Asegurar un coche nuevo: ¿puedo hacerlo antes de tenerlo?

Todos estamos deseando recoger nuestro nuevo coche del concesionario y sabemos que debe salir de allí con un seguro. ¿Puedo contratarlo antes de que me den el coche? Automóvil

Lo más normal, lo que nos pasa a todos, es que cuando compramos un coche nuevo, después de haberlo pensado, sopesado, madurado, elegido, encargado y esperado a que llegase al concesionario, nos morimos de ganas de salir conduciendo en cuanto nos llaman y nos dicen que podemos ir a recogerlo.

Ay, amigos… se nos olvida que antes de ceñir ese volante y reposar la mano en la palanca de cambios, tenemos que hacer el seguro del coche.

Es imprescindible tener contratado un seguro para el coche para poder retirar un vehículo nuevo del concesionario

Para realizar este trámite, tu compañía va a necesitar el número que aparece en las placas de matrícula, pero si esperas a que te digan en el concesionario que ya tienen el coche listo para que te lo lleves, matrículas incluidas, tardarás un tiempo en gestionar el seguro, por lo que tu nuevo juguetito se quedará custodiado allí unas horas más, y, por tanto, fuera de tu alcance. 

Porque lo que no queremos bajo ningún concepto es que vayas a por el coche antes de tener una póliza de seguro en vigor, ya que te acarrearía unas consecuencias graves. 

Además, debes tener en cuenta que cuando acudes a por tu flamante coche, en el concesionario tienes que firmar un documento de recogida de vehículo en el que estás notificando que ese nuevo coche ya tiene un seguro, para que el concesionario quede exento de responsabilidad una vez el vehículo pone sus ruedas fuera de sus instalaciones. No hace falta explicar lo que supondría que firmases algo que no es cierto, y más, cuando las situaciones a las que nos exponemos pueden conllevar riesgos importantes.

Cosas que puedes hacer antes de tener tu coche nuevo

Como no estamos para perder el tiempo, se nos ocurren varias cosas que podemos ir haciendo y así acelerar ciertos trámites. Además, esa sensación de tener las cosas preparadas cuando nos las piden, es inigualable; sobre todo, si se trata de ir a buscar un coche que llevas tiempo esperando.

Compara seguros

No tienes el número de matrícula, ni de bastidor, vale. Pero sí sabes el modelo de coche, si es de tres o cinco puertas, su cilindrada o el combustible que utiliza. Variables suficientes para empezar a meter esos datos en un comparador de seguros de coches como el que puedes encontrar en la web de El Corte Inglés Seguros. Podrás tener un precio aproximado de la póliza de tu nuevo seguro y si no, siempre podrás llamar a uno de nuestros asesores que te informará acerca de lo que necesitas saber.

Mira las coberturas

También es interesante ir pensando las coberturas que necesitarás. Evidentemente, las queremos todas, pero si el precio es algo que también te interesa, quizás puedas prescindir de alguna que al final, por el uso que le vas a dar al coche, si vas a guardarlo o no en garaje o algunas otras opciones que puedas barajar, pueda parecerte superflua.

Solicita un presupuesto

Además de lo que indicamos antes acerca de comparar distintos seguros y compañías, puedes pedir que te elaboren algún que otro presupuesto en aquellas que más te hayan convencido. Aparte de los datos del coche que ya tienes te pedirán los tuyos personales, como la edad de quien vaya a ser el conductor, tu provincia de residencia o cuál va a ser el lugar donde lo aparques habitualmente (en la calle o en un garaje, individual o comunitario). 

La aseguradora puede guardarte esa simulación, una vez te hayas decidido, hasta que te avisen del concesionario de que ya tienes el coche listo.

El concesionario y su papel

Generalmente, el concesionario se encarga de los trámites burocráticos necesarios para que puedas disfrutar de tu coche cuanto antes, excepto de la contratación del seguro. Lo relativo a placas de matrícula, permisos de circulación, tarjetas de ITV, ficha técnica… todo eso te lo darán cuando te entreguen el vehículo y lo que sea necesario colocar en el coche para que pueda circular, lo encontrarás ya colocado. 

Como saben que para hacer el seguro es imprescindible aportar el número de matrícula, te llamarán en cuanto ellos lo tengan en su poder. En esta misma llamada te comunicarán, seguramente, la fecha en que puedes ir a por el coche.

Puede que el concesionario te ofrezca un seguro, así que compara bien sus coberturas con las del seguro que tú pensabas contratar, para evitar sorpresas

Es entonces cuando puedes ponerte en contacto con tu compañía de seguros para aportar el dato de matrícula que quedaba pendiente y comunicar qué día recogerás tu coche. Esto último es más importante de lo que pueda parecer ya que si damos de alta un seguro días antes de poder retirar nuestro nuevo coche del concesionario, estaremos pagando unos días extra en los que el seguro no nos va a servir de nada. 

Puedes dejar pagado el seguro antes de esa fecha, pero asegúrate de que la póliza se activa el día que has acordado recoger el coche.

Los seguros de los concesionarios

En algunas ocasiones, hay concesionarios que ofrecen la contratación de un seguro para el coche que estás comprando, con unas condiciones que a priori, parecen mejores de las que tendrías si buscases el seguro por tu cuenta.

Escucha lo que tienen que decirte, pero pregunta por las coberturas que incluye, lee con detenimiento las condiciones generales y particulares de la póliza y su alcance. No dudes en preguntar aquello que te genere desconfianza o te deje intranquilo. Es mejor salir de allí con toda la información clara y concreta para evitar tener problemas en un futuro.

Si, por lo que sea, el concesionario te regalase el seguro para ese primer año de vida del coche y te interesan las condiciones, no olvides que un mes antes de que venza la póliza debes contactar con la aseguradora que tenías seleccionada para contratar un nuevo seguro, ya pagado por ti.

Aprovechar un seguro anterior

Si lo que has hecho ha sido sustituir tu coche por uno nuevo, pero aún te quedaban algunos meses de vigencia en la póliza que tenías para el anterior, puedes solicitar que te lo traspasen de uno a otro coche y así no perderás esa fracción no consumida o utilizada de tu prima. 

Solo tienes que comunicar lo que deseas hacer a tu aseguradora y ellos se encargarán de hacer este traspaso. Eso sí, es importante que asumas que las fechas, en este caso, se van a mantener tal y como las tuvieras en el seguro original, es decir, el vencimiento de la póliza se producirá en la misma fecha que tenía el seguro, sin importar la fecha en que te entregan el nuevo vehículo. 

También puede ser que debas pagar algún tipo de sobreprima si las características del coche nuevo hacen que el precio del seguro varíe.

Una vez hayas valorado esta opción, puedes contrastarla con las diferentes alternativas que hayas obtenido de comparar seguros nuevos. Solo tienes que elegir la que más te compense y tendrás todo listo para ir a buscar tu coche nuevo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS