Cotos de caza en León

En León podemos encontrar un montón de maravillas arquitectónicas que visitar, así como parajes naturales donde practicar, en las zonas habilitadas para ello, el deporte de la caza. Hoy te contamos cuáles son algunos de los cotos más interesantes. Caza

 

Pocas regiones ofrecen parajes tan espectaculares para la práctica de la caza como Castilla y Léon y dentro de esta región, se hace necesario destacar la provincia de León. Paisajes de cultivos y viñas compiten en belleza con aquellos desde los que podemos admirar cordilleras tan destacadas como los Picos de Europa en un lado, o los Ancares en el otro, así como áreas tan conocidas como El Bierzo o la Maragatería, con la localidad de Astorga a la cabeza. 


Si tu deporte es la caza, recuerda que el seguro de cazador podrás contratarlo con nosotros y dedicarte así con toda tranquilidad a disfrutar de los paisajes y de los trofeos de caza que te ofrecen los cotos en León.

Desde el Este y hacia el Sur

Entrando a la provincia desde el este enseguida encontramos la comarca del Cea, con municipios que heredan su nombre y del que varios cotos a su vez han decidido tomar el nombre: Santa María del Valle de Cea o Bustillo de Cea son dos ejemplos. También podemos encontrar los cotos de Villacalabuey y de Banecidas, que como los anteriores, destacan principalmente por sus especies de caza menor. 

Así, no encontraremos en estos cotos grandes desniveles o cumbres que adornen nuestro día, pero sin embargo, sí que tendremos una gran cantidad de trofeos con los que premiar nuestra caza. Son especialmente ricos en codorniz, una especie en cuya recuperación se ha visto inmersa la región mediante el programa “Coturnix”, liderado por la Real Federación Española de Caza y la Universidad de Lérida. 

Sin embargo, no podemos dejar de nombrar otras especies como la paloma torcaz, la perdiz y la tórtola, aves que también esperan nuestra visita. Con algo menos de frecuencia también podremos ver otras especies como la liebre o el conejo.

La Maragatería

En la zona algo más centrada de la provincia encontramos la localidad de Astorga, la reina de la zona de la Maragatería. Una comarca de gran interés turístico, en la que podremos disfrutar un día de nuestro deporte, y quizá dedicar el segundo día a visitar su Ayuntamiento, su Catedral, o el Palacio Episcopal, obra de Antonio Gaudí. Y no debemos dejar de recomendar probar el Cocido Maragato, aunque, eso sí, ¡debemos haber hecho hambre para poder con él!

Los cotos que podemos encontrar en la zona son el de Bustos, en el que además de codorniz y perdiz, podremos encontrar también tórtola o torcaz, así como conejos y liebres. Poco a poco vamos introduciendo la caza mayor y hay que destacar la presencia en la comarca de corzos y jabalíes. Su presencia es destacada en cotos como el de Tejados, también perteneciente a esta comarca.

Los Ancares Leoneses

Si seguimos hacia el noroeste, pronto encontraremos la zona de El Bierzo, conocida por su belleza paisajística, así como por pueblos como Villafranca del Bierzo, Balboa, Candín, Peranzanes o Lillo del Bierzo. 

Toda esta zona fue declarada Reserva de Caza en 1973, y funciona desde entonces como tal. Su oferta cinegética más destacable es probablemente la caza a rececho de rebecos, aunque desde la reintroducción en la zona de la cabra montés, la caza de esta especie ha dado también grandes trofeos a los cazadores. 

A rececho podremos también cazar otras especies como el ciervo, y en particular, el corzo, una especie que es fácil encontrar en toda esta Reserva. Asimismo, podremos organizar batidas y ganchos de jabalí, otra de las especies reinas. Y quizá tengamos la posibilidad de avistar al lobo, otro habitual de la zona.

Liebre, conejo y codorniz son también habituales de estos montes, si nuestra decisión es la caza menor, sin olvidarnos de la torcaz, la tórtola e incluso la perdiz, en su variante rubia y su variante parda.

Riaño y Mampodre, dos Reservas más

Tratando de cerrar el círculo que empezamos por el este, hacia el sur, el oeste y vuelta al norte, llegamos a las Reservas Regionales de Caza de Mampodre y de Riaño, situadas ambas en el Norte y Nordeste de la provincia, en zonas desde las que ya podemos admirar la belleza de la cordillera de los Picos de Europa.

Así, deberemos demostrar nuestra forma física cuando decidamos cazar el rebeco a rececho en cotos como Mampodre o Puerta de Faro, sin dejar de lado otras especies como corzos y ciervos. También tendremos la posibilidad de liderar pequeños ganchos para dar caza al jabalí, rico en la zona, y de nuevo podemos tener la posibilidad de dar caza al lobo ibérico, especie particularmente difícil. Completamos la oferta con la caza menor, entre las que destacan las perdices pardas y rubias, las liebres y los conejos

Siguiendo hacia el este entraremos en la reserva de caza de Riaño, en la que encontraremos un gran número de trofeos, desde aquellos de caza menor, como la perdiz, la torcaz y la becada, a la caza mayor, donde de nuevo, el rebeco lidera la oferta al cazador, sin dejar de lado el jabalí o el corzo. Mención especial ha de tener el sonido de los venados retándose en los cotos de Sajambre y Valdeón, experiencia con la que veremos cumplido nuestro afán por disfrutar de las distintas especies de la zona.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS