Me han robado en casa y no tengo facturas

¿Eres de los que guarda todos los tickets y las facturas? ¿O de los que nunca conservan los recibos? Echa un ojo por si decides cambiar de opinión y empezar a conservar comprobantes de tus compras... Seguridad en el Hogar

Los robos en viviendas han estado, están y estarán a la orden del día desde siempre. Rara es la persona que no lo ha vivido en su piel o conoce a alguien que le ha sucedido. 

Los amigos de lo ajeno se reinventan siendo cada vez más organizados y sofisticados. Al igual que surgen nuevos métodos de protección de viviendas, ellos mejoran y modernizan también sus técnicas. Ojalá no fuera así, pero tristemente, los datos hablan por sí solos. 

Como curiosidad, durante los años de pandemia y según uno de los últimos informes de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), Los robos en hogares asegurados, elaborado durante 2021 con datos de 2019 y 2020, los ladrones se han marchado a la costa o a las zonas más despobladas desde la aparición del COVID-19. También debido a la pandemia, llegó la normalización del teletrabajo dando lugar a que, en la mayoría de las viviendas de las zonas urbanas haya, al menos, uno de sus habitantes que trabaja desde casa. Por no hablar de las semanas en las que también ha habido que guardar confinamiento en casa por haber sido contagiado o ser un contacto estrecho.

La pandemia ha supuesto un cambio de paradigma también para los robos en viviendas, ya que han pasado a estar casi siempre habitadas y, por tanto, su acceso se complica. ¿Cuál es la alternativa? La segunda residencia o vivienda vacacional, que en España suele situarse predominantemente en la zona costera, sobre todo en la del Mar Mediterráneo. Aunque dispongamos de medidas antirrobo, el hecho de no estar habitadas hace más fácil el acceso para los cacos. 

Ni que decir tiene, en estos casos, de lo importante que es contar con un seguro de hogar que pueda hacer frente a una indemnización por robo, o incluso a una posible reparación de desperfectos. Ahora bien, ¿cómo funcionan los seguros de hogar en relación a los robos en las viviendas? Bajo estas líneas, resolvemos todas las dudas al respecto.

Pasos a seguir ante un robo en tu vivienda

Lo ideal sería no tener que seguir nunca estos consejos, porque querría decir que no has sido víctima de un robo. De todas formas, disponer de esta información no está de más porque podrás aconsejar a alguien a quien sí le haya sucedido. 

  • Si al llegar a tu vivienda, sea la habitual o la segunda residencia, te das cuenta de que algo no está como debiera o notas que alguien ha estado por ahí, no entres. Llama de inmediato a la Policía o la Guardia Civil. Evita el riesgo de entrar por si acaso alguien sigue dentro. Lo principal es nuestra integridad, los objetos, al fin y al cabo, son solo cosas. Si te has dado cuenta una vez dentro, llama a la Policía en cuanto te percates del hecho. Cuanto antes, mejor y si sientes cierta inseguridad, sal fuera de la casa, ahí estarás mejor. 
  • Evita tocar nada. Deja todo tal y como está para que la Policía pueda verlo, quizá tú no percibas ciertos detalles que para los profesionales pueden servir de gran ayuda. No te pongas a ordenar, ya habrá tiempo para eso. 
  • Una vez se haya revisado la vivienda, deberías hacer una lista, lo más ajustada posible, de todos los objetos que echas en falta y, si es necesario, de los desperfectos causados. 
  • Con toda esta información, lo más recomendable es acudir a una comisaría para presentar una denuncia formal. 
  • Si crees que te falta alguna tarjeta, recibo o algo que tenga que ver con tu cuenta bancaria, cancela todas tus tarjetas y bloquea tus cuentas de inmediato. Además, informar a tu banco también puede ser de gran ayuda. 
  • Da parte al seguro de hogar. Dependiendo de la compañía de seguros con la que lo tienes contratado, así como del tipo de póliza de hogar, tendrás asegurado el contenido de la vivienda, el continente o ambos. El seguro debe conocer de primera mano la lista de todo aquello que te falta y, además, en muchos casos deberás presentar pruebas como facturas o tickets de compra. 
  • Cambia las cerraduras, ordena y pasa una jornada lo más agradable posible en casa para volver a familiarizarte con ella, y si puede ser en compañía de tus amigos o familia, mucho mejor. De esta forma, además del robo, te quedará un buen recuerdo de ese día en tu casa.
  • Acude al médico o a terapia psicológica si así lo requieres una vez pase todo. Cuanto antes tratemos tanto los problemas de salud ocasionados por una vivencia traumática, si se da el caso, mucho mejor.

Me han robado en casa y no tengo facturas, ¿qué puedo hacer?

Si has denunciado el caso ante las autoridades, probablemente ayude si no tienes facturas con que justificar el valor de tus pertenencias robadas. Aunque, cuantas más pruebas se puedan aportar, mejor, claro está. Una cosa que puedes hacer es acudir al establecimiento donde compraste los enseres que te hayan sustraído y pidas copia de las facturas, si tienes cuenta de cliente, o pueden localizarte en su archivo mediante alguno de tus datos personales. 

El seguro de hogar normalmente solicita las facturas de compra de los objetos robados en una vivienda tras un robo

Como cada día nos digitalizamos más, en el histórico de tus aplicaciones de compras o en el apartado de cliente que casi todos nos hacemos en las tiendas online que más utilizamos, aparecerá un listado de tus compras que con toda seguridad servirá para que aportes a tu aseguradora como prueba de compra.

Si te has pasado al e-ticket, guarda en una carpeta en tu correo electrónico todos esos recibos y facturas. Nunca sabes cuándo vas a tener que usarlos.

¿Cómo actuar con el seguro de hogar?

Si tu seguro de hogar tiene una cobertura específica para hacerse cargo de los gastos económicos provocados por un robo, puede que sí necesites presentar, en muchos casos, las facturas de compra de todos los objetos que te han sustraído para que el seguro pueda hacerse cargo de la indemnización. 

Ahora bien, ¿quién guarda las facturas de todo lo que compra hoy en día? La realidad es que es algo que se realiza en muy pocas viviendas, bien por olvido o bien porque no disponemos de esta información. A partir de ahora, guarda bien todas tus facturas, sobre todo las de aquellos objetos valiosos que no tienen su propio seguro (como podría pasar con el Superseguro de Electrodomésticos de El Corte Inglés Seguros, que asegura -gratuitamente los tres primeros meses- muchos de los electrodomésticos que se pueden adquirir en uno de los centros de El Corte Inglés o Hipercor).

Así que lo más recomendable es, a la hora de decantarse por una póliza de hogar tras haber valorado todas las alternativas de seguros de hogar que hay en el mercado, elaborar una lista de todos los objetos, sobre todo los más valiosos, así como su precio, para que el seguro tenga en cuenta desde el primer momento, la valoración económica del contenido de la vivienda y por supuesto del continente. De esta forma, llegado el momento se podrán seguir otras vías para demostrar la propiedad de dichos objetos, aunque no tengamos facturas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS