¿Cuál es la diferencia entre un agente de seguros y un corredor de seguros?

Tanto los agentes como los corredores son mediadores de seguros, aunque son diferentes se puede acudir cuando se desea contratar una póliza. Trucos Hogar

Uno de los conceptos más complicados de entender para muchos asegurados es qué diferencia existe entre los agentes de seguros y los corredores de seguros. A la hora de contratar un seguro de hogar, de coche, de decesos… siempre queremos que sea con alguien que nos inspire la confianza necesaria para dejar en sus manos nuestra tranquilidad.

La diferencia fundamental que existe entre ambos es que los agentes de seguros están vinculados a una compañía de seguros o a varias de ellas y ofrecen de forma exclusiva los productos de estas compañías. No obstante, como más adelante veremos, están divididos en dos tipos y esto hará que existan una serie de diferencias entre agentes exclusivos y agentes vinculados. Sin embargo, los corredores de seguros asesoran sobre seguros de diferentes compañías de seguros dado que no tienen vinculación con ninguna en concreto.

Cada una de estas figuras cuenta con una serie de ventajas a la hora de encargarse de la gestión de los seguros, te las contamos todas.

Agente de seguros

Hablamos de un agente de seguros cuando se trata de una persona física o jurídica que se dedica a mediar entre la compañía aseguradora y el asegurado.

Para denominarse agente de seguros, esta persona física o jurídica debe estar inscrita en un registro de mediadores de seguros. De tal manera que su actividad profesional se verá bajo el amparo de la Ley de Distribución de Seguros.

Todas sus funciones se ejercerán estando vinculado al asegurador mediante un contrato de agencia, estando inscritos en el registro administrativo especial y contando con la formación específica necesaria para ello. Cuando el agente se encuentre vinculado a una compañía, esta será quien responda por la Responsabilidad Civil de dicho agente y las acciones por él realizadas serán consideradas de la compañía.

Dentro de los agentes de seguros, también debemos mencionar la regulación de la mediación por parte de las redes de distribución de las entidades de crédito

Depositar nuestra confianza en un seguro siempre dependerá de mucho más que de elegir entre corredores o agentes

La denominación de operadores de banca-seguros queda reservada a este tipo de mediación. Esta regulación pretende contemplar la realidad consolidada del mercado español y así, dota a esta forma de distribución de una mayor transparencia.

Tipos de agentes de seguros

Como antes mencionábamos, los agentes pueden de dos tipos:

  • Agentes exclusivos: se trata de los inscritos en el Registro de Agentes de una sola entidad aseguradora con la que hayan firmado el contrato de agencia. Las encargadas de la formación continua de sus agentes exclusivos son las compañías. Además, no pueden ejercer como auxiliares externos a ellos ni como corredores.
  • Agentes vinculados: son los que desarrollan la actividad de Mediación en seguros vinculada a varias entidades aseguradoras. Para que puedan ejercer deben acreditar haber superado el curso de formación específico y su prueba de aptitud.

Corredores de seguros

Al igual que en el caso del agente puede tratarse de personas físicas o jurídicas cuya ocupación es la de realizar la actividad mercantil conocida como mediador de seguros privados.

La ley define esta actividad como aquella que no mantiene vínculos contractuales que supongan una inclinación hacia alguna entidad aseguradora en concreto. 

Lo que ofrece un corredor de seguros es asesoramiento; este siempre ha de ser independiente, realizarse de forma profesional y, por supuesto, imparcial a quienes requieran sus servicios. Su elección de una u otra cobertura variará en función del riesgo al que se encuentre expuesto el tomador o su patrimonio, así como sus intereses o responsabilidades.

También debe mantener informado al posible tomador del seguro sobre las condiciones del contrato que, a su parecer, conviene contratar y ofrecer la cobertura que, a su juicio, se adapte más al asegurado.

De igual modo, quedan obligados durante la vigencia del seguro en el que han intervenido a prestar al asegurado o al beneficiario de dicho seguro cualquier información que reclamen sobre alguna de las cláusulas de la póliza. Esto también ocurrirá en caso de siniestro, dado que deberá prestarles asistencia y asesoramiento tal y como lo haría un agente de la compañía aseguradora suscrita.

Un punto importante es el hecho de que, específicamente, el pago del importe de la prima que efectúa el tomador del seguro al corredor de seguros no se entiende como realizado a la entidad aseguradora, a menos que el corredor haga entrega al tomador del seguro el recibo de prima de la entidad aseguradora. Lo más habitual es que el cobro lo realice la compañía aseguradora directamente al cliente.

Qué hace un agente de seguros

Los agentes de seguros tienen una labor muy importante a la hora de la contratación de los seguros. El agente de seguros debe generar seguridad y confianza en sus clientes. Si el agente logra captar las necesidades de un cliente y explicarle el producto que va a obtener puede influir en la decisión del asegurado a firmar con una compañía u otra.

Un agente de seguros supone la diferencia entre un seguro y otro: el importante factor humano

La función que tienen es la de ser el representante del seguro que comercializa y ayudar al contratante del seguro en lo que necesite. Entre sus actividades principales encontramos: presentar el producto, realizar las propuestas, contratos, bajas, modificaciones de cobertura y asistir al asegurado en las gestiones del contrato de seguro como puede ser la declaración de siniestros, entre otras.

En definitiva, los agentes de seguros son los que se encargan de realizar la actividad de mediación, pero estando vinculados a una o varias entidades de seguros. En cambio, en el caso de los corredores de seguros, estos no tienen ninguna vinculación con entidad aseguradora alguna. El corredor de seguros trabaja de manera independiente. 

A efectos prácticos como tomador de un seguro, lo imprescindible será mantenerse bien informado y contar con una persona responsable y profesional que gestione sus pólizas, independientemente de a cuál de estas categorías pertenezca.

Por eso, comparar y contratar tu póliza a través de El Corte Inglés Seguros es siempre una buena idea porque te garantizamos el mejor servicio de nuestros asesores y siempre al mejor precio.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS