¿Cuándo caducan los neumáticos del coche?

Los neumáticos no duran para siempre... descubre si en realidad caducan y cuándo hay que sustituirlos. ▷Cuando caducan las ruedas del coche | ECI Seguros

Por mucho que nos interesara económicamente, los neumáticos no son eternos. Piensa que cada vez que iniciamos la marcha, las ruedas de nuestro coche sufren un desgaste que evidentemente va acortando su duración. Cuánto los podemos “estirar” y los kilómetros que podemos rodar con ellos depende de diversos factores: de nuestra forma de conducir, del estado del vehículo y del pavimento o incluso de la climatología.

¿Los neumáticos del coche caducan?

Debes saber que los neumáticos no tienen una fecha de caducidad estipulada, pero si estamos atentos, percibiremos las señales que nos envían cuando se acerca el momento de cambiarlos. Sobre las ruedas del coche circula mucha leyenda urbana, pero lo cierto es que los neumáticos no caducan.

Se han escuchado todo tipo de afirmaciones que llevaron a marcas y fabricantes a informar de que las ruedas no caducan, ya que una de las más peligrosas era que su caducidad estaba fijada en cinco años. Como cualquiera puede entender fácilmente, no será el mismo el estado de los neumáticos de un coche que hace mil kilómetros al año que el de uno que rueda sesenta mil, de modo que aseverar con ligereza que las ruedas de un vehículo tienen una fecha de caducidad, sin tener en cuenta ningún factor acerca del uso que se les da, es bastante arriesgado.

Hoy por hoy no hay normativas a nivel nacional ni europeo que contemplen o recojan datos acerca de las caducidades de los neumáticos.

¿Cuántos años de caducidad suele tener un neumático?

Dado que no hay referencias sobre la caducidad de los neumáticos o la duración en tiempo o kilómetros de los mismos, cabe suponer que nadie nos obliga a su sustitución o cambio en una determinada fecha, más allá del sentido común, de estar atentos a su estado y de seguir las indicaciones y recomendaciones de los fabricantes, sobre todo por nuestra propia seguridad. Si atiendes con la regularidad debida las revisiones de tu coche, habrás visto que en algunas se sustituyen piezas y repuestos que en otras no. Esto viene dado por la duración estimada que se decide en fábrica para cada una de ellas, tras las muchas pruebas que se hacen a cada elemento que compone nuestro vehículo.

Los neumáticos no tienen una fecha de caducidad, pero sí van perdiendo propiedades al desgastarse por el uso y debemos estar atentos a las señales para cambiarlos

Dicho esto y una vez sabido que los neumáticos no caducan, debemos respetar su vida útil. Se estima que un neumático tiene una vida en estante de unos cinco años (quizá de aquí viene esa supuesta fecha de caducidad de la que se habla en la calle, aunque ya hemos visto que es inexistente), y que, una vez superados los seis, es arriesgado montarlo en un coche. En ningún caso deberíamos utilizar ruedas que hayan estado almacenadas durante diez años, ya que para ese momento habrán perdido todas sus cualidades. Grietas, bollos y reventones están asegurados si los neumáticos que te colocan en el coche superan los cinco años desde su fabricación, y aquí es cuando tendrás que llamar sin duda a tu seguro de coche para que acuda en tu ayuda en alguna situación.

¿Cómo puedo saber la fecha de caducidad de los neumáticos?

Podemos estimar la fecha en la que, si no sucede nada imprevisto ni fuera de lo común, tengamos que ir pensando en cambiar nuestras ruedas. En cada revisión, los profesionales nos darán su valoración acerca de su estado y no debemos esperar a que se desgasten demasiado -ya que son los elementos que agarran nuestro coche a la carretera- para evitar correr riesgos si el asfalto se encuentra en mal estado. Aunque no exista la caducidad de los neumáticos, sí que pasa el tiempo, suman kilómetros, se calientan, se enfrían… y pierden sus propiedades con lo que la conducción se vuelve peligrosa.

Hay una profundidad mínima fijada para la hendidura que los neumáticos presentan y que nos ayuda a ir controlando su desgaste, que es de 1,6 milímetros. Aunque los tuyos no hayan llegado a ese nivel, debes tener siempre presente la edad de las ruedas de tu coche, porque una vez alcancen los cinco años desde su fabricación habría que revisarlos anualmente (siempre dependiendo de los kilómetros que circules: si haces muchos, mejor que sea cada pocos meses).

Para que puedas ir haciendo tus números y calibrando cuándo te tocará cambiarlos o empezar a controlar su posible deterioro, y ya que no hay una fecha de caducidad expresa para los neumáticos, la pista es conocer la fecha de fabricación. Puedes encontrarla impresa en la superficie de la rueda y se compone de 4 dígitos: los dos primeros corresponden a la semana en que fueron fabricados, y los dos últimos, al año. Si en tus ruedas aparece 1921, habrán sido fabricados en la semana 19 de 2021.

Ten siempre muy vigilados tus neumáticos, porque si empiezan a sufrir el desgaste natural provocado por el paso del tiempo, puedes sufrir un reventón o un pinchazo, así que comprueba tu póliza para ver si te cubriría en una situación de este tipo y si no, comienza a comparar seguros de coche y elige aquel que te ofrezca las mejores coberturas al mejor precio.

¿Puedo pasar la ITV con las ruedas caducadas?

La realidad es que sí, que podrías pasar una ITV y llevar los neumáticos en mal estado (que no caducados, insistimos en que no existe la caducidad de los neumáticos) porque en esta inspección, mientras la hendidura no supere la profundidad mínima exigida, no te pondrán problemas y la superarás (siempre que el resto de puntos que se revisan sean correctos). Lo cierto es que siempre es preferible no arriesgarse y cuidar los neumáticos de nuestro coche, comprándolos siempre en establecimientos autorizados y teniendo precauciones, ya que pueden ofrecerte ruedas en aparente buen estado pero que hayan superado los diez años de almacenaje, con lo que ateniéndonos a lo que acabamos de explicar, serían prácticamente inservibles y podrían conducirnos a un accidente de tráfico que en caso de llevar los adecuados quizá podría evitarse.

Y no olvides que la DGT propone sanciones que rondan los 80 euros si aprecia que circulamos con las ruedas en mal estado, así que préstales atención y vigila los neumáticos de tu coche.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS