¿Cómo funcionan las bonificaciones en el seguro de coche?

Habrás oído hablar de las bonificaciones en los seguros de coche, o de la siniestralidad. ¿Sabes cómo se aplican estos factores, y qué condiciones deben darse para que se te apliquen? Sigue leyendo. Automóvil

Siempre es un momento importante cuando vamos a hacer un seguro de coche por primera vez o cuando decidimos cambiarnos de compañía, por lo que conocer cómo nos pueden afectar las bonificaciones que se nos apliquen desde las aseguradoras nos dará una idea aproximada de la prima que tendremos que abonar a la compañía por nuestro seguro de coche.

Es importante conocer las bonificaciones que ofrece cada aseguradora

Una vez dicho esto, debemos tener en cuenta que las bonificaciones en cada compañía se tratan de manera diferente, pudiendo suponernos un ahorro, hay que tener claro en qué compañía se nos bonificará en mayor medida.

¿Qué son las bonificaciones en los seguros de coche?

Básicamente, las bonificaciones en los seguros de coche son una serie de descuentos sobre la prima que las compañías aplican en función de unos parámetros. En cierta manera, lo que hacen es que “miden nuestro riesgo” como conductores para determinar si somos “buenos o malos” clientes y si seremos más o menos rentables para su negocio.

Para poder llegar a esta conclusión, las compañías aseguradoras se basan en los partes que damos anualmente y miden nuestra siniestralidad. Después, estos datos son compartidos entre las aseguradoras a través de una base de datos conocida como “fichero SINCO”. Esto es una manera de protegerse mutuamente ya que, si un conductor tiene una alta siniestralidad y decide irse a otra compañía, ésta podrá conocer su historial de siniestralidad con antelación y decidir si es buena idea asegurar a esa persona o si, por el contrario, representa un alto riesgo para la compañía.

Generalmente, las compañías siguen un sistema de bonificaciones conocido como “bonus/malus”, en el que todos los asegurados son considerados de la misma manera y, al pasar el tiempo, se aplica el “bonus” al buen conductor y el “malus” a los que presentan mayor siniestralidad. 

Esta táctica por parte de las aseguradoras tiene como objetivo intentar retener a los buenos conductores dentro de la compañía, mientras que debe ir subiendo la prima del seguro a aquellos que presentan un histórico de siniestros mayor, al suponer un gasto más elevado que los que dan pocos partes o los que directamente no los dan porque no tienen incidentes.

Lo más común que nos podremos encontrar entre las aseguradoras son bonificaciones máximas entre un 40% y un 65% sobre la prima base, y tendremos que tener en cuenta que estas variarán según el tipo de seguro que contratemos (todo riesgo o terceros), ya que sobre el seguro a terceros podremos llegar aproximadamente a un 30% de bonificación.

Ser buen conductor es la clave para obtener bonificaciones

Debemos repasar las condiciones de la póliza para saber con exactitud cuántos años tardaremos en conseguir las bonificaciones, ya que en cada aseguradora será diferente, pudiendo ser necesarios entre 5 y 6 años en la mayor parte de compañías, o llegar incluso a 20 años en otras, estrategia que usan para fidelizar a sus clientes.

Bonificación por no siniestralidad

Esta bonificación concreta que dan las compañías consiste en descontar una parte importante de la prima si no das partes al seguro a lo largo del año, es decir, si no generas un gasto para la aseguradora y tu perfil es de buen cliente. Este sistema de bonificaciones consigue retener clientes y captar nuevos “buenos conductores”, igualando las bonificaciones acumuladas en la anterior compañía por baja siniestralidad o, dicho de otra manera, “respetando la antigüedad” que un buen conductor tuviera en otra compañía. De esta forma, consiguen que los buenos conductores que llevan ya varios años asegurados en la misma compañía y disfrutan de las bonificaciones, no tengan dudas ante el cambio a otra aseguradora y no teman perder esos descuentos.

¿Qué puede hacer perder la bonificación del seguro de coche?

Es importante aclarar en este punto que la siniestralidad que miden la mayor parte de aseguradoras es aquella en la que somos culpables. Es decir, que los partes que demos en los que hayamos sido culpables del siniestro son los que contarán para aumentar nuestro riesgo como clientes y los que nos podrán hacer perder las bonificaciones e, incluso, ver aumentada la prima del seguro.

En algunas compañías los partes sin culpa también se tienen en cuenta para medir la siniestralidad, y aunque hay una tendencia a pensar que cuentan, en la mayor parte de aseguradoras no se “penaliza” al asegurado por los partes de lunas, por lo que si tienes que reparar un pequeño picotazo, puedes llevar tu coche a un taller y repararlo sin miedo a perder tus bonificaciones en el seguro (de todas formas, siempre debemos comprobar esto en las condiciones de la póliza).

Por supuesto, debemos comprender que las compañías varían estas ratios de siniestralidad y algunos otros criterios de un año a otro, por lo que la mejor manera de conservar nuestras bonificaciones es tratando de dar la menor cantidad de partes posibles, es decir, conduciendo de la manera más segura que podamos. En resumen, dar un parte de un siniestro del que seamos culpables nos hará bajar un nivel en las bonificaciones del seguro y esta penalización irá en aumento según vayamos dando más partes.

Para poder conocer qué penalizaciones podrían hacernos perder las bonificaciones del seguro, debemos mirar la “letra pequeña” de la póliza: podrás encontrarte compañías que penalicen únicamente aquellos partes que demos si hemos sido culpables, y podrás encontrarte otras compañías que penalicen muchas acciones por las que tengan que intervenir, partes sin culpa incluidos.

Si quieres un buen seguro para tu coche en el que no tengas que preocuparte por los partes que das al año, en El Corte Inglés Seguros te recomendamos realizar una comparativa y calcular el seguro de coche en nuestra web, donde además podrás ponerte en contacto con nuestros expertos especializados en seguros de coche, que podrán resolver cualquier duda que pueda surgirte al respecto e informarte acerca de las bonificaciones y penalizaciones que pueda tener el seguro de coche que quieras contratar, para que así decidas cual te interesa más.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS