con coche de alquiler ¿necesito seguro?

Si vas a usar un coche de alquiler en tu próximo viaje, presta atención a que seguro necesitas. Pólizas

De unos años a esta parte, alquilar un coche para disfrutar de unos días de vacaciones o para trasladarse durante un viaje de negocios se ha convertido en una opción más a tener en cuenta entre los españoles. El coche de alquiler es una alternativa estupenda para viajes en grupo ya que, de esta forma, nadie estará obligado a poner su propio coche y todos los ocupantes tendrán la misma responsabilidad. Por otro lado, hay personas que no necesitan disponer de coche en su día a día y, por tanto, no les sale rentable tener uno aparcado en el garaje. Alquilar un coche para las escapadas es para ellos una muy buena opción. 

Es durante el período estival, desde mayo hasta septiembre, cuando más movimiento hay en este sector y, por tanto, hay que buscar para conseguir los mejores precios y ofertas. La parte negativa es que es en verano cuando hay que tener más cuidado y control sobre lo que se contrata, así como precaución en la conducción, ya que es la época del año de más desplazamientos en carretera. 

Una vez hayas decidido alquilar un coche, sea del tipo que sea, antes de empezar a comparar precios y compañías, conviene tener claro qué tipo de coche necesitas, tu presupuesto máximo, para qué lo vas a usar y con quién. Teniendo esto claro, habrás ganado mucho tiempo. Las empresas de alquiler de coches ofrecen un amplio abanico de modelos y precios: utilitarios pequeños, todoterrenos o monovolúmenes hasta de siete plazas, deportivos, furgonetas de hasta nueve plazas...

Piensa bien las cosas y no te apresures a firmar ningún contrato sin leerlo y comprender adecuadamente todas las cláusulas. Infórmate de todo lo que se incluye en el precio del alquiler para que luego no te lleves sustos: tipo de seguro, tasas, impuestos, combustible, etc. En este sentido, es conveniente saber en este punto que muchas compañías establecen una serie de requisitos para poder alquilar un coche, como una edad mínima para el conductor o cumplir con unos años de antigüedad del carnet de conducir para poder alquilar algún modelo concreto de su flota. Infórmate de esto antes de ponerte en carretera para tener plazo suficiente y buscar alternativas. Además, si el vehículo lo va a conducir más de una persona, probablemente la empresa de alquiler cobre un suplemento.

¿Es obligatorio el seguro en un coche de alquiler?

La respuesta es concisa y sencilla: sí es necesario un seguro de coche.

Circular por la vía pública con un coche de alquiler es exactamente igual que circular con un vehículo privado. La única diferencia reside en la titularidad del vehículo. Por tanto, para poder conducir un coche de alquiler sí se necesita un seguro de coche, como mínimo a terceros. 

Para conducir un coche -en propiedad o alquilado- por la vía pública en España, es obligatorio disponer de un Seguro de Responsabilidad Civil

Es más, lo fundamental para alquilar un coche, precio aparte, es interesarnos por la póliza de seguro que cubre el vehículo. Es de vital importancia tener en cuenta que cuanto mejor sea el seguro de coche, mayor tranquilidad y protección tendremos para hacer frente a cualquier percance que pueda suceder, ya que un imprevisto se le puede presentar a cualquiera. 

¿Qué debo tener en cuenta al contratar un seguro para un coche de alquiler?

La mayoría de compañías de vehículos de alquiler ofrecen la posibilidad de elegir la póliza de seguros más adecuada para cada tipo de cliente. 

Seguro con franquicia para un coche de alquiler

Este seguro tiene como finalidad cubrir los costes de una reparación para reparar los daños provocados al coche en un posible accidente. Eso sí, ten en cuenta que no se trata de un seguro como tal, sino que se encuentra en el lado opuesto al de exención de franquicia (que evitará que paguemos si involuntariamente le causamos daños al coche durante el periodo de alquiler) y alcanzará a cubrir los gastos generados a partir de un mínimo reflejado en el contrato de alquiler. 

A este mínimo se le llama franquicia y es la cifra que deberá pagar el conductor en caso de que se produzca un accidente.

También existe la posibilidad de contratar un seguro de franquicia por robo. Es un concepto parecido al del seguro llamado de exención parcial de responsabilidad por daños, pero está orientado a sufragar los gastos derivados de un robo potencial del coche superen el importe de la franquicia contratada.

Ejemplo: ¿qué quiere decir una franquicia de 200€?

Supongamos que un conductor que ha alquilado un vehículo todoterreno, ha considerado fijar una franquicia de 200 euros. Si, por desgracia, el vehículo sufre un daño, ocasionado por el tomador de la póliza, y el arreglo supone más de 200 euros, la compañía de seguros abonará la diferencia, es decir, si el arreglo supone un total de 500 euros, la aseguradora abonará 300 y el tomador los 200 euros previamente fijados en la póliza. 

Hay personas que están muy seguras de que los accidentes no les van a suceder a ellos y suelen elegir este tipo de pólizas, pero hay que pensar que siempre puede suceder un hecho fortuito que dependiendo de la franquicia que tengas, quizá suponga un desembolso económico importante.

Seguro a todo riesgo para un coche de alquiler

Un seguro a todo riesgo es siempre la mejor opción y la más completa para circular por la vía pública con todas las medidas de protección posibles y con todas las coberturas añadidas, cosa que puede facilitarnos mucho la vida. 

¿Qué otros seguros se pueden elegir para un vehículo de alquiler?

  • Seguro de Responsabilidad Civil a terceros: Esta póliza cubrirá ante cualquier daño material que provoquemos a otros vehículos con el coche de alquiler. Como en el seguro a terceros de cualquier coche particular, también se incluyen los gastos médicos que se ocasionen a terceros conduzcas tú o cualquier otro de tus compañeros de viaje autorizados para ello. En el contrato del alquiler se refleja el límite máximo de cobertura, la cual puede variar en función de la compañía con la que se realiza el acuerdo.
  • Seguro de accidentes personales: La diferencia con el seguro de Responsabilidad Civil es que en este caso la póliza cubre tanto al conductor como al resto de ocupantes si ocurre algún accidente. Tiene coberturas en caso de fallecimiento y los gastos médicos que se deriven de este.
  • Suplemento de seguro de Responsabilidad Civil: Esta es una cobertura añadida que resulta de utilidad si a ti o a los conductores que figuren como autorizados para el coche os reclaman lesiones o daños a terceros, ya que incrementa el importe máximo de la indemnización.
  • Asistencia en carretera: Esta asistencia te cubre básicamente si tienes algún percance o emergencia, como perder las llaves del coche, pinchar una rueda o un fallo de la batería. Pero ojo, no lo confundas con la asistencia en caso de avería, ya que se trata de otra cobertura -importante también- que cubre cualquier fallo de índole mecánica que pueda presentar el coche y del que no sea responsable el conductor.

Calcula tu seguro de coche y encuentra la opción que más se adapte a tu próxima escapada. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS