¿El seguro de coche desgrava?

¿El seguro de coche desgrava? Automóvil

Se ha dado el pistoletazo de salida para la campaña de la Renta y, una vez más, nos toca pasar revista ante Hacienda. A no ser que seas un experto en declaraciones de la Renta, seguro que te debates en un mar de dudas acerca de lo que puedes incluir, lo que te puedes desgravar o el borrador que te envían.

¿Desgravan los seguros?

Si haces la declaración de la Renta y eres un particular, no puedes desgravarte el seguro de coche que tengas contratado, así que si tu coche es de uso personal para ir al trabajo, para hacer un viaje o la compra, vete olvidando de incluirlo en tu declaración. 

Pero si eres un trabajador autónomo y usas tu coche para desarrollar tu profesión (como es el caso de los chóferes, de los profesores de autoescuela -si el coche es propio y no de la empresa, obviamente-, de los comerciales, de los mensajeros o de los transportistas), sí que está admitido que te desgraves la prima que pagas por el seguro del vehículo en el IRPF. Como apunte, te diremos que hay un pequeño “pero”: que el coche en cuestión debe utilizarse única y exclusivamente para desarrollar la actividad en concreto a la que se asocia tu trabajo. Si usas el mismo vehículo para tu vida personal, no podrás desgravarte la prima de tu póliza de seguro. Si decides desgravar por este concepto, probablemente te toque demostrar que lo utilizas de manera profesional exclusivamente (y no es fácil de demostrar, en algunos casos). Este hecho es llamativo porque los autónomos (prácticamente siempre) pueden desgravar hasta el 50% de los gastos del coche cuando nos referimos al impuesto del IVA, incluyendo la compra del vehículo. Pero cuando hablamos del seguro, o lo incluyes por completo, o no lo incluyes.

Si he recibido una indemnización ¿he de declararla?

A veces, nos planteamos si incluir o no en la Renta las ganancias que hayamos podido tener cuando percibimos una indemnización de nuestra aseguradora.

Bien, si has sufrido un accidente de tráfico y, por ello, has recibido de tu compañía una suma de dinero en concepto de indemnización, no tendrás que declararla porque ese importe está considerado una reparación del daño sufrido, una compensación si has resultado lesionado o un resarcimiento por la potencial falta de ingresos que has podido tener al no poder trabajar. No se considera que la indemnización recibida haya incrementado tu patrimonio en modo alguno. 

En cambio, si después de tener un accidente, se produce un acuerdo fuera de juicio entre perjudicado y responsable y se te oferta una indemnización que excede el límite que se fija en el baremo de automóviles (donde se estipula qué puntaje tienen las lesiones y los perjuicios sufridos y por el que se calcula el importe que podemos recibir como indemnización), entonces te toca declarar esa suma que sobrepase lo que determina el baremo como incremento patrimonial.

Si decides que prefieres percibir una renta de modo temporal (o vitalicia), en lugar de cobrar de una sola vez la indemnización, sería considerado como ingresos por rendimiento del trabajo y debes declararlo ante Hacienda. 

Otro caso posible sería aquel en el que debes cobrar una indemnización pero la compañía agota el periodo de 40 días que establece la Ley de Contrato de Seguro para enviártela; en esta situación, debes percibir una compensación económica como intereses de demora, y estos sí que deben aparecer en tu declaración de la Renta.

Si la indemnización que vas a recibir es porque eres el beneficiario de alguien que ha perdido la vida en un accidente de tráfico, no estaría regida por el IRPF, pero sí debes considerarla respecto del impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Tu compañía puede ayudarte

La ayuda de un asesor fiscal viene de maravilla en estos casos en que dudamos acerca de qué colocar bajo qué epígrafe, o en si debemos incluir algún dato o, por el contrario, no tiene cabida en la declaración de la Renta. En algunas ocasiones, las compañías de seguros pueden ayudarte con algún tipo de asesoramiento si te encuentras en esta situación, aunque son muy pocas las que cuentan con este servicio entre sus coberturas. Más bien será más fácil encontrarlo en los programas de fidelización que tienen algunas de ellas, por lo que te interesa consultar, si estás adherido a uno de estos planes en tu aseguradora, si pueden ofrecerte esta ayuda. 

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS