¿Qué es usufructo? Te lo mostramos con algunos ejemplos

Tener el usufructo de una vivienda o cualquier otro bien es algo con lo que puedes estar familiarizado si eres beneficiario de una herencia, por ejemplo. Queremos contarte qué es el usufructo, así que empieza a leer. Finanzas

Si hablamos de herencias, seguro que te suena la palabra “usufructo”. Es uno de los derechos más habituales cuando nos referimos a estas cuestiones y tiene que ver con la conocida como nuda propiedad de una actividad o un bien.

El usufructo facilita y hace posible lo que llamamos uso y disfrute de algún bien sin ser su propietario. Aquel que disfruta del bien se convierte en usufructuario, y el propietario real de dicho bien, se conoce como nudo propietario.

¿Qué es usufructo?

El usufructo entra dentro de la categoría de los llamados derechos reales, y por este derecho, se otorga la posibilidad de disfrutar de un bien ajeno del que no se es propietario. El usufructuario podrá usarlo y disfrutar de ese bien, pero no tiene su propiedad legal.

Ejemplos de usufructo

El ejemplo más conocido del usufructo es aquel en que uno de los cónyuges fallece. La vivienda en la que habitaban sigue generalmente siendo el domicilio habitual del cónyuge supérstite, aunque solo le pertenece el cincuenta por ciento de esa propiedad: por herencia, el otro cincuenta por ciento pasa a ser propiedad de sus hijos y herederos. 

Si tras un fallecimiento, se deja a una persona el usufructo de bienes que se encuentren alquilados, hay que tener en cuenta que los rendimientos de ese alquiler pertenecerán al usufructuario. Imagina por ejemplo que te dejaran en usufructo un local donde esté instalada una empresa, un comercio o un establecimiento de hostelería. También podría pasar en el caso de explotaciones ganaderas o agrícolas, o de tierras dedicadas al cultivo.

Otro bien que se puede dejar en usufructo es el dinero.  Pueden dejarte una cantidad de dinero en usufructo, pero tienes que devolverlo cuando acabe el plazo que se haya estipulado. Lo que te facilita esta situación es poder colocar ese dinero en un plan de ahorro que te genere unos rendimientos, que serían legítimamente tuyos, y poder devolver el dinero inicial cuando llegase el momento. 

Existen varios tipos de usufructo, aunque el más conocido es el vitalicio de una vivienda

También podrías destinarlo a un plan de pensiones, aunque lo mejor en caso de ser usufructuario de una cantidad de dinero es consultar con nuestros expertos en seguros que te asesorarán de la mejor manera para que puedas obtener los mejores réditos de tu derecho de usufructo.

Las acciones o participaciones de una sociedad también pueden ser otra forma de disfrutar de un usufructo. Esto te permitiría recibir los beneficios que se originen, aunque el nudo propietario continuase ostentando la propiedad de esas acciones.

¿Qué es el usufructo vitalicio?

El usufructo vitalicio se mantiene durante toda la vida del usufructuario, y acaba con su fallecimiento. Es el correspondiente al usufructo legal, cuyo ejemplo perfecto es el anteriormente expuesto del cónyuge viudo, que lo mantendrá para el resto de su vida.

Pero hay otros tipos de usufructo que pudieran darse:

  • Usufructo temporal: aquel que dura un tiempo concreto. El plazo de tiempo lo establece quien hace testamento si se trata de un usufructo voluntario. Si no es el caso, será un juez el que decida el plazo que durará este usufructo. 
  • Usufructo voluntario: se determina de manera voluntaria (de ahí su nombre) y se refleja en el testamento. Podemos poner el ejemplo de dos hermanos que compartieran unas tierras y su producción. Si uno de los dos fallece, el que sobrevive podría disponer del usufructo, aunque en realidad la propiedad sería de los herederos (habitualmente los hijos). 
  • Usufructo legal: se da por imperativo legal. En España es el que corresponde al usufructo por parte del cónyuge viudo cuando su pareja fallece. Es conocido como “la legítima” (del cónyuge viudo) y está estipulado que, de haber hijos o descendientes, el viudo podrá disponer del usufructo del tercio de mejora. Si quedaran ascendientes (y no hijos), el viudo podría disfrutar de la mitad de la herencia; de no haber hijos ni ascendientes, el usufructo se referiría a las dos terceras partes del total de la herencia.

¿Se puede quitar el usufructo vitalicio?

En principio, el usufructo vitalicio puede dejar de existir por varias razones, aunque las más comunes son la muerte del usufructuario, en cuyo caso la propiedad pasa directamente a manos del nudo propietario (aunque hay cierta burocracia que atender, no te despistes si es tu caso), porque el usufructuario renuncie a ese uso y disfrute del bien del que se trate o por la pérdida de ese bien (que una casa objeto de ese usufructo desapareciera en un incendio o una riada, por ejemplo). También puedes perder un usufructo si no utilizas durante seis años el bien mueble del que has heredado ese derecho de uso, u once años si hablamos de un bien inmueble.

¿El usufructo se hereda?

No. El derecho de usufructo muere con el usufructuario, por lo que no se puede heredar. Sí se podría ceder ese usufructo si se renuncia a favor de un hijo que fuera legalmente heredero. Eso sí, para poder hacer esta operación, hay que aceptarlo en primera instancia para proceder después a su cesión y, por tanto, habrá que tributar por este concepto.

¿Qué es el usufructo en una vivienda?

El concepto de usufructo cuando nos referimos al tema de la vivienda es, ni más ni menos, que el ejemplo que hemos dado más arriba: Una persona al fallecer, deja el usufructo de una vivienda a un tercero, que puede disfrutar de ella durante toda su vida, a no ser que en el testamento se disponga un plazo determinado. Es obligación del usufructuario mantenerla en buen estado y condición de habitabilidad, corriendo con los gastos de mantenimiento necesarios para ello (así como los impuestos que existan sobre ella), aunque no puede vender ni hipotecar esa vivienda al no ser el nudo propietario (sí podría alquilarla). Ese nudo propietario, por su parte, no podría usar la vivienda objeto del usufructo mientras este siguiera en vigor.

¿Qué derechos tiene el usufructuario de una vivienda?

Como venimos relatando, los derechos son los de usar y disfrutar de esa vivienda como si fuera suya durante el tiempo que esté con vida, pudiendo incluso alquilarla.

¿Cuánto dura el usufructo de una propiedad?

El usufructo de una propiedad es generalmente vitalicio, a no ser que en la redacción del testamento se estipulasen otras condiciones, en cuyo caso habría que atender a la última voluntad del testador. El beneficiario puede disfrutar de esa propiedad y sus rendimientos durante el resto de su vida, manteniéndola en buen estado de conservación.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS