Pros y contras de instalar una chimenea de gas

¿A favor o en contra de las chimeneas de gas? Descubre las pistas que pueden ayudarte a tomar una decisión. Seguridad en el Hogar

Una chimenea es, para muchos, el elemento soñado de una casa. Los que no la tienen, añoran poder tener una cesta con troncos, decorarla en Navidad y la sensación de hogar que las chimeneas otorgan. Pero la realidad es que no todas las nuevas construcciones están acondicionadas para albergar chimeneas de leña, de las de toda la vida. 

Desventajas de la chimenea de gas, ¿qué debes tener en cuenta?

Hasta ahora, los amantes de las chimeneas se habían resignado a no tenerlas, esperando realizar cada invierno una escapada rural en busca de la tan ansiada chimenea, pero ahora hay infinidad de opciones que reúnen las condiciones necesarias para poder integrarse en nuestro hogar. Ya estamos imaginando las tardes de domingo viendo películas en casa frente al calor de nuestra chimenea.

Una buena alternativa a las chimeneas convencionales, son las chimeneas de gas (propano o natural). ¿A favor o en contra?

Las chimeneas de gas son seguras, eficientes y baratas, por lo que se perfilan como una alternativa muy a tener en cuenta frente a las chimeneas de leña

A priori, la instalación y mantenimiento (sobre todo esto último) de las chimeneas de gas es un poco más caro que las chimeneas convencionales de leña, ¿por qué?

  • El combustible es más caro en las chimeneas de gas
  • Una vez se apagan, dejan de emitir calor, por lo que no conserva el calor residual como las ascuas de una chimenea de leña, que pueden llegar a durar horas después de apagarse el fuego
  • Conllevan cierto peligro, ya que debemos mantener la puerta de la chimenea siempre cerrada mientras esté encendida, porque podría combustionar (aunque sea poco probable que ocurra)

Ventajas de la chimenea de gas

Las chimeneas de gas vienen para quedarse, ya que son una nueva manera de poder disfrutar de una de ellas en casa, aportando un diseño más moderno y sofisticado a nuestro hogar con una mayor capacidad de personalización que las chimeneas tradicionales de leña.

Hay multitud de ventajas por las que elegir una chimenea de gas antes que una de leña:

  • Mayor higiene y limpieza, ya que no habrá humos en casa, ni tampoco ceniza ni olor en el ambiente
  • Mayor comodidad a la hora de encenderla y apagarla
  • Mayor eficiencia y seguridad en las chimeneas de gas más novedosas
  • Su instalación no requiere obras ni grandes cambios estructurales en la vivienda, por lo que será bastante sencilla de colocar
  • No se requiere la limpieza anual de la chimenea por parte de un deshollinador, ya que el sistema es completamente distinto y no hará falta una limpieza a fondo 

¿La chimenea de gas puede estar cubierta por el seguro?

Cuando nos decidimos a hacer un seguro de hogar, ya sea por primera vez o al cambiar de compañía, una de las cosas que buscamos es añadir las mejoras que le hayamos hecho a nuestra casa, y normalmente la chimenea será una de ellas. No existe una normativa clara al respecto, por lo que en nuestro país podremos asegurarla de distintas formas según la compañía que elijamos. 

Una de las cosas que podremos asegurar de nuestra chimenea de gas será la puerta de cristal (la mayoría de ellas están equipadas con ella), ya que se trata de un cristal especial resistente al calor, y si se rompe por algún accidente tendremos que sustituirlo antes de poder volver a usar la chimenea. Si al hacer el seguro hemos incluido esta cobertura, podremos llamar a la compañía para pedir su sustitución rápidamente.

Tendremos que consultar a nuestra compañía de qué coberturas dispone para las chimeneas de gas si estamos valorando colocar una en casa

De todas formas, siempre que pensemos en poner una chimenea del tipo que sea en casa, debemos tener en cuenta que podríamos tener un accidente, y las aseguradoras no siempre nos cubrirán los daños por incendio.

Puedes saber si tu compañía cubre esto y todo lo relacionado con las chimeneas de gas entrando en nuestra web, donde podrás hacer una comparativa de seguros de hogar y recibir asesoramiento al respecto por parte de nuestros expertos.

¿Se puede instalar una chimenea de gas en un piso?

Por suerte para los amantes de las chimeneas, está permitido instalar una chimenea de gas en una vivienda. Lo que debemos considerar es que la chimenea necesita una toma de gas, por lo que si no disponemos de ella tendremos que hacer la obra pertinente para poder llevar el gas hasta la chimenea. 

Lo mejor de estas chimeneas es que puedes encender fuego instantáneamente, no generan humo ni residuos, y se pueden controlar mediante un mando a distancia, por lo que podremos regular la intensidad de la llama cómodamente.

Por otra parte, del mismo modo que una caldera o cualquier otro electrodoméstico que funcione con gas, tendrá que ser revisada periódicamente por un profesional para garantizar su correcto funcionamiento y evitar fugas que podrían acabar en un susto. 

También se deberá añadir una salida de humos a la fachada (no necesariamente desde el techo), a través de un tubo de salida coaxial a un shunt (un hueco vertical entre viviendas) siempre que se pueda.

¿Cuánto consume?

Calcular lo que gastan las chimeneas de gas es complicado, ya que necesitan electricidad y gas, y los precios de estas dos fuentes de energía pueden variar.

La electricidad que consume la chimenea se concentra fundamentalmente en el encendido y para el uso del control remoto de la intensidad de la llama. Estas chimeneas tienen una potencia media de 1100W, y si de media el precio del kW/h en España es de 30 céntimos, podremos calcular que la chimenea consume 3,30 euros a la hora.

Por otro lado, nos deberíamos fijar en el consumo de gas, que será el gasto principal de la chimenea. Las chimeneas de gas tienen un consumo medio de 0,9 a 1m3/h, y teniendo en cuenta su potencia podemos decir que gastan aproximadamente entre 10-12 kW/h. Esto se traduce en que si la tenemos encendida 8 horas al día durante un mes estará gastando entre 130 y 150 euros, dependiendo por supuesto del precio del gas en ese momento.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS