¿Cuándo es el mejor momento para comprar un coche?

¿Es cierto que hay un momento mejor que otro para comprar un coche? ¿realidad o leyenda urbana? Si quieres averiguarlo, sigue leyendo. Automóvil

Si alguna vez te has preguntado cuándo es el mejor momento para comprar un coche nuevo, la respuesta es que depende. Hay quienes consideran que la mejor época para comprar coches es la última quincena de diciembre. Pero debes saber que las mejores ofertas, incentivos y promociones no se limitan a un solo día, mes o temporada del año. No solo las fechas son importantes para conseguir comprar un coche a buen precio o con condiciones ventajosas. 

Además, también hay que pensar en el seguro de coche, quizá tenga también sus momentos…

Desde hace unos años, el Black Friday se ha colado en nuestra cultura y durante los días próximos a esa fecha se ofrecen grandes descuentos; lo mismo pasa en ciertos meses como octubre, noviembre y diciembre. El final de mes, de un trimestre, o el final del año, generalmente se traducen en buenas ofertas. Atención también a los períodos de restyling (por lo general, más o menos desde finales de verano y en otoño). Asimismo, las semanas navideñas pueden ser buen momento. También lo son otros momentos de bajo tráfico de clientes, como a principios de semana.

¿Cuál es el mejor mes para comprar un coche?

Siempre se ha dicho que el final del año es un buen momento, y algunos estudios apuntan al 30 y 31 de diciembre como fechas ideales, con ofertas que alcanzan una media de ahorro de casi el 11% sobre el precio de venta. Diciembre en general es buen mes para comprar un coche, ya que el importe que te puedes ahorrar se va incrementando a medida que transcurre el año, porque los concesionarios buscan cumplir con los objetivos de ventas trimestrales y anuales. Además, los vehículos del modelo anterior se anuncian con grandes descuentos para dar paso a las nuevas versiones.

En orden de preferencia, el mejor momento para comprar un coche nuevo sería a final de año, seguido del final de trimestre y el final de cada mes.

2022 y 2023 serán años de transición en lo que a venta de vehículos se refiere, por la subida en el impuesto de matriculación y la escasez de microchips, entre otros factores

Generalmente, de octubre a diciembre se catalogan como los mejores meses del año para comprar un vehículo. Psicológicamente, tanto para los compradores como para los vendedores, un año nuevo suele traer una nueva línea de coches, lo que redunda en importantes descuentos en los modelos del año anterior.

Piensa que los concesionarios no quieren tener un modelo del año pasado en exposición, incluso si son coches completamente nuevos, sin un solo kilómetro reflejado en su cuadro de mandos.

¿Es 2022 un buen año?

A pesar del encarecimiento que se espera en el precio de los vehículos en 2022 (se estima que aproximadamente un 40% de los modelos han subido), la noticia positiva es que el pasado 1 de enero de este mismo año entró en vigor una nueva ley, la Ley de Garantías, que establece la obligación para todas las marcas de proporcionar tres años de garantía para todos sus nuevos vehículos, lo que significa que aumenta en un 50% el plazo de la misma, establecida hasta ahora en dos años (con kilometraje ilimitado y siempre que el fallo viniera de origen).

Con este cambio, en los dos primeros años, cualquier error podría ser considerado, en principio, un defecto de fábrica, cuando hasta ahora, esto sucedía solo durante los seis primeros meses y en el año y medio restante, la culpabilidad recaía en el usuario, debiendo demostrar que el fallo no había sido producido por un mal uso del coche.

También se amplía la garantía si el coche tiene que permanecer en el taller para reparar un defecto de fabricación. Todo el tiempo que tarden en repararlo, se ampliará al final de la garantía: si han tardado dos semanas, tendrás tres años y dos semanas de garantía, por ejemplo.

Y, como colofón, se amplía a diez años el plazo durante el cual la marca debe disponer obligatoriamente de repuestos, piezas y recambios si dejan de comercializar un modelo concreto de coche, cuando eran cinco los años que debían mantenerlos hasta ahora.

Por otro lado, la falta de microchips en todo el mundo está afectando mucho al mercado del motor. Retrasos en las entregas por la escasez de estos componentes esenciales están haciendo que muchos compradores vean postergada una y otra vez la entrega de su vehículo, llegando algunos clientes a señalar que están recibiendo plazos de entrega que superan los diez meses, con lo que fácilmente puedes ponerte en el segundo trimestre del año próximo si quieres comprar un coche en 2022.

Este año se considera de transición desde el sector de la automoción en cuanto a la venta de vehículos, teniendo en cuenta la mencionada crisis de los microchips, la subida del impuesto de matriculación y los coletazos de la pandemia, que aún mantiene a muchos sectores en vilo.

Si necesitas un coche con urgencia, quizá sea el momento de explorar el mercado de ocasión, en el que también se prevé una subida que llegará en los próximos años. Si es tu caso, aprovecha y haz caso de los consejos para comprar un coche de segunda mano que puedas recabar.

¿Y lo será 2023?

No hay datos que puedan afirmar que el problema de los microchips mejorará en el año 2023. Cierto es que será un año donde previsiblemente se harán muchas entregas de automóviles, pero de aquellos que han sido adquiridos en 2022 y han tenido que esperar para recibir su coche nuevo.

Lo que parece es que 2023 será un año parecido al anterior, en cuanto a las cifras de ventas que los concesionarios esperan tener. La ansiada recuperación del sector llegará a partir de 2024, cuando una gran parte del parque móvil del país esté compuesta por coches totalmente eléctricos.

Eso sí, no podemos perder de vista que antes de que acabe el próximo 2023, las ciudades de más de cincuenta mil habitantes contarán con zonas de bajas emisiones y, según las estimaciones, más del 50% de los conductores del país viven dentro de estas zonas. Esto les obligará a cambiar de coche si el suyo no cumple con la normativa y quieren llegar con él a la puerta de su casa.

Otros gastos a tener en cuenta a la hora de comprar un coche

Cuando pensamos comprarnos un coche, tenemos que prever no solo lo que cuesta el modelo que hemos elegido, sino todo lo que tener un coche acarrea. Y es que son gastos, pequeños o no tanto, que debemos afrontar si queremos disfrutar de la libertad de conducir.

Financiación

Debes calcular a cuánto asciende el importe de tu coche si lo financias, y, además, contar con ese gasto fijo cada mes.

Seguro

El seguro de tu coche es otro gasto que debes considerar y del que es imposible prescindir; ya sabes que es obligatorio tener al menos un seguro a terceros para poder circular con un vehículo por nuestras carreteras. Una vez te decidas por el modelo que te gustaría, calcula tu seguro de coche para conocer de antemano el importe anual que tendrás que abonar.

Combustible

No es baladí el tema de los carburantes últimamente…. El encarecimiento de los mismos durante los últimos meses ha hecho que muchas familias tengan que dejar aparcado su coche en algunas ocasiones y buscar medios alternativos de transporte. Piensa en los kilómetros que harás mensualmente y busca los modelos que ofrezcan un menor consumo.

Mantenimiento, estacionamiento, peajes…

Además de tener el coche, hay que mantenerlo. Debe pasar sus revisiones periódicamente, además de contar con los imprevistos de alguna avería que no quede cubierta por tu seguro. Si no tienes garaje en casa, tendrás que alquilar una plaza si en tu zona es difícil aparcar, y tener en cuenta que en algún momento usarás los parkings públicos o aparcarás en zonas de estacionamiento regulado. Los peajes también son un gasto a considerar si viajas con frecuencia por trabajo o placer.

Y tras toda esta información, si quieres más pistas para comprar un coche, te aconsejamos que no vayas “de compras” y compres el mismo día. En ese sentido, comprar un coche es como comprar una casa:

  • Investiga con antelación el coche y los opcionales que quieres. 
  • Haz números y fija un importe, decidiendo qué coche puedes pagar sin que los plazos te agobien cada mes. 
  • Pide una prueba del coche. 
  • Comprueba también la tecnología (cámara, sistemas de aviso de colisión frontal, etc.) ​​

Y sé flexible: si quieres ahorrar en la compra del coche, piensa si realmente necesitas tener el coche granate o el volante calefactable; si realmente quieres conseguir un buen precio, podrías elegir un coche que ya tengan en stock. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS