Seguros para casas prefabricadas y de madera

El mundo de la construcción se está renovando y buena muestra de ello son la diversidad de construcciones que se están realizando. Si has encargado una casa prefabricada o una de madera, ¿necesitarás un seguro diferente para ella? Seguridad en el Hogar

Todos hemos visto en el cine o en los ya famosos programas de decoración y reformas de televisión, que en países como Estados Unidos, Canadá o Noruega algo muy habitual es vivir en viviendas prefabricadas o con estructura de madera. Mientras tanto, en España nos preguntamos cómo pueden vivir en este tipo de construcciones con el frío que hace en esos lugares. La respuesta está más relacionada con la cultura y los materiales de construcción que han predominado históricamente en cada zona, que con cualquier otro factor. 

En España todavía somos muy de ladrillo a la hora de construir viviendas, pero ¿hasta cuándo? 

Cada vez son más las personas que se informan sobre las posibilidades de las viviendas prefabricadas o las elaboradas con estructura de madera a la hora de construir una casa. Normalmente, suelen ser segundas residencias situadas en entornos rurales y, poco a poco, el concepto va calando también en los entornos más urbanos. Aun así, en las ciudades predominan los edificios frente a las viviendas unifamiliares, de ahí que haya menos de estas construcciones, aunque sí tienen ya bastante presencia en urbanizaciones no accesibles para todos los bolsillos. 

Una vivienda prefabricada se construye en otro espacio diferente al que posteriormente se va a instalar. Para ello, es necesario adquirir previamente un terreno y solicitar los permisos y licencias pertinentes con el ayuntamiento o provincia en cuestión. En términos burocráticos, todavía no hay una legislación concreta en España, por ello lo más acertado es solicitar los requisitos en el ayuntamiento al que pertenezca el terreno donde se pretende instalar la vivienda. 

¿Se puede asegurar una casa prefabricada o de madera?

En la actualidad, una vivienda de estas características sí puede disponer de un seguro que la proteja ante las posibles adversidades. Ahora bien, este tipo de viviendas tan particulares, sobre todo las elaboradas íntegramente o con estructura de madera, pueden resultar más complicadas para las compañías aseguradoras por aquello del mayor riesgo ante incendio, inundación o cualquier otro fenómeno. Aun así, ya existen seguros específicos para este tipo de viviendas o seguros de hogar al uso con coberturas específicas para viviendas prefabricadas o de madera. 

Las casas prefabricadas o de madera se pueden asegurar como si de otro tipo de vivienda se tratara

Si necesitas información sobre los tipos de seguro para viviendas prefabricadas, usa nuestro comparador de seguros de hogar y descubre en unos sencillos pasos cuál es la compañía que más se adapta a las necesidades de tu vivienda, así como el tipo de póliza que necesitas. 

Coberturas más importantes

Independientemente del tipo de seguro y compañía aseguradora elegida, las principales coberturas que deben estar incluidas en una póliza de seguros de hogar para casas de madera o prefabricadas, son: 

  • Cobertura de Responsabilidad Civil que cubra cualquier daño ocasionado a un tercero a causa de la vivienda o por alguno de sus ocupantes. 
  • Continente, es decir, asegurar la propia estructura de la vivienda, en muchos casos también se incluyen elementos como las ventanas o cristales. 
  • Contenido, se trata de todo aquel elemento que se haya añadido tras la construcción. Si dieras la vuelta a la vivienda, ¿qué se movería? Eso es, a grandes rasgos, lo que se considera como contenido. 
  • Cobertura que cubra daños relacionados con el fuego, ya sea por incendio, explosiones o cortocircuitos. Sobre todo en el caso de las casas con estructura de madera. 
  • Asistencia urgente de profesionales como fontanero, electricista o especialista en domótica. Si ninguno de los habitantes de la vivienda sabéis realizar o no tenéis tiempo para realizar tareas sencillas como sustituir un grifo, esta cobertura os puede facilitar mucho la vida.
  • Cobertura relacionada con los daños de origen meteorológico como inundaciones, granizo o rayos. 
  • Robos: protección e indemnización hasta un límite previamente asignado. 
  • Cobertura relacionada con la reparación de mármoles, granitos y cristales.

¿Por qué elegir una casa prefabricada o de madera para vivir?

Algunas de las ventajas más destacadas de tener una vivienda prefabricada o de madera como primera o segunda residencia son: 

  • La construcción es más económica. En muchos casos, el precio del suelo es más caro que el de la propia vivienda. Si ya se cuenta con un terreno propio, el ahorro es significativo. 
  • Los materiales suelen ser de gran calidad y no hay problema respecto a las bajas o altas temperaturas. Es más, en ocasiones, son viviendas que protegen del frío más que las construidas con ladrillo. 
  • Son viviendas muy resistentes y seguras ante diversos fenómenos atmosféricos. 
  • La mayoría ya vienen con instalación de domótica. ¿Imaginas subir las persianas de casa desde tu móvil o encender la calefacción desde el reloj? 
  • Ahorro energético y cuidado del medioambiente. La mayoría de viviendas de este tipo ya vienen preparadas con sistemas de autoconsumo que suponen un verdadero ahorro tanto energético como económico y además cuentan con materiales ecológicos.  
  • Se pueden trasladar a otro lugar.
  • Personalización. A largo plazo, en muchas de ellas pueden añadirse módulos o realizar cambios estructurales. Además, ninguna vivienda es igual, los fabricantes tratan de personalizar al máximo cada diseño. 
  • Necesitan menos tiempo para su construcción. 

Inconvenientes de las casas prefabricadas o de madera

  • La desinformación y cierto rechazo cultural sobre este tipo de opciones a la hora de construir, sobre todo en España, hace que, en la mayoría de los casos, no sea una opción a tener en cuenta cuando se va a construir una vivienda. Aunque cada vez menos, todavía se consideran como viviendas de relativa poca calidad o poco seguras. La realidad es todo lo contrario. 
  • Cumplir con todos los requisitos legales. 
  • La necesidad de disponer de un terreno propio también puede convertirse en un inconveniente ya que, en muchos casos, sobre todo en zonas urbanas, el terreno puede resultar más caro que la propia vivienda. 
  • Estas viviendas necesitan un mantenimiento periódico. Si pensamos esto en frío, cualquier vivienda, sea de tipo que sea, necesita cierto mantenimiento. Por tanto, no supondría un gran inconveniente, pero sí es algo que hay que tener en cuenta. 

Sin duda, estamos ante una de las opciones de construcción que más triunfarán en las próximas décadas. Las ventajas superan con creces a los inconvenientes. ¿Nos mudamos? 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS