¿Qué ocurre si se incendia mi coche?

Debemos hacer revisiones periódicamente de nuestro vehículo y cuidarlo para que no tengamos sustos ni malas experiencias como esta. Automóvil

El coche es uno de los vehículos más utilizados en el mundo y generalmente, en cada casa por lo menos hay uno. Es un medio de transporte muy cómodo y útil, pero como todas las cosas materiales puede sufrir roturas, golpes e incluso incendios.

Que se incendie un coche es una situación algo inusual, pero cabe la posibilidad de que un día tu coche pueda quemarse.

Cómo actuar si se incendia tu coche

A pesar de que no es muy normal que suceda, si alguna vez vas conduciendo y un incendio comienza en tu vehículo, hay ciertos pasos que es conveniente seguir.

Para el coche inmediatamente

Si sigues circulando, el aire que entra por las zonas destinadas a la refrigeración del coche acrecentará las llamas que hayan comenzado a aparecer. Cuanto antes pares, menos cantidad de oxígeno llegará por lo que el fuego tenderá a mantenerse en lugar de avivarse. Procura detenerte en alguna zona destinada al descanso en carretera, apartada de la calzada principal y con poca vegetación.

Apaga el contacto y detén el motor

Así no habrá ningún sistema de alimentación de aceite o combustible que, si tuvieran una fuga, esparcirían por aspersión estos elementos si el motor sigue encendido.

Haz salir a los pasajeros del coche

Como mínimo, deben situarse a una distancia mayor de cincuenta metros del coche (cuanto más lejos puedan estar, mejor), de manera que no les afecte tanto el humo ni el calor de las llamas mientras avisan al servicio de emergencias (el 112 es lo más rápido).

Comienza a apagar el fuego

Si cuentas con los medios para ello y puedes hacerlo manteniendo tu seguridad, comprueba si puedes ver dónde está el origen del fuego. Si está en el motor, ten cuidado al abrir el capó porque la entrada súbita de aire puede hacer que las llamas se incrementen violentamente. Si no lo ves claro, espera a que lleguen los bomberos. Llevar un extintor en el coche es vital porque puedes colaborar en la extinción si es posible hacerlo y de este modo, los servicios de emergencia tendrán solo que asegurar la zona y comprobar que el fuego está totalmente extinguido.

¿Por qué puede incendiarse un coche?

Hay ciertas señales que debemos tomar como advertencias para así evitar que nuestro coche se incendie. No pierdas de vista la siguiente lista de pistas que te envía tu coche.

  • Fusibles que se queman una y otra vez
  • Aceite que haya caído bajo el capó cuando se haya cambiado
  • Fugas líquidos bajo el coche 
  • Cables rotos o sueltos, o cables con metal expuesto
  • Sonidos muy fuertes del sistema de escape
  • Cambios rápidos del nivel de combustible, del nivel de aceite, o de la temperatura del motor
  • Ausencia del tapón del aceite
  • Mangueras sueltas o rotas

Es muy importante hacer revisiones periódicamente de nuestro vehículo y cuidarlo para que no tengamos sustos ni malas experiencias parecidas a esta.

¿El seguro del coche cubre el incendio?

Pero, si me ocurre a mí, ¿qué debo hacer y qué pasos tengo que seguir ante esta situación? Cierto es que lo primero que pensaríamos sería en nuestro seguro de coche, pero ten en cuenta que no todos los seguros (sobre todo aquellas modalidades más básicas) cubren el incendio de un coche. 

Así que sí, el seguro cubre el incendio de un coche… siempre que tengas contratada la cobertura de incendios.

Cada aseguradora ofrece siempre la posibilidad de ampliar las garantías básicas de los seguros de un coche. El primer tipo de seguro de coche que se puede contratar es un seguro a terceros básico, que ofrece la garantía de Responsabilidad Civil obligatoria y cubre todos los daños a terceras personas -materiales y corporales- que se produzcan debido al uso y circulación del vehículo, y también incluye generalmente la asistencia en carretera. Este es el mínimo y obligatorio por ley para poder circular, ya lo sabes.

Es muy importante contar con la cobertura de incendio en tu seguro de coche, pero también conocer algunos detalles que pueden alertarnos de que algo no va bien en nuestro vehículo

Todas las aseguradoras ofrecen la posibilidad de ampliarlo contratando otras garantías como la de robo, incendio, daños propios del vehículo o lunas entre otras.

No es necesario contratar obligatoriamente un seguro a todo riesgo, aunque sí que es muy recomendable si tu coche es nuevo o si su uso es muy frecuente. Como hemos mencionado anteriormente, la cobertura de robo y de incendio son un “extra” que añadir. 

En El Corte Inglés Seguros estamos siempre encantados de asesorarte sobre cualquiera de las pólizas que ponemos a tu disposición y el detalle de sus coberturas o resolverte cualquier duda relacionada con tu seguro de coche mediante nuestro servicio de atención al cliente online o visitándonos en nuestras oficinas.

Esta garantía de la que hablamos la encontraremos en distintas compañías, que ofrecen un producto intermedio entre el paquete más básico de coberturas y su producto de seguro más completo. Sus apelativos son diversos, pero este seguro intermedio suele incorporar las mencionadas garantías de robo e incendio

Como hemos adelantado, la denominación que más se repite es la de terceros ampliado, que presenta las mismas coberturas que el seguro a terceros básico, pero incluyendo estas coberturas y, además la rotura de lunas. Calcula tu seguro de coche utilizando un comparador como el que encontrarás en nuestra web, la mejor herramienta para elegir la póliza que más te convenga.

Hay distintas posibilidades para que, si a pesar de seguir todas las indicaciones que has leído antes y cuidar tu coche como oro en paño, se acabara declarando un incendio en tu vehículo (y que deberías conocer). En ocasiones es fácil determinar la causa inicial e identificar al responsable. Otras veces resulta mucho más complicado. 

Algunos incendios tienen su origen en causas como estas: 

  • Un incendio puede comenzar de manera fortuita en un vehículo aparcado cerca de nuestro coche y que por eso las llamas lo alcancen. El coche en el que se inició el incendio debería contar con un seguro de Responsabilidad Civil que cubra estas circunstancias.
  • También puede ser nuestro coche en el que se origine el incendio. En esta situación, el seguro de Responsabilidad Civil que nosotros tengamos será el que responderá por los daños que causemos a los vehículos estacionados junto al nuestro si el fuego les afecta. Pero solo tendremos asegurados nuestros daños si tenemos la garantía de incendio en nuestro seguro.
  • El incendio puede originarse a partir de otra fuente distinta a un vehículo (un establecimiento, por ejemplo). Habría que localizar al propietario del bien en el que empezó el incendio y presentar la reclamación correspondiente.
  • Puede tratarse de actos de vandalismo. En este caso, si no contamos con un seguro que cubra el incendio, las esperanzas de ser indemnizados se reducen. En primer lugar, es necesario identificar al responsable y después, que esta persona cuente con patrimonio suficiente para responder por los daños causados.
  • Si el vehículo está aparcado en un estacionamiento público. En este caso existe un deber de custodia, que genera la responsabilidad de la empresa que explota el aparcamiento de restituir el vehículo en el estado que le fue entregado, según consta en la ley que regula los contratos de aparcamientos de vehículos. Hay que tener presente que este deber de custodia no existirá en aparcamientos como los de las comunidades de propietarios, viviendas particulares o los cedidos gratuitamente por las superficies comerciales, salvo que el incendio se originase en las propias instalaciones. Tampoco existe este deber de custodia en los aparcamientos de la vía pública en los que tenemos que abonar una tasa (los que conocemos como zona azul, verde, etc.)

La conclusión es bastante obvia: si tenemos el vehículo asegurado contra los incendios, nos ahorraremos bastantes complicaciones y seremos indemnizados, así que no esperes más y ven a que te ayudemos a conseguir el mejor precio para tu póliza con la calidad y seguridad de El Corte Inglés.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS