¿El seguro a todo riesgo cubre el reventón de una rueda?

Hay coberturas extra al contratar un seguro de coche que no siempre incluimos. ¿Nos cubre el seguro a todo riesgo el reventón de una rueda? Automóvil

Seguro que en alguna ocasión te ha tocado cambiar una rueda. Cambiarla… o intentarlo. Aparcas en un lugar seguro para ti y el resto de los conductores, te pones el chaleco, te bajas del coche, buscas el gato… y aquí empieza el drama para muchos. Te das cuenta de que nunca has cambiado una rueda y no tienes ni idea de cómo hacerlo, porque por mucho que aprendieras el proceso al sacarte el carnet de conducir, resulta que ya no te acuerdas de nada y te da miedo no hacerlo bien. Así que el plan B, que suele sacarnos de muchos apuros, es llamar al seguro del coche

Te atienden y te envían la ansiada ayuda, y, en un santiamén, rueda de repuesto colocada. Pero tú que estás leyendo esto y nunca te has visto en una situación parecida, te preguntas:

 

¿En qué circunstancias cubren los seguros el cambio de ruedas?

Pues depende: de la póliza que tengas, y también, de la compañía con la que hayas contratado el seguro para tu coche

Si lo que tienes es un seguro a terceros básico, lo más probable es que no tengas esta cobertura, ya que con esta póliza tendremos cubiertos los daños que causemos a terceros pero nunca los propios, ni personales ni materiales. 

Si tienes un seguro a terceros ampliado o a todo riesgo -con franquicia o sin ella-, podrías tener derecho a que te presten este servicio. 

Allianz te ofrece Auto Plus, donde dentro de la asistencia en viaje, que incluyen todas sus pólizas, queda cubierto el cambio de neumáticos por pinchazo o reventón, aunque debes confirmar este servicio al contratar tu seguro, ya que en la versión de seguro a terceros más básica, no se presta este servicio desde el kilómetro 0. 

Cada aseguradora tiene su propia forma de trabajar por lo que siempre es conveniente contrastar estas coberturas cuando pedimos información para asegurar nuestro coche. Así, te interesa pensar si te compensa incluir esta cobertura en el seguro del coche, si tiene que ser “un extra”, valorando cuántas veces te pueden dar problemas los neumáticos de tu vehículo; hacer cálculos de cuánto te costaría reponerlos o repararlos y después, comparar con lo que pagarías de más en tu prima cada año si tienes que añadirlo a tu póliza.

Problemas que te podrían dar las ruedas del coche

Pinchazos y clavos en la rueda aparte exigirían un arreglo de los neumáticos de tu coche daños como los que te contamos a continuación:

  • Cortes en los laterales de las ruedas que si bien no producen reventón en el momento, hacen que peligre la estabilidad del vehículo.
  • Desgastes irregulares o desmesurados que tienen que ver generalmente con el inflado de las ruedas; mucho aire provoca desgaste en el centro, y llevar las ruedas con menos aire del que indica el fabricante, lo produce en los bordes. También puede ocurrirnos porque en el taller no haya sido correcto el equilibrado y el paralelo que se hace en las revisiones.
  • Hinchazones que aparecen en la parte lateral de la goma, habitualmente producidos por golpes de cierta envergadura.
  • Daños por golpes contra los bordillos o la acera si aparcamos con cierta violencia. Estos golpes pueden producir cortes o grietas y en algunos casos, causar el reventón directamente. 

Todos estos inconvenientes hacen evidentemente, que circulemos con riesgos de sufrir un accidente y con ello, podamos también dañar a terceros si se ven involucrados más vehículos. 

Si tenemos cobertura para nuestros neumáticos, podremos llamar al seguro del coche para que acudan a cambiarnos la rueda dañada si no podemos continuar la marcha, o llevarlo a un taller concertado que nos indiquen en atención al cliente, donde nos reparen o sustituyan la rueda o ruedas estropeadas si no peligra la circulación hasta llegar allí. 

 

¿Y qué pasa con las llantas?

Las llantas están consideradas como otro elemento del coche y por tanto, quedan incluidas en las coberturas del seguro de tu coche, si el modelo de póliza que has elegido así lo recoge.

Nuevamente, ten precaución con los seguros a terceros más básicos, ya que probablemente tengas que añadirlas aparte en la póliza, porque caben posibilidades de que no esté contemplada esta cobertura.

Ojo si eres de los que les gusta tunear tu coche o sin llegar a tanto, simplemente has decidido cambiar las llantas porque otras te parecían más bonitas o acordes con el coche que tienes. Si no son las que vienen de serie en el vehículo porque las has cambiado seleccionándolas como “extra” cuando compraste el coche o porque las has adquirido después y las has mandado montar en un taller, debes participárselo al seguro para que tu póliza sea modificada y con ella, sus coberturas.

Así que ya sabes, comprueba en tu compañía si los daños en los neumáticos están cubiertos y si has decidido no contratar un seguro a todo riesgo, asegúrate de si tienes que añadir esa cobertura para poder circular tranquilo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS