Si me dejo el grifo abierto... ¿cubre el seguro los daños?

Es uno de los peores olvidos que nos pueden suceder... pero a veces pasan. ¿Esto lo cubre el seguro? Seguridad en el hogar

En este artículo podrás informarte acerca de

Al contratar un seguro para nuestra casa debemos estar muy pendientes de las coberturas, de lo que incluye nuestra póliza… pero también de las exclusiones. Por ello, revisar toda la documentación atentamente antes de contratar un seguro de hogar evitará que nos llevemos sorpresas desagradables en un futuro.

Los daños ocasionados por el agua suelen encontrarse entre los que con mayor frecuencia sufren las viviendas en España: una tubería rota, un radiador que gotea, una junta desgastada o un grifo abierto son hechos que se producen con cierta frecuencia en nuestras viviendas. Evitarlos no siempre está en nuestra mano, pero lo que sí lo está es mantener nuestra vivienda en perfecto estado para minimizar el riesgo de accidentes.

Y precisamente suele ser este el factor clave para que la cobertura de daños por agua de nuestro seguro de hogar sea efectiva. Si nuestro hogar carece del mantenimiento necesario, en caso de producirse un daño el seguro podría no atender los daños ocasionados. Por ejemplo, una filtración de agua de lluvia por el tejado de casa puede ser considerada como una falta de mantenimiento, caso en que probablemente el seguro no cubrirá los daños ocasionados. O incluso un atasco. Si observamos que el desagüe del fregadero no cuela bien, debemos llamar a un fontanero para que lo arregle, antes de tener que lamentar daños mayores que muy probablemente el seguro no nos cubrirá por tratarse de una falta de mantenimiento y no de un hecho accidental e imprevisto. 

Es más, la mayoría de las aseguradoras ya incluyen la posibilidad de contratar en sus pólizas multirriesgo el servicio de asistencia en el hogar en el que suele estar contemplado el servicio de fontanería para arreglar atascos o pequeñas reparaciones, como podemos encontrar en los seguros de hogar que puedes contratar a través de El Corte Inglés Seguros. 

Grifo abierto: ¿accidente o irresponsabilidad?

Y ¿qué ocurre si dejo un grifo abierto? ¿Cubre el seguro los daños? Lo primero es que, si dejas el grifo de casa abierto y el agua corre y corre, pero no provoca daños en tu casa ni en la de ninguno de tus vecinos, el mayor problema al que te enfrentarás será al disgusto por el agua malgastada y la factura correspondiente. En cambio, si el descuido de dejar un grifo abierto provoca daños, se convierte en otra cuestión que los seguros abordan con lupa porque hay que valorar cuándo se quedó el grifo abierto, durante cuánto tiempo estuvo así y qué daños ha provocado.

Si contamos con la cobertura de responsabilidad civil, los daños a terceros estarán cubiertos. Es decir, si por el hecho de dejarnos el grifo abierto (siempre que no haya sido de manera intencionada) el agua ha causado daños a nuestros vecinos, por norma general, nuestro seguro de hogar se hará cargo de subsanar dichos daños. En caso de no contar con esta garantía, deberemos hacer frente al coste de la reparación de los daños causados a terceros, lo que podría  suponer un elevado coste para nuestro bolsillo.

Pero, en el caso de que los daños causados por un grifo abierto, como consecuencia de un descuido, se han producido en nuestra vivienda no sería de extrañar que la compañía no se hiciera cargo de los daños, ya que la causa ha sido una irresponsabilidad por parte del propietario de la vivienda, aunque, en última instancia, siempre dependerá de cada entidad y producto en particular. No obstante, es importante conocer que muchos seguros de hogar sí que cubren la omisión del cierre de grifos. En cambio, si lo que sucedió no fue un descuido sino una rotura accidental del grifo, puede que la situación cambie un poco y sí esté cubierto. 

Si esta situación se da, lo habitual será que la compañía envíe un perito para cerciorarse de que la causa de los daños (rotura del grifo u olvido de cerrarlo) y determinar si tiene o no cobertura. En caso de que haya sido una rotura, insistimos, el perito debe comprobar que no ha sido por falta de mantenimiento, puesto que para él es fácil comprobar si un grifo ya estaba en mal estado o no estaba bien ajustado. Si tanto el grifo como la instalación son nuevos y se ha tratado de una rotura accidental, el seguro cubrirá la reparación de los daños. 

Pero como siempre, todo depende del seguro y del tipo de póliza contratada, por lo que sería bueno comprobar si se cubren los daños provocados como consecuencia de la omisión del cierre de llaves o grifos de agua. Es cuestión de leer bien las coberturas y exclusiones de las pólizas que nos interesen para elegir la que mejor se adecúe a nuestras necesidades y las de nuestra vivienda. En El Corte Inglés Seguros tenemos los mejores asesores para orientarte en tu elección y además contamos con un tarificador en el que podrás observar de un solo vistazo la cuantía de la prima que pagarás acorde al tipo de póliza y a las coberturas seleccionadas.

De todas formas, para minimizar el riesgo de accidentes con el agua en casa, lo primero que debemos hacer, como hemos dicho al comienzo, es mantener las instalaciones en buenas condiciones. Y lo segundo, pero no menos importante, si nuestra ausencia va a prolongarse más de 24 horas, lo mejor que podemos hacer por nuestra vivienda y por nuestra propia tranquilidad es cerrar la llave de paso del agua; así nos aseguraremos de que, bien a causa de la rotura de un grifo o bien a causa de un descuido por nuestra parte, el daño que ocasione el agua sea mínimo o casi nulo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS