¿Cada cuánto se paga el seguro del coche?

¿Una vez al año, dos, trimestral o mensualmente? Te contamos las opciones que tienes para pagar el seguro de tu coche. Automóvil

Existen diversas opciones para abonar la prima del seguro de tu coche y si te estás preguntando cuáles son, vamos a detallarlas.

Puede que ya sepas que es obligatorio contar con un seguro de coche para nuestro vehículo. El tipo de póliza que contratemos dependerá de la necesidad de coberturas que precisemos en cada momento siendo la de terceros la más básica y la de todo riesgo la más completa. 

Dependiendo del tipo de seguro que elijas, la prima variará en función de las coberturas que tengas a tu disposición

Hay que tener presente que cada compañía ofrece unas coberturas u otras en cada tipo de seguro y que el coste total dependerá del tipo de póliza y de las garantías adicionales que contratemos. Lógicamente, estas garantías tienen un coste extra que repercutirá en la cuantía total de la prima del seguro de coche. Si echas un vistazo a nuestro tarificador puedes calcular todas las opciones que necesitas incluir en tu seguro de coche y hacerte una idea de lo que vas a pagar por tu póliza. 

Finalmente, hay que tener en cuenta que estas garantías adicionales no son las mismas en todas las compañías aseguradoras y que, en base a tus necesidades concretas, nuestros asesores te pueden guiar para que elijas las que mejor se adaptan a ti.

Pero, ¿cada cuánto se paga el seguro de coche y cómo lo hago?

Una vez aclarados los tipos de pólizas y de qué puede depender su coste, vamos con la forma de pago. Normalmente, la prima del seguro de coche se abona de manera anual, justo en el momento de la contratación o, si es una renovación, unos días antes de que ésta se haga efectiva. Hay que estar atento al momento de la renovación: si piensas en cambiar de compañía o de tipo de póliza, debes comunicarlo, por regla general, con un mes de antelación. Si no lo haces dentro del periodo estipulado, el seguro se renovará de manera automática y con ella, el pago de la prima, que tendrás que abonar obligatoriamente.

Volviendo al pago, ya hemos comentado que lo más común es que se haga de manera anual, y se realiza mediante tarjeta de débito o crédito o por domiciliación bancaria. Esta última opción es la más cómoda para que no se nos olvide pagar. Aunque es cierto que las aseguradoras dan un tiempo de gracia, normalmente un mes, para que el cliente pague el seguro, también lo es que, pasado ese tiempo el seguro se cancela. 

Otras opciones para pagar tu seguro

Actualmente, las compañías aseguradoras ofrecen cada vez más facilidades a sus clientes para que el abono del seguro sea lo más fácil y cómodo posible y no suponga una carga el tener que pagar toda la prima de golpe. Así, muchas compañías son flexibles y ofrecen la posibilidad de pagar el seguro de coche de manera semestral, trimestral o incluso mensual. Sin embargo, cuando se trata de fraccionar el pago del seguro, hay que tener en cuenta que puede suponer un pequeño recargo y salir un poco más caro pagar la prima por partes que pagarla de una sola vez. 

Si te surgen dudas, nuestros asesores especializados te pueden ayudar a elegir entre las opciones que ofrece cada compañía aseguradora para que optes por la que mejor se adapta a tus circunstancias ya que no todas ofrecen las mismas garantías, ni las mismas condiciones de facturación. 

¿Qué puede pasar si no pago el seguro?

Si no pagas el seguro de tu coche, lo primero que debes saber es que estás yendo contra la ley. Es obligatorio para que un vehículo pueda circular que tenga contratado como mínimo un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil

Si tienes seguro, pero dejas de pagarlo, dispondrás de un periodo de gracia, como hemos visto más arriba, generalmente de un mes de duración, en el que seguirás disfrutando de las coberturas que ofrece la póliza que tenías para tu coche. Pero una vez acabe este plazo, te encontrarás desprotegido frente a cualquier incidente o accidente que puedas sufrir o causar. 

Si tienes seguro pero dejas de pagarlo, dispondrás de un periodo de gracia de –generalmente– un mes de duración

Piensa que si circulas sin pagar tu seguro, la multa que puedes recibir asciende a varios miles de euros y, además, si tienes un accidente, la aseguradora puede, con la ley en la mano, rechazar darte cobertura para los daños causados, y serías tú quien tendría que hacer frente a todos los gastos que se originasen de tu propio bolsillo.

Así que piénsatelo dos veces, porque este hecho que para algunos puede parecer poco importante, puede salirte muy caro. Probablemente puedas hablar con tu asesor de seguros para encontrar una solución y juntos ajustar las coberturas del seguro de tu coche o cambiarlo a una modalidad más económica, de manera que descienda la prima para que puedas asumir su pago.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS