¿El seguro de hogar cubre las goteras?

¡Una gotera! Lo primero, colocar un cubo para recoger el agua. Lo segundo, pararse a pensar: ¿estamos cubiertos por nuestro seguro? Seguridad en el Hogar

Si hacemos una búsqueda en Internet tratando de encontrar el siniestro casero que los españoles comunicamos con mayor frecuencia, ahí encontraremos las goteras. Las compañías aseguradoras son conocedoras, también, de estas estadísticas, por lo que muchas incluyen en sus seguros de hogar una cobertura prevista para los daños por agua. 

Aun así, como es habitual, existen algunas exclusiones que es bueno saber, ya que si la gotera se ha producido por un mal aislamiento de la terraza o por falta de mantenimiento, la aseguradora podría no hacerse cargo de la reparación.

La cobertura de daños por agua

Se trata de una de las coberturas más usadas, como decíamos al principio y forma parte de casi todas las pólizas de seguro de hogar. Al ser un siniestro tan habitual, las compañías aseguradoras han tenido tiempo más que suficiente de diseñar esta cobertura, por lo que, en la actualidad, existen diferencias en cómo se aplica esta cobertura. 

Para saber cómo va a actuar la aseguradora, lo primero es detectar cómo se ha producido la gotera. Si tenemos una mancha en la pared por la que está surgiendo alguna gota, es posible que se haya producido algún desajuste en las tuberías de la calefacción –por ejemplo– provocando una filtración y de ahí la gotera en la pared. 

Si la gotera aparece en nuestro techo, lo habitual es preguntarnos qué tenemos por encima de la habitación en la que se ha producido; si tenemos otra vivienda podemos pensar en una pequeña inundación en la vivienda del vecino; si, por el contrario, tenemos encima una terraza propia, debemos acudir a otros posibles orígenes, como puede haber sido la acumulación de agua tras una lluvia intensa o una mala impermeabilización del suelo.

Si el daño a nuestra vivienda lo ha provocado un tercero, nuestro seguro intervendrá en la posible reclamación de la indemnización por los daños que hemos sufrido. También responderá en el caso de que, por ejemplo, se rompa un manguito de la lavadora que provoque una inundación en nuestro hogar, levantando el parqué, dañando algunos muebles y probablemente causando, además, daños a otros vecinos o a la comunidad de propietarios. 

Gotera que ocasionamos o gotera que se nos ocasiona

Se trata de otro de los eventos habituales, encontrarnos con que tenemos una gotera en el techo producida por un problema que se ha dado en la vivienda superior a la nuestra. O viceversa, recibimos una llamada de nuestro vecino de abajo que nos indica que le ha salido una gotera en determinada estancia. 

En el caso de que seamos nosotros quien provocamos el daño, se activa la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros, de manera que, en caso necesario, se pueda reparar la gotera sin gastos asociados, haciéndose cargo la póliza del vecino que haya provocado el daño.

Una comparativa rápida

Todas las compañías con las que trabajamos en El Corte Inglés Seguros incluyen en sus coberturas de daños por agua el 100% de los gastos que se ocasionen por daños al continente y al contenido; las diferencias las podemos encontrar en los gastos de localización y reparación de la avería, así como en otros gastos asociados. 

Así, Allianz Hogar Plus limita al 20% los gastos ocasionados en el continente y en el mobiliario en la localización y reparación de averías, y prevé un límite de 300 euros para la localización y reparación de tuberías si no se ocasionan daños; Generali, en su póliza Hábitat 3.0, limita a 1500 euros los gastos de localización y reparación cuando la avería se ha producido por un evento de congelación; si no ha habido daños, los gastos quedan limitados a 150 euros

AXA, en la póliza Flexible Confort, proporciona el 100% de los gastos sobre continente, contenido, localización y reparación, y añade 500 euros a reclamar anualmente si se ha producido un gasto excesivo de agua debido a una avería

Finalmente, Hogaralia 3.0 de Pelayo prevé el 100% de los daños sobre continente y contenido, así como de la localización y reparación de la avería y del desatasco que hubiese sido necesario para solventarla. 

Como ves, es necesario dedicar un tiempo a comparar los seguros de hogar, no solo en los precios, sino también en las coberturas que ofrece cada uno de ellos, ya que es habitual encontrar diferencias.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS