¿Puedo cambiar de seguro de coche cuando quiera?

Si cambio de coche, ¿me toca hacer un cambio de seguro? Y si mantengo mi coche... ¿puedo cambiar de seguro?. La pregunta es: ¿puedo cambiar de seguro de coche cuando me apetezca? ¿Hay restricciones? Automóvil

Cierto es que nadie tiene la obligación de permanecer a disgusto con nada. Pasa en muchos ámbitos de la vida, y de esta manera cambiamos de peluquería, de zapatero, de cafetería para desayunar o de supermercado para hacer la compra… lo mismo nos puede suceder con el seguro de nuestro coche.

Eso sí, lo mismo que puedes tomarte el café y la tostada hoy aquí y mañana allá, o ir a un taller de costura a que te arreglen una prenda en un sitio y llevar la siguiente a otro diferente así por las buenas, con el seguro no funciona exactamente igual.

¿Puedo cambiarlo cuando quiera?

Un seguro es, al fin y al cabo, un contrato firmado por dos partes. Puedes rescindirlo cuando se acerque el momento en que la póliza va a vencer, cumpliendo los plazos que en ella se estipulan. Generalmente tienes que avisar con un mes de antelación a la fecha de finalización de ese contrato de que vas a dejar de requerir sus servicios. Eso sí, si estás seguro de que no quieres continuar adelante con tu póliza y faltan más de treinta días para su vencimiento, puedes notificárselo a tu seguro sin problema alguno y ellos darán la póliza por cancelada cuando llegue el momento.  Pero si por la razón que sea lo que quieres es cambiar inmediatamente de seguro, tienes que tener en cuenta que hay algunos detalles que debes considerar.

Cambiar de seguro de coche en el momento que queramos puede acarrear consecuencias que no esperamos

Hacer una nueva póliza

Tendrás que contratar un nuevo seguro de coche, ya que sabemos que no está permitido circular con un vehículo que no esté asegurado. Para este menester, lo más cómodo es consultar las opciones que te parecen mejores o que más se adaptan a tus nuevas necesidades en un tarificador de seguros de coche como el que encontrarás en la web de El Corte Inglés Seguros.

Hacer números

Y es que probablemente en este caso perderás algo de dinero ya que, si has pagado un año de seguro y decides cambiarte a los seis meses, pagarás los seis restantes sin hacer uso de ellos. Y sí, por si te lo preguntas, si tienes acordado un pago trimestral o semestral, la ley te obliga a pagar la totalidad del año -aunque decidas no seguir manteniendo tu coche asegurado con ellos- porque el contrato firmado así lo refleja y una acción contraria te llevaría a un incumplimiento del mismo. 

Si, a pesar de todo, estás decidido a seguir adelante y cambiar de seguro para tu coche, te contamos los trámites que debes seguir.

¿Cuánto tiempo tengo para cambiar de seguro de coche?

Para cambiar de compañía aseguradora, lo primero que hay que hacer es cancelar la póliza que tienes en la actualidad. Y esto también tiene su procedimiento. Como has leído más arriba, la ley dice que hay que notificar a la compañía con una antelación de 30 días como mínimo al vencimiento de la póliza. Normalmente, debes comunicarlo por escrito para que la baja sea oficialmente cursada, de manera que cuando la póliza llegue a su vencimiento, se de por efectiva

Hay varios escenarios que podemos encontrar cuando queremos cambiar el seguro de nuestro coche

Y de nuevo hay que resaltar que, aunque tengas el pago fraccionado (mensual, trimestral o semestralmente), el contrato suele tener una duración anual, y esto es lo que firmas y lo que acuerdas pagar, en un pago único o en varias cuotas, así que hasta que se cumpla la fecha en que tu contrato de seguro llegue a su fin, deberás seguir atendiendo los pagos de estos recibos.

Si lo que quieres es mantener el seguro al cambiar de coche

Puede que haya llegado el momento en el que ese coche que lleva tiempo contigo no de más de sí o simplemente te apetezca cambiarlo por otro, y te planteas la posibilidad de continuar con la misma póliza que tenías hasta ahora. Cuando esto sucede, la mayoría de nosotros tenemos (generalmente y a no ser que algo haya propiciado tu descontento) la intención de seguir con la misma aseguradora. 

Si esto es lo que deseas hacer, te adelantamos que sí, puedes cambiar de coche y mantener tu seguro. Además, en este caso no necesitas tener en cuenta las fechas de vencimiento de tu póliza ni comunicarlo con ningún tipo de antelación.

Tendrás que contactar con tu compañía de seguros y explicarles la situación en la que estás. Te pedirán los detalles de tu nuevo coche -los más habituales son la marca, el modelo o su caballaje- para poder adaptar la póliza existente al coche que usarás a partir de ahora y confirmarte cómo se modificará tu seguro actual, con los cambios que puedan ser necesarios, porque si alguna de estas características que te solicitarán (como por ejemplo la potencia de tu coche) varía de manera sustancial respecto a tu anterior vehículo, es normal que varíen del mismo modo las circunstancias de tu seguro.

Si lo que quieres es vender tu coche cuando aún tiene el seguro en vigor

Si vas a vender tu coche puedes traspasar tu seguro también a quien vaya a adquirir tu vehículo, lo que te evitará hacer los trámites de cancelarlo.

Es la compañía la que debe aceptar este cambio antes de que lo puedas llevar a cabo, ya que el perfil de quien vaya a ser el nuevo tomador del seguro del coche que vendes influirá en las condiciones que él o ella vayan a tener en la póliza. Por eso, pueden pedirte sus datos, su historial de conductor, o saber cuál es su experiencia al volante.

La aseguradora no aprueba el cambio

Cabe la posibilidad de que la aseguradora no dé el visto bueno al cambio de titularidad del seguro y en este caso, tu comprador tendrá que buscar una nueva compañía para hacer el seguro del que será su coche.

Por tu parte, puedes quedarte la póliza existente y tu compañía la adaptará a tu nuevo coche (si te compras otro) o pedirles que la cancelen cuando esto sea posible.

La compañía sí asegura al nuevo propietario

Si la aseguradora considera oportuno que el nuevo conductor pase a ser su asegurado, modificará la póliza de acuerdo con la situación y particularidades de ese nuevo conductor para que él firme su póliza con las condiciones pactadas y la prima correspondiente. 

Y tú podrás contratar un nuevo seguro para tu flamante coche. Hay que informar a la persona de contacto en nuestra aseguradora de la fecha hasta la que deseamos que siga vigente el seguro para el coche antiguo y a partir de qué día deberá entrar en vigor la póliza, ya aplicada al nuevo vehículo y nuevo propietario. Además, lo más habitual es que la parte proporcional de la póliza que aún no se ha utilizado, se te descuente de la nueva

La manera más fácil de hacer todas esas gestiones es contactando con tu asesor en El Corte Inglés Seguros, que se encargará de aclarar todas tus dudas y te ayudará en todos los pasos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS