Cómo reparar los tacos del motor

Cómo reparar los tacos del motor ▷Automóvil | El Blog de El Corte Inglés Seguros

Los tacos del motor son unas piezas básicas en cualquier coche. Como sucede con otros elementos de esta parte importantísima del vehículo, estos soportes sufren un proceso de desgaste por el uso, motivo por el cual es importante que conozcas las posibles averías que puede causar un fallo de los mismos.

Estas piezas del motor, también son conocidas como soportes del motor, y es posible que te estés preguntando cómo son exactamente. Estas piezas están fabricadas con goma que incorporan una base de metal, y son unos elementos muy importantes para tu coche. Su función es actuar como nexo de unión entre el propulsor y el chasis y, además, son los encargados de amortiguar las vibraciones generadas por el conjunto de motor y caja de cambios.

En los coches que llevan el motor delantero transversal, los tacos del motor son especialmente importantes, ya que el conjunto de motor y caja de cambios suele ser una unidad compacta. Estos soportes también aguantan la transmisión.

Cómo funcionan los tacos del motor

A pesar de tratarse de una pieza con un diseño muy sencillo, su forma y composición están ideadas para actuar como aislantes de los golpes. La parte que lleva la goma absorbe los impactos que se originan en las placas metálicas, las cuales van conectadas a los distintos componentes del motor.

Gracias a estas pequeñas piezas los ocupantes del vehículo disfrutan de mayor comodidad en los trayectos.

Dependiendo del tipo de coche y de propulsor, se pueden incluir tres o más tacos en el motor. Del mismo modo, la dureza de la goma que lleva esta pieza depende también del uso que se le vaya a dar al vehículo. Por lo general, los modelos convencionales, suelen utilizar unos tacos blandos que garantizan mayor comodidad durante la conducción.

En cambio, en los automóviles con un diseño deportivo se suelen colocar tacos más duros adaptados a la potencia de este tipo de vehículos.

Cada cuanto hay que cambiar los tacos del motor

Como hemos comentado los tacos del motor sufren un desgaste debido al uso y el paso del tiempo, como pasa con el resto de piezas. Cuando desde el habitáculo del coche se aprecian ruidos y sacudidas puede ser una señal de que los soportes ya están defectuosos.

El inconveniente es que estas piezas no se pueden revisar para poder alargar su vida útil, y la única manera de saber que están desgastadas es prestando atención a cualquier comportamiento del coche. No obstante, puedes estar tranquilo porque no suele ser necesario cambiar los soportes por unos nuevos hasta los 150.000 kilómetros aproximadamente.

Aunque la única manera de sustituir los tacos es levantando el motor, es una reparación muy sencilla que no implica grandes problemas y que puede efectuarse en cualquier taller. Además, es una pieza muy económica, por lo que lo que no suele ser muy costoso tener que cambiarlas incluyendo la mano de obra.

Qué pasa si no se cambian los tacos del motor

Si no cambias los tacos del motor y están muy desgastados lo primero que notarás es una mayor sensación de las vibraciones del propulsor. Pero, cuidado porque esta avería no solo es incómoda para la conducción, también puede dar lugar a otro tipo de averías:

  • Cuando los tacos están muy gastados, se puede producir una rotura de los anclajes del motor, lo cual generaría una avería de grandes dimensiones.
  • Si los soportes no están en buen estado, el conjunto del propulsor y de la caja de cambios aprecian un mayor desgaste, ya que sufren los movimientos que provoca su propio funcionamiento.
  • En casos muy extremos el desgaste de los tacos puede provocar que la caja de cambios deje de funcionar.
  • Las vibraciones que originan unos tacos del motor en malas condiciones también influyen en otros elementos del coche, como la línea de escape o el semieje.

Pero lo mejor para que estés siempre tranquilo es contar con un buen seguro de coche, y en El Corte Inglés te ofrecemos las mejores pólizas adaptadas a lo que necesitas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS