Conoce las ventajas de usar los talleres concertados

Muchas aseguradoras cuentan con redes de talleres propios o concertados donde llevar nuestros vehículos. Descubre qué ventajas puedes tener. Automóvil

Este es un término del que hemos oído hablar muchas veces y, por si alguien tiene dudas acerca de lo que es, hoy vamos a intentar disiparlas.

¿Qué es un taller concertado?

Todos tenemos más o menos claro lo que es un “taller concertado”. Son aquellos talleres que nuestra compañía aseguradora pone a nuestra disposición para solucionar cualquier problema que haya podido surgirnos, fundamentalmente como consecuencia de un siniestro. Tener un taller en el que confiemos, donde creamos estar seguros de que el vehículo va a salir perfecto y que lo van a hacer rápido, no es lo que se dice fácil. Pero no es una tarea imposible. A poco que hayas tenido que llevar tu coche al taller a reparar cualquier cosa, percibes si te gusta o si, por el contrario, la próxima vez buscarás otro. 

Un taller concertado debe ser de la plena confianza de la aseguradora

Cuando la aseguradora nos ofrece un seguro de coche con talleres concertados, es un buen momento para analizar si podemos encontrar uno que nos dé confianza.  

Ya que el coche es un medio de transporte cómodo y en algunos casos prácticamente imprescindible para cada día -vamos al trabajo, al cole a por los niños, a llevarlos a las actividades extraescolares, a cenar con los amigos, a pasar un día al campo…-, está claro que si tenemos una avería preferiremos que lo reparen en un centro de nuestra total confianza.

Para que una compañía incluya en su lista de talleres concertados a un establecimiento, deben cumplir unos importantes estándares, de manera que los clientes de la aseguradora dejen sus vehículos allí con la mayor tranquilidad porque saben que les darán el mejor servicio y una calidad elevada.

Ventajas y desventajas de un taller concertado

Gracias a los acuerdos a los que llegan las aseguradoras con ciertos talleres, se consigue una mejora de los precios para los clientes que vengan de esa compañía; mayor celeridad a la hora de peritar los daños del vehículo y una cierta prioridad en la reparación del coche. 

Evidentemente, el cliente se beneficia de esto también, por lo que resulta muy interesante acudir a uno de los talleres que estén concertados con nuestra compañía. Hay entidades que cuentan con una red propia de talleres, y ellos, a su vez, pueden tener acuerdos en exclusiva con una aseguradora o estar concertado con varias. 

Entre las ventajas que ofrece llevar nuestro coche a estos talleres concertados podemos encontrar, entre otras y siempre dependiendo del alcance y condiciones fijados por cada aseguradora, mejora en el precio de la mano de obra y de las piezas, servicio de recogida y entrega del vehículo, servicio de peritación en un día, atención personalizada, mayores estándares de calidad… 

Adicionalmente, algunas compañías ofrecen diferencias en la prima si se escogen talleres concertados o de libre elección al realizar la contratación de la póliza, pues consideran la libre elección de taller como una garantía.

La desventaja principal es que puede tratarse de un taller aún desconocido para el cliente y puede generar algo de desconfianza, por lo que hay gente que prefiere acudir al taller de referencia que conoce de siempre.

¿Es obligatorio llevar un coche a un taller concertado?

En principio, no. En España se puede elegir libremente el taller donde cada cual quiera reparar su coche, pero en función de las condiciones de la póliza, sí podría serlo, ya que la compañía se puede negar a cubrir todo el coste del siniestro, por lo que antes de acudir a un taller que no sea concertado, debemos revisar las cláusulas de la póliza y cerciorarnos de ello. 

Dicho esto, sí que es interesante acudir a este tipo de talleres, ya que contaremos con una profesionalidad garantizada y un trato preferente en la reparación de nuestro coche.

Acudir a un taller concertado es garantía de profesionalidad

En el Corte Inglés Seguros, podrás comparar seguros de coche para encontrar el que mejor se adapte a tus circunstancias, contando con las mejores compañías del país y beneficiarte así de su red de talleres concertados, donde obtendrás un trato profesional y una garantía de calidad que no encontrarás en otro sitio.

¿Qué debe ofrecer un taller?

Para que tengamos un grado de satisfacción adecuado tras el paso por el taller, algunos de los puntos que deberían figurar en nuestra lista podrían ser:

  • Valoración de los daños tras la primera inspección, en la que tras mirar el coche, nos dan una estimación de cuánto tiempo puede tardar el coche en estar listo.
  • Explicarnos qué van a hacer, para que seamos conscientes de los trabajos que tendrán que realizar a nuestro vehículo y darnos un presupuesto
  • Advertirnos si encuentran daños no visibles, de manera que si hay algo que a simple vista no hemos podido observar, sepamos que existe y es objeto de reparación. Esto deberían comunicárnoslo, por norma general, en los 2 días posteriores a la entrada del coche en el taller, de la evaluación del perito o del inicio de la reparación.
  • La reparación deberá ser autorizada por nosotros, para que el taller pueda comenzar a desarrollar su trabajo, es decir, requerirá nuestro consentimieno.
  • Deben darnos una factura por la reparación, con todos los detalles cumplimentados de manera correcta, y aparecerán los datos del taller, un desglose de los ítems que han sido reparados, precio por hora de mano de obra y horas empleadas, piezas utilizadas y su precio… además de los impuestos que se apliquen en ese momento. Además, debe tener el sello de la empresa, para certificar su validez.
  • Si lo pides, tienen que enseñarte en el taller las piezas que han cambiado.
  • Y por supuesto, si hay algo con lo que no estés conforme, deben poner a tu disposición una hoja de reclamaciones donde puedas hacerlo constar.

Lo mejor es llevar nuestro coche a reparar a un taller concertado. Cada aseguradora tiene varios, por lo que podrás elegir el que más te convenga por cercanía, si ya lo conocías, o si tienes buenas referencias. El acuerdo entre la aseguradora y el establecimiento puede librarte de trámites y quebraderos de cabeza, así que si tienes poco tiempo o no puedes dedicárselo a estas gestiones, lo agradecerás.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS