Campana extractora, ¿la cubre el seguro de hogar?

La campana extractora es ese electrodoméstico que generalmente viene “de serie” con nuestras cocinas. Parece que nunca se estropea, o quizá menos que otros. Pero si esto pasara ¿la cubriría nuestro seguro de hogar? Seguridad en el Hogar

Cuando contratamos un seguro de hogar, normalmente tenemos en cuenta ciertas coberturas que son las más comunes, como robo, daños materiales por agua, por incendio, etc., pero sin embargo, pasamos por alto otras que no solemos pensar que sean importantes pero que, si no las hemos contratado, nos pueden dar un disgusto más de una vez. Es el caso de las roturas de sanitarios, de muebles o de electrodomésticos, entre los que se encontraría la campana extractora. Ahora bien, seguramente te estés preguntando si, en caso de sufrir una avería o una rotura, la campana extractora estaría cubierta por el seguro de hogar o, si, por el contrario, sería una de esas exclusiones de las pólizas que plantean algunos seguros. 

¿Cubre el seguro de hogar la campana extractora?

Pues bien, como todos los electrodomésticos,  lo primero que debemos hacer con la campana extractora es mantenerla en perfecto estado. Debemos asegurarnos de que está siempre impecable, libre de grasa y que los filtros están limpios. Así, por un lado, evitaremos malos olores y, por otro, minimizaremos el riesgo de que se produzca un incendio en nuestra casa en caso de que se prenda fuego una sartén o cualquier otro elemento mientras cocinamos.

La campana extractora se puede romper, averiar o incendiar por un cortocircuito, al igual que la lavadora, la secadora, el horno, etc. o, como hemos dicho anteriormente, porque se prenda fuego algún elemento mientras cocinamos. Normalmente, los seguros más básicos de hogar no cubren la campana extractora, ya que las garantías incluidas en este tipo de pólizas son escasas y normalmente están destinadas a proteger la vivienda de los daños por incendio y los daños a terceros: lo que denominamos Responsabilidad Civil. 

En cambio, un seguro de hogar más completo sí suele cubrir la campana extractora, bien como una garantía incluida dentro de la propia póliza, bien como una garantía adicional que podemos contratar aparte para hacer de nuestra póliza un producto más completo que nos proteja más. Sería la garantía de daños materiales, que ofrecen prácticamente todas las pólizas del mercado pero que dependiendo de la aseguradora tendrá una cobertura más o menos amplia.

Como toda póliza tiene sus condiciones, sus coberturas, sus limitaciones y su letra pequeña, habrá que leer atentamente la cláusula de la nuestra en la que se habla de los daños materiales y examinar qué es lo que incluye y qué no. Hay algunas pólizas que no cubren daños si el electrodoméstico tiene más de 10 años, otras que sólo cubren algunos electrodomésticos como pueden ser la lavadora, el lavavajillas o la televisión y otras –la mayoría– que excluyen electrodomésticos de pequeño tamaño. En cambio, existen seguros multirriesgo de hogar muy completos que suelen cubrir todas las roturas accidentales de mobiliario de la vivienda, incluyendo por tanto, los electrodomésticos de gran tamaño (aquí suelen estar excluidos los pequeños) como lo es la campana extractora.

Seguro de hogar: tranquilidad para ti y los tuyos

Ahora que hemos arrojado un poco de luz sobre si el seguro de hogar cubre la campana extractora, vamos a esclarecer si realmente es necesario o es obligatorio un seguro de hogar, 

para qué sirve y cuáles son los diferentes tipos de pólizas que pueden existir en función de las necesidades personales del titular y de la vivienda asegurada.

En España, el seguro de hogar no es obligatorio excepto cuando sobre la vivienda pesa una carga hipotecaria. En ese caso, la entidad bancaria obliga a un seguro básico contra incendio que se haga cargo del continente de la vivienda. Como probablemente ya sabréis, en los seguros de hogar se pueden asegurar principalmente dos componentes de una vivienda: el continente –que es la estructura de la casa, paredes, techo, instalaciones de agua y electricidad– y el contenido –que son los bienes que se encuentran dentro de la vivienda–. A la hora de contratar una póliza, se puede asegurar solo continente, sólo contenido o los dos.

El hecho de contratar un seguro de hogar más o menos completo dependerá del valor de la vivienda y de lo que tengamos dentro de ella. No es lo mismo un seguro para una segunda residencia que normalmente tiene poco mobiliario y de un valor no muy elevado, que hacerlo para una vivienda habitual, que amueblas con mayor cuidado y detalle y en la que guardas toda tu vida. 

Las coberturas más comunes que se suelen asegurar en una póliza de hogar son: 

  • Cobertura en caso de incendio, que es la básica.
  • Responsabilidad Civil, con la que aseguramos nuestra responsabilidad ante los daños que podamos causar a otras personas o viviendas.
  • Daños por lluvia, viento, nieve o granizo, siempre dentro de los límites que establezca la póliza.
  • Daños por agua, en caso de que, por ejemplo, se rompa una tubería.
  • Daños eléctricos, como los causados por un cortocircuito.
  • Actos vandálicos, con exclusiones.
  • Cobertura por robo, con límites cuando se trata de dinero o joyas.
  • Daños estéticos.
  • Daños por roturas de cristales o espejos, por ejemplo.
  • Servicio de asistencia en el hogar.
  • Defensa jurídica.

En El Corte Inglés Seguros contamos con un tarificador, una herramienta de gran utilidad, en el que podremos comprobar, de un vistazo, la cuantía de nuestra prima de hogar en base a las coberturas de hogar que elijamos. Además, contamos con los mejores expertos que te podrán asesorar personalmente y sin compromiso para ayudarte a elegir la mejor póliza de hogar para ti y tu vivienda.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS