Cotos de caza en Ávila

Si te planteas hacer un recorrido de cazador por la geografía española, hoy te descubrimos algunos cotos de caza que puedes encontrar en Ávila. Caza

La práctica de la caza tiene su origen desde el mismo momento en el que surge la especie humana. Se trata de una actividad intrínsecamente unida al ser humano, ya que, la caza como tal no existiría sin él (aunque los animales depredadores sí la practican por pura supervivencia) y el ser humano no existiría sin la caza. Originalmente, los humanos éramos trashumantes y practicábamos la caza para alimentarnos y vestirnos. 

Hoy en día, la actividad cinegética es considerada, para muchos, un deporte que facilita el contacto con el medio ambiente y aquellos que la practican, siempre con seguro de cazador y su licencia de caza correspondiente, además de responsabilidad, defienden orgullosos su pasión por la naturaleza y la fauna por encima de todo. No debemos olvidar que, independientemente de la actividad lúdica, la caza sirve para controlar plagas, evitar daños mayores, controlar enfermedades de determinados animales salvajes y salvaguardar determinados parques naturales o zonas especialmente protegidas de nuestro país. 

Se estima que, a día de hoy, en España hay alrededor de un millón de aficionados a la caza y, al igual que ya se hacía en la Edad Media, muchos la consideran como una afición elitista en la que, a veces, la propia actividad pasa a un segundo plano, ya que es una ocasión perfecta para hacer negocios en sintonía con la naturaleza o simplemente para pasar un día agradable en buena compañía.

¿Sabías que alrededor del 80% del territorio español forma parte de algún espacio cinegético?

Verdaderamente, tenemos la inmensa fortuna de vivir en un país tan privilegiado en todos los sentidos que podemos presumir de él en cualquier ámbito. La flora y fauna, no iban a ser menos, desde Andalucía, pasando por ambas castillas y subiendo a las frías tierras del norte, hasta la costa mediterránea. ¿Cuántos microclimas tenemos? ¿Cuántos parajes naturales únicos tenemos? ¿Qué pasa con el lince Ibérico, el toro bravo, el caballo marismeño (del que se cree desciende el famoso Mustang norteamericano) o la Dehesa? ¡No existen en ningún otro país del mundo!  Y si miramos al cielo, ¿sabíais que por España pasan cada año miles de aves en su cruzada hacia tierras cálidas en invierno y su regreso hacia el norte de Europa en verano? Grullas, flamencos e incluso jilgueros blancos. 

¡Qué privilegio! La cosa es para presumir… 

Una provincia que sí puede presumir a viva voz de parajes naturales únicos y una riqueza de fauna extraordinaria es Ávila. Además, por su ubicación y cercanía a Madrid, recibe visitas de aficionados, siempre que sea época, prácticamente a diario. 

La caza en la provincia de Ávila supone un gran empuje socio-económico beneficiándose de ella desde bares y gasolineras de carretera hasta guarnicioneros, hospedajes y pequeños comercios. Viendo cómo está el panorama en las últimas décadas con la “España vaciada”, todas las vías de negocio que puedan crearse en localidades con menos de 500 habitantes, siempre son bienvenidas.

¿Cuántos cotos de caza hay en Ávila?

En la década de los 70, se aprueba la primera Ley de Caza y comienzan a crearse de forma legal los cotos, las reservas y las vedas en España. Además, comienza a regularse la actividad cinegética y se imponen las primeras medidas hasta llegar a las leyes que tenemos hoy en día que, aunque pueden variar entre unas provincias y otras, las esenciales son básicamente las mismas. 

El 80% del territorio español al que nos referíamos anteriormente supone alrededor de 50 millones de hectáreas, de las que un 72% son cotos de caza y el resto se divide en zonas de caza controlada, reservas dedicadas a la caza o clubes deportivos y sociales. Viendo esta cifra nos damos cuenta de la gran magnitud e importancia que sigue teniendo esta actividad tanto para la flora y fauna como para la economía e incluso la agricultura en todo el país. 

La Junta de Comunidades de Castilla y León publica cada año un listado de cotos de cada dividido en cada una de sus provincias donde se pueden practicar tanto caza mayor como caza menor.  

La provincia de Ávila es rica en valles, encinares o serranías, además de disponer de ríos y riachuelos con abundante agua durante todo el año convirtiéndose en un hogar privilegiado para alrededor de 400 especies animales como gamos, ciervos, jabalíes, macho montés o muflones.

¿Qué requisitos se necesitan para cazar en Ávila?

En primer lugar, es necesario disponer de una licencia de caza (que se renueva cada año) y, para dicha licencia, será obligatorio contratar un seguro de cazador mínimo a terceros. 

Además, dependiendo de la compañía elegida, el tomador podrá elegir tantas coberturas como necesite llegando hasta incluso poder asegurar a los perros de caza o a los acompañantes. 

Ya que se practica, seamos responsables; tener todos los papeles en regla puede evitarnos muchos problemas. Como cualquier otra práctica relacionada con el ocio, todo requiere su compromiso y esfuerzo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS