Cotos de caza en Burgos

Cotos de caza en Burgos Caza

En este artículo podrás informarte acerca de

Cuando salimos a disfrutar de nuestra afición favorita tratamos de hacerlo en las mejores instalaciones posibles y esto por supuesto es también de aplicación a la caza. Un coto de caza no es una extensión de terreno delimitado donde salir a dar un paseo con escopeta y perro, sino una instalación que debe ser mantenida y gestionada de manera eficaz, para que se convierta en un espacio atractivo al que los cazadores quieran volver.


Como es habitual, desde El Corte Inglés Seguros queremos poner a tu disposición información acerca de los mejores espacios donde practicar la caza, esta vez en la provincia de Burgos. No olvides que también tienes la opción de contratar nuestro seguro de cazador, con el que podrás tener cubierta la responsabilidad civil por daños accidentales a terceros, así como indemnizaciones en caso de daños propios.

La caza mayor en Burgos

Si nuestra pasión son los ganchos y las monterías, podemos buscar nuestros trofeos en cotos como el de Valluércanes, a media hora del municipio de Miranda de Ebro. En este coto podremos organizar nuestra montería de jabalí, así como disfrutar de la caza de una de las especies más emblemáticas de la provincia de Burgos, como es el corzo.  

Otro de los cotos de caza mayor que podemos destacar es el de Valle de Mena, donde la caza de ciervos hembra se organiza al efecto de controlar la evolución de esta especie en el valle, ya que se encuentra en un momento de alta expansión. Otras especies que podremos encontrar son también el jabalí y el corzo, sin dejar de lado la posibilidad de pasar a la caza menor, ya que son zonas ricas también en codorniz y perdiz.  

Para la caza de corzo, así como la de ciervo y jabalí, podremos acudir también a la Sierra de la Demanda, que ofrece parajes de una belleza espectacular donde se puede disfrutar de intensos amaneceres a la espera de que asome el ejemplar buscado. 

La caza menor en Burgos

Cuando hablamos de caza en Burgos no podemos dejar de nombrar la torcaz, el faisán, la perdiz y la codorniz, así como la liebre o el conejo. Se trata de especies en las que la provincia de Burgos se ha destacado entre el resto de la región de Castilla y León, particularmente cuando hablamos de la codorniz, superando al resto de provincias en número de ejemplares abatidos.  

En cuanto a los cotos, debemos nombrar el grupo Serbal, quien se enorgullece de haber gestionado su especie estrella, la perdiz, hasta haber logrado el mantenimiento natural de la especie, con aquellos ejemplares que han sobrevivido de una temporada a la siguiente y han podido reproducirse. Así, una vez introducida la perdiz mediante repoblación, se pasa a su aclimatación al terreno y finalmente a su recuperación.  

Sus terrenos acotados buscan también proporcionar al cazador esos lances que luego se recuerdan y se cuentan. Así, podremos entrar en zonas de pinares y robledales, así como espacios de monte bajo y sembrados de cereal donde poner a prueba a nuestros perros.  

En este coto no han dejado de lado el servicio y la seguridad, y para ello, se han dotado de un punto de aterrizaje para helicópteros de rescate que puedan ser necesarios en una emergencia, así como de pistas por las que se garantiza una extracción rápida del acotado.  

Otro de los cotos que deben nombrarse es el de Cernégula, a 30 kilómetros de la ciudad de Burgos. En este coto podremos organizar nuestra jornada de caza con la ayuda de guías y guardas propios del coto, que nos ayudarán en todo momento a disfrutar de la actividad. Paloma, faisán, codorniz y perdiz se encuentran entre las especies que podremos cobrar en nuestra jornada de caza en Cernégula.  

En la Sierra del Gayúbar, conocida también como Peña del Gayúbar, se encuentra el coto del mismo nombre, un coto que destaca por su belleza paisajística y el aprovechamiento de sus recursos naturales. Monte bajo y sembrados de cereal se alternan con áreas de bosque, proporcionando al cazador un abanico de lances que hacen que este coto se encuentre en la memoria del que ya ha pasado por allí alguna vez.  

Por último, cotos como Monte Polanco o La Espejela se cuentan también entre los seleccionados en la provincia de Burgos, ya que han sabido mantener el equilibrio correcto entre el servicio al cazador y la protección y cuidado de las especies dentro de sus espacios acotados. La organización de sus jornadas de caza recae sobre guías cinegéticos de gran experiencia, que nos llevarán a disfrutar de los lances más esperados.  

Recuerda que tienes a tu disposición un seguro para cazador con el que tendrás garantizada la responsabilidad civil ante cualquier daño accidental que pudiéramos ocasionar a terceros en una jornada de caza.  

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS