Importancia de cambiar el filtro del aire del coche

Hay que cambiar los filtros del coche con la regularidad que indica la marca. Hoy vemos la importancia de cambiar el del aire. Automóvil

El mantenimiento de nuestro vehículo es a veces una tarea tediosa, pero hay ciertas piezas que debemos revisar y cambiar periódicamente para garantizar el pleno funcionamiento de nuestro coche. El filtro del aire es una de esas piezas esenciales, ya que de su correcto funcionamiento depende en gran medida nuestro motor. En este post averiguaremos para qué sirve el filtro del aire, en qué problemas puede derivar su mal funcionamiento y la importancia de sustituirlo por uno nuevo.

¿Qué es el filtro del aire y qué hace?

La función principal que desempeña el filtro del aire en nuestro coche es precisamente filtrar el aire que pasa al motor, eliminando las impurezas del aire, el polvo o los insectos. Estos filtros de aire específicos para coches están hechos de un material parecido al papel, poroso, y doblado en forma de acordeón. Contiene unas fibras que retienen la suciedad proveniente del exterior, dejando pasar así el aire limpio a través de los poros del papel. Pasado un tiempo, se acumula mucha suciedad y partículas de polvo en el filtro de aire, pudiendo provocar una obstrucción e impidiendo el paso del aire al motor.

Para que el motor de nuestro coche pueda realizar su función correctamente necesita aire limpio. El aire limpio se mezcla con combustible finamente pulverizado, y esta mezcla se detona por la chispa que genera la bujía en los motores de gasolina, o por compresión en los motores diésel. Este paso es importantísimo ya que es lo que “mueve” principalmente el motor de nuestro coche. Por cada litro de gasolina o diésel que consume nuestro vehículo, se consumen en el proceso cerca de 10.000 litros de aire, por lo que si el aire no pasase completamente limpio nuestro motor sufriría un desgaste enorme y un fallo grave en no mucho tiempo.

Este tipo de filtro se sitúa al principio del circuito del aire de nuestro coche, resultando así ser una pieza clave en el buen funcionamiento de nuestro motor, influyendo de manera directa sobre su vida útil.

Realmente se trata de una pieza de nuestro coche relativamente “barata”, ya que la podremos encontrar entre 10 y 30 euros en cualquier tienda especializada, y podremos sustituirla nosotros mismos (ya que no es una tarea difícil ni peligrosa) o acudir a un taller especializado.

¿Por qué es importante el filtro del aire?

Sin el filtro de aire, toda la suciedad del aire exterior entra a los cilindros del motor, provocando un gran desgaste mecánico en ellos y disminuyendo el rendimiento de nuestro coche, contaminando el aceite del motor y aumentando el consumo del combustible.

Cuando la sustitución del filtro de aire se dilata mucho en el tiempo y se sigue circulando con el filtro obstruido, éste no funcionará correctamente, suministrando menos aire a los cilindros del motor, provocando así una disminución de la potencia y un aumento del consumo de combustible, ya que la mezcla de aire y combustible no estaría quemándose de manera óptima. Esta situación también provocaría un aumento en la expulsión de gases contaminantes.

No solo afecta al rendimiento del motor que el filtro de aire se encuentre en mal estado, también aumenta el riesgo de sufrir una avería grave que tenga una reparación muy costosa. Es siempre mejor prevenir que curar, por lo que si ponemos en la balanza lo que nos cuesta cambiar el filtro de aire comparado con lo que nos valdría un arreglo en el motor, la conclusión es obvia, debemos cambiarlo para evitar males mayores.

Hay ocasiones en las que por despiste o desconocimiento se retrasa demasiado el cambio del filtro de aire o de alguna otra pieza de importancia y nuestro coche sufre daños importantes. Ante estos imprevistos, lo mejor que podemos hacer es estar cubiertos por un seguro de coche que nos garantice su reparación o sustitución, y si es posible, se adapte a nuestras necesidades por el menor precio posible. En El Corte Inglés Seguros podrás hacer una comparativa de seguros de coche para encontrar el que mejor se adapte a ti. Trabajamos con las mejores compañías de seguros de coche, garantizando así la calidad de la póliza y una gestión profesional y transparente de tu seguro, además de un trato personal y cercano por parte de nuestros asesores especializados.

¿Cómo saber si ya toca cambiar el filtro del aire y cada cuánto tiempo suele hacerse?

  • Hay varias maneras de detectar si hay que cambiar el filtro del aire de nuestro coche. Si ya tiene mucha suciedad, podemos extraerlo y mirarlo a contraluz: si la luz no pasa a través del filtro, será el momento de sustituirlo por uno nuevo. Otro indicador de que toca renovarlo puede ser que observemos una disminución en la potencia de nuestro coche o que expulsemos humo negro u opaco por el tubo de escape.
  • La frecuencia con la que debe cambiarse el filtro de aire de un coche depende de muchos factores. Para empezar, debemos consultar el manual del fabricante de nuestro vehículo en concreto y tratar de adaptarnos a las recomendaciones que nos den, aunque debemos tener en cuenta también el uso en particular que le damos a nuestro vehículo, es decir, si circulamos normalmente por sitios con más o menos partículas en suspensión (a mayor cantidad de partículas en el aire, antes tendremos que cambiar el filtro). Lo que recomiendan la mayoría de fabricantes es que cambiemos el filtro de aire cada 15.000 km, o en el plazo de un año si no hemos llegado a esa cantidad de kilómetros recorridos.

¿Cómo cambiar el filtro de aire de nuestro coche?

Se trata de una tarea de mantenimiento de nuestro coche relativamente sencilla, que se hace en la mayoría de talleres cuando acudimos periódicamente a realizar otras labores de mantenimiento como el cambio de aceite o de otros filtros del coche. Es cierto que muchos conductores optan por cambiar este filtro por sí mismos y ahorrar algunos euros de mano de obra.

Si este es tu caso, deberás contar con algunas herramientas como:

  • Kit de llaves y destornilladores
  • Aspirador o sopladora
  • Guantes (aunque parezca obvio, cualquier pieza que toques del motor te llenará las manos de suciedad o grasa)

Cuando contemos con todo lo necesario, debemos encontrar el filtro de aire (siguiendo el tubo de admisión hasta una carcasa donde se encuentra el filtro). Después, abrimos la carcasa (generalmente llevan tornillos a rosca) y la aspiramos por dentro. Tras esto, debemos mirar el filtro y ver si hay que cambiarlo o no, y si la decisión es que toca sustituirlo, extraemos de la carcasa el filtro en mal estado y colocamos el filtro nuevo en su lugar. Cerramos la carcasa correctamente (poniendo en su sitio todos los tornillos) y ya tendríamos el filtro cambiado, así de sencillo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS