¿Por qué sale frío de la calefacción del coche?

Si la calefacción de tu coche solo expulsa aire frío, lo mejor es que revises qué puede estar pasando. Lee y descubre qué puntos debes vigilar. Automóvil

Desde hace ya muchos años los coches cuentan con sistemas de calefacción que hacen más cómodos los desplazamientos durante los días de frío. Cuando entramos al coche y necesitamos calentarnos para conducir de forma confortable, pero en lugar del calor de la calefacción solo sale aire muy frío que nos incomoda, nos vemos obligados a llevar prendas de abrigo mientras conducimos, lo que nos impide movernos con comodidad y merma nuestra capacidad de conducción. Es cuando llega el momento de ver qué sucede y cómo se puede solucionar. 

Si vives en una zona en la que las temperaturas son muy bajas o utilizas el coche en las horas más frías del día, es recomendable que siempre tengas en buen estado la calefacción, puesto que tanto por llevar más capas de ropa que no te permiten moverte con libertad como por los efectos que tiene el frío sobre el cuerpo, conducir en estas condiciones puede ser peligroso.

Te contamos todo acerca de la calefacción de tu vehículo y en qué casos puede ayudarte el seguro de coche.

Motivos por los que puede no funcionar la calefacción de tu coche

Antes de preocuparte, comprueba que el climatizador está bien puesto y que has dejado pasar el tiempo necesario. Hay veces que, si el coche duerme en la calle, cuando vayas a cogerlo estará tan frío que necesitará que dejes trabajar al motor unos minutos antes de que pueda expulsar aire caliente. Pero, si después de esperar un tiempo, no percibes que mejore la temperatura interior, definitivamente hay un problema que puede estar causado por diferentes motivos:

Averías en el sistema

La entrada de calor en el interior del vehículo ocurre gracias al funcionamiento de un conjunto de elementos del motor. Si alguno de estos elementos está fallando puede alterar la temperatura a la que sale el aire por las rejillas. Cuando el radiador o el ventilador fallan impiden que se forme el aire caliente o que no llegue a salir, aunque también puede pasar que las toberas estén obstruidas.

Fallo del termostato

Se trata de una de las causas más frecuentes por las que la calefacción no funciona. Al romperse el termostato puede que el motor no alcance la temperatura necesaria para calentar el aire.

Líquido refrigerante

Si no hay líquido refrigerante suficiente en el circuito el aire no se calentará. El problema de este fallo es que no solo hará frío en el habitáculo, sino que el motor se sobrecalentará y si no se pone remedio con rapidez quedará inutilizado.

¿El seguro podría cubrir la reparación de la calefacción del coche?

La reparación de la calefacción del coche puede estar cubierta por el seguro de coche siempre que el daño esté asociado a alguna cobertura de la póliza al igual que sucede con el aire acondicionado en un hogar. Volviendo al climatizador de un vehículo, si por ejemplo tras un accidente provocado por un contrario la calefacción queda inutilizada, su seguro de Responsabilidad Civil debe cubrir la reparación para que la calefacción, así como todos los elementos de nuestro coche, queden como estaban antes de dicho accidente.

Ante cualquier problema de funcionamiento en tu vehículo acude a un experto: manipular piezas sin los conocimientos adecuados puede ser contraproducente

Si la avería de la calefacción no está ligada a ningún hecho recogido en las condiciones del seguro, no tendrá cobertura ni por deterioro ni por ninguna otra causa y será el dueño del coche el que deba afrontar los gastos de la reparación. De cualquier forma, hacer una comparativa de seguros de coche te permitirá saber con qué cobertura cuentas y si se adapta a las necesidades que tienes.

¿Cuánto cuesta arreglar la calefacción?

El coste estimado se encuentra entre 250 y 850 euros de media. Hablamos de un margen de precios muy amplio, pero depende del modelo del coche y del tipo de reparación que precise, llegando incluso a superar los 1.000 euros en casos puntuales, pero, para equilibrar la balanza, te diremos que las reparaciones más sencillas suelen estar por debajo de los 100 euros. Se debe tener en cuenta el coste de las piezas, los materiales y la mano de obra (que puede ir desde los 30 hasta los 90 euros la hora). 

Deja que tu mecánico de confianza determine cuál es la causa y pide presupuesto por adelantado para evitar confusiones.

Consejos para limpiar el sistema de calefacción del coche

Para poder mantener en buenas condiciones la parte externa de la calefacción del coche es vital que se mantenga limpia.

Lo primero que se debe retirar son los restos de polvo que se acumulan en las rejillas del aire. Lo más cómodo es utilizar pinceles de espuma impregnados en una mezcla casera de agua tibia y vinagre de limpieza o un producto industrial que sea específico para este uso. Tras su lavado, debemos asegurarnos de haber quitado toda la humedad, poniendo la calefacción con el aire acondicionado apagado durante unos minutos, y mejor esperando fuera del vehículo para no inhalar nada que pudiera perjudicarnos.

Para terminar, podemos usar un producto especialmente diseñado contra hongos y bacterias, que disponen de boquillas adecuadas para acceder al sistema de calefacción. De esta manera se esparcirá por todo el vehículo en el aire que sale por las rejillas si dejamos de nuevo el sistema funcionando unos minutos con el coche vacío.

¿La calefacción consume combustible?

La calefacción no supone un incremento del gasto de combustible en un vehículo, funcione el coche con gasoil o gasolina, contra lo que mucha gente cree (a diferencia del aire acondicionado, que si no se usa de forma correcta sí afecta al consumo de combustible de forma notable).

El sistema de calefacción de un vehículo aprovecha el calor que desprende el motor, por lo que el único gasto es el del ventilador que proporciona ese aire al habitáculo. Este gasto del ventilador es mínimo, puesto que consume energía eléctrica procedente de la batería. Como el calor procede del funcionamiento del motor, es recomendable esperar un poco después de arrancar el coche para poner la calefacción en marcha. De esta forma saldrá a la temperatura deseada desde el primer momento, evitando enfriar aún más el coche.

La manera más adecuada de poner la calefacción en un vehículo es enfocando las toberas de aire caliente hacia los pies o hacia el suelo tanto para que no se empañen los cristales como para hacer un uso más eficiente, puesto que el aire caliente tiende a subir y se repartirá por sí mismo por todo el habitáculo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS