¿Cubre el seguro la cámara de aparcamiento del coche?

¿Cubre el seguro la cámara de aparcamiento del coche? Automóvil

En este artículo podrás informarte acerca de

Hoy tratamos un tema que como conductores y como clientes de compañías aseguradoras, puede llevarnos a engaño. Tenemos nuestro seguro de coche, y cuando lo contratamos decidimos suscribir una cobertura a todo riesgo, de manera que podamos recurrir a nuestra compañía toda vez que lo necesitemos tras sufrir un accidente. Surge la duda: ¿qué pasa con los extras que tiene el coche?

A todo riesgo, y sin dejarse nada

Y es que a pesar de que una vez comparados los precios de cada aseguradora, y tomada la decisión, aún debemos cumplir con algún trámite más, para conseguir que todo lo que lleva nuestro coche esté cubierto por la aseguradora.  

Por ello, cada vez que montamos un elemento nuevo en nuestro coche, el siguiente paso es comunicarlo a nuestro seguro, ya que todo lo que el coche lleve añadido que no se encuentre en el modelo vendido de serie no estará cubierto por nuestro seguro de coche, pese a que la modalidad elegida sea la de todo riesgo.  

De hecho, incluso nos podemos encontrar con que determinados elementos que el coche traía cuando lo sacamos del concesionario no estén cubiertos por nuestro seguro, ya que no se encuentran recogidos en el modelo que la compañía tiene como modelo de serie. Estamos hablando de elementos como los instrumentos de ayuda al aparcamiento, entre los que se encuentran los instrumentos sonoros, y también las cámaras.  

Es cierto que aparcar es una de esas maniobras en las que todo conductor es susceptible de tocar un coche ajeno, especialmente cuando el espacio no es todo lo grande que nos gustaría. También es cierto que para algunos conductores este toque se instauró como la norma para saber hasta dónde se debe llevar un coche en la maniobra de aparcamiento, pero por fin, llegaron las ayudas al aparcamiento, y empezamos a evitar ese toquecito en el coche ajeno.  

Pues bien, para que estos instrumentos, en particular los que están localizados en el exterior del coche, como puede ser una cámara, estén cubiertos por nuestro seguro de coche, deberemos haber declarado su existencia a la hora de contratar el seguro. De no ser así, podemos encontrarnos con que este instrumento no esté recogido en el modelo de serie del coche, y que si lo perdemos por cualquier causa, nuestro seguro no contemple su arreglo.  

Todo aquello que a la hora de comprar el coche nos supusiera una cantidad extra a pagar podemos pensar que se trata de un elemento opcional del mismo, y deberá aparecer recogido de forma expresa en la póliza de seguro de coche que contratemos, incluso en el caso de que se trate de un seguro a todo riesgo.  

Podemos pensar en una cámara de aparcamiento, como dice el título del artículo, pero también en los instrumentos de aviso sonoro que nos indican la cercanía de otro coche, o en los espejos retrovisores que muestran una luz cuando se nos acerca un coche al lado correspondiente, o en una pantalla que traiga el coche instalada en su salpicadero… son muchos en definitiva esos instrumentos de cuya existencia la compañía aseguradora debe tener constancia para que estén cubiertos por el seguro de coche.  

Si lo que estamos intentando es que el precio de nuestro seguro de coche no suba hasta límites que nos resulte difícil pagar, no es buena idea dejar de incluir estos instrumentos, ya que si algún día necesitamos reponerlos nos podemos ver en la situación de tener que pagarlos aparte, con lo que al final terminaremos también poniendo más dinero sobre la mesa.  

Por último, respondamos a la pregunta inicial: nuestro seguro de coche cubrirá la cámara de aparcamiento siempre que dicho instrumento venga de serie en el coche, y siempre que aparezca contemplado dentro del contrato. Si lo hemos comprado aparte, lo hemos instalado después de la compra, para que el seguro lo cubra deberemos comunicar a la compañía su instalación, pese a que esto pueda provocar una subida del precio a pagar. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS