¿Para qué puedo pedir un préstamo personal?

Primero debes buscar otras alternativas y ser consciente de qué tipo de necesidad Consejos y curiosidades en el Blog de El Corte Inglés Seguros. Finanzas

Puede que alguna vez, sobre todo cuando vemos publicidad al respecto, nos hayamos planteado pedir un préstamo personal, sin tener muy claro ni siquiera para qué. Así que vamos a intentar desgranar las razones por las que y para qué se podrían pedir préstamos personales.

¿Cuándo se debe pedir un préstamo?

Un préstamo personal es una especie de adelanto de dinero (no demasiado) que cualquier persona, mayor de 18 años, que cumpla unos determinados requisitos, puede solicitar puntualmente a una entidad financiera para solventar una necesidad concreta en un momento dado. A cambio, el prestatario (persona que lo pide) deberá devolver la misma cantidad (denominado capital del préstamo) más los intereses previamente fijados en el contrato mediante pagos periódicos (cuotas) también delimitados en el contrato legal.

Además, también deberá hacerse cargo de los gastos propios de la operación. Esto suele ser así siempre y, aunque hay variaciones entre unas entidades y otras, estamos más o menos ante el mismo intercambio.

Solo se debe pedir un préstamo si sabemos que vamos a ser capaces de devolverlo

Un préstamo personal solo debe pedirse cuando necesitemos una cantidad de dinero de manera urgente y estemos seguros de que podremos devolverlo, ya que, de no cumplir con las cuotas, podríamos tener problemas legales y acabar sufriendo algún tipo de embargo.

Motivos más frecuentes por los que se pide un préstamo

Hay diferentes razones por las que las personas acaban solicitando un préstamo personal, y son de lo más variado. Hemos recogido algunas de ellas:

  • Para combinar otras deudas. Así, en un solo pago te irás quitando todas las que tengas. Eso sí, no todas tienen los mismos intereses y características, así que asegúrate de dejar todo bien atado.
  • Para poder pagar con la tarjeta de crédito.
  • Para hacer reformas en casa. ¿Sabías que también puedes pedirlo en efectivo? Quizá para pagar a alguno de los profesionales o importes pequeños de material sea más cómodo.
  • Para atender algunos gastos médicos que pueden surgir por no tener contratado previamente un buen seguro de salud.
  • Para organizar una boda, por aquello de que “es una vez en la vida”, quizá pedir un adelanto pueda venirte de maravilla.
  • Para irse de vacaciones (aunque no lo recomendamos, suele resultar bastante mejor opción ahorrar a lo largo del año).
  • Para abrir un negocio que requiera poca inversión
  • Para estudiar en una universidad privada, por ejemplo. Esta práctica es algo muy habitual en EEUU 

Si bien es cierto que aunque puede resultar muy tentador contar con un dinero extra cuando lo necesitemos (pidiendo un préstamo) no debemos abusar de ello, dado que las entidades financieras consultarán si actualmente adeudamos otros préstamos, y nos fijarán las condiciones y las cuotas en función del riesgo que presentemos, es decir, que no podremos pedir préstamos infinitos, porque llegará un punto en el que, si tenemos concedidos varios préstamos, las entidades no nos prestarán más hasta que hayamos finalizado por completo el pago de alguno de ellos.

¿Qué necesito para pedir un préstamo?

Se llaman préstamos personales porque las entidades no suelen contar con una garantía especial para cobrar la cantidad que han prestado. La única garantía genérica son los bienes presentes y futuros del posible deudor (aquel prestatario que no devuelve las cuotas fijadas mes a mes). 

Se necesitará de manera habitual aportar la documentación (DNI, NIF o pasaporte) al solicitar el préstamo y firmar un contrato cuando las dos partes estén conformes con lo acordado, en el cual se fijarán las condiciones y las cuotas. En algunos casos, cuando el préstamo es importante, suelen pedir más documentación, como la vida laboral o una nómina (para comprobar tus ingresos y calcular el tamaño del préstamo).

En El Corte Inglés Seguros tenemos como objetivo garantizar a nuestros clientes los seguros más competitivos y ofrecer los mejores productos de Ahorro e Inversión, pero si lo que necesitas es un préstamo, debes saber que quien se encarga de esos trámites es la Financiera de El Corte Inglés, a la que podrás acceder desde su web.

Si estás interesado en obtener más información al respecto, no dudes en contactar con nuestros asesores especializados a través de nuestra página web, que estarán encantados de informarte sobre todos estos productos, incluido nuestro producto estrella: los planes de pensiones El Corte Inglés

5 consejos para pedir un préstamo personal

Se deben tener en cuenta una serie de factores antes de pedir un préstamo personal, por lo que te ofrecemos algunos consejos que pueden ser muy útiles si en algún momento deseas solicitar un préstamo de este tipo:

Pedir solo la cantidad que necesitas

Si pides una cantidad mayor, estarás también pagando mayores intereses, por lo que trata siempre de ajustar la cantidad de dinero “necesaria”.

Trata de devolverlo lo antes posible

Al solicitar un préstamo, debes darle prioridad a cubrir los pagos periódicos de la deuda, tratando, en la medida de lo posible, de reducir el plazo de amortización, es decir, si consigues ahorrar algo, es interesante que lo destines a reducir el tiempo del préstamo, ya que estarás recortando intereses (a quien devuelve el préstamo pronto, le sale más barato).

Realiza los pagos a tiempo

Si nos retrasamos en abonar una cuota, la entidad financiera podrá aplicarnos un recargo a modo de penalización, por lo que deberemos siempre pagar en el momento pactado en el contrato de préstamo. De manera totalmente transparente, los contratos de este tipo cuentan con un apartado en el que podremos consultar las fechas y las cantidades a abonar con total precisión (además, en la mayoría de los casos, también aparece un desglose de intereses y deuda amortizada).

Justifica las razones del préstamo

Al solicitar un préstamo a una entidad financiera, se debe justificar en qué se va a invertir ese dinero (ya sea para dar la entrada de un coche, en gastos médicos o de educación, en realizar una reforma en nuestra casa, etc.). En algunos casos, habrá que aportar la documentación correspondiente; en el caso de la reforma en casa, por ejemplo, el documento a aportar sería el presupuesto de la empresa que vaya a realizar la reforma con el desglose de los gastos.

Pon atención ante los “préstamos express”

Algunas entidades se dedican a agilizar estos trámites y a realizar el préstamo en unas pocas horas, pero esto suele ser un reclamo y no lo que parece, ya que los gastos de gestión y los intereses suelen ser mayores que cuando una entidad se toma su tiempo para estudiar tu caso en particular, ya que, en general, te ofrecerán mejores condiciones.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS