Revisión pre ITV de tu coche

Te contamos que se debe tener en cuenta en una revisión pre ITV de tu coche para evitar encontrarte con desagradables sorpresas a la hora de pasarla. Automóvil

Seguro que si hacemos memoria podremos recordar aquella ocasión en la que nos presentamos a un examen para el que no íbamos todo lo bien preparados que nos hubiera gustado… y esa sensación de “a ver si hay suerte”, no es nada agradable. Y si para colmo salimos del examen con la cabeza gacha y sabiendo que no lo vamos a aprobar, la sensación aún es peor. 

Pues bien, hay exámenes que es imposible eludir. Y todo propietario de un coche en algún momento se verá obligado a pasar un examen técnico de su vehículo, la conocida ITV. Este es uno de esos exámenes a los que nos podemos presentar con miedo en el cuerpo por si no lo pasamos, o con la tranquilidad de saber que nos hemos preparado a conciencia para este examen. 

Y eso precisamente es una revisión pre-ITV. La mejor forma de prepararse para aprobar un examen ineludible. Es hora de revisar nuestro seguro de coche: algunas compañías incluyen en sus pólizas una revisión pre-ITV gratuita.

¿Qué pruebas se realizan en la Inspección Técnica de Vehículos?

¿Qué mejor forma podría haber de presentarse a un examen que sabiendo de antemano las preguntas? Te las presentamos a continuación, ya que constituyen, asimismo, las comprobaciones e inspecciones que deben estar incluidas en una revisión pre-ITV.

Neumáticos

Uno de los objetivos primordiales de la ITV es garantizar la seguridad del vehículo, y si hay un elemento fundamental en la seguridad es el estado de los neumáticos. La revisión pre-ITV garantizará que cada neumático tenga la dimensión adecuada al modelo, y que su dibujo presente una profundidad mínima de 1,6 milímetros, el mínimo exigido para pasar la ITV.

Frenos

Junto con los neumáticos, posiblemente otro de los elementos fundamentales en la seguridad de un coche. Por tanto, se revisará que pastillas y frenos se encuentren en un estado adecuado, sin presentar desgastes excesivos que puedan generar fuerzas de frenado diferentes en uno de los ejes. Y por supuesto, también se revisará el nivel del líquido del sistema de frenado.

Suspensión

Seguimos con la seguridad del vehículo. La revisión pre-ITV examinará el estado de rótulas y cojinetes de la suspensión, así como de los amortiguadores y el paralelo de cada eje. Para que el resto de los sistemas implicados en la seguridad, como son los frenos, los neumáticos o la dirección, funcionen de manera adecuada, la suspensión debe encontrarse en buen estado.

Cinturones de seguridad

Un elemento que los inspectores de la ITV siempre evalúan es el estado de los cinturones de seguridad, encargados de evitar el impacto de nuestro cuerpo con los elementos que tengamos delante, ya sea volante, parabrisas o asientos delanteros. El inspector, y también antes, en la revisión pre-ITV, verificarán su bloqueo cuando se tire de ellos de forma brusca, así como el correcto funcionamiento de sus puntos de anclaje.

Luces

Si has conseguido evitar el problema de una ITV caducada llevando tu coche a pasarla, te sonará lo que vas a leer: posición, corta, larga, intermitente izquierdo, intermitente derecho, marcha atrás… La revisión incluye todas las luces del coche, ya que ninguna de ellas puede estar fundida, e incluso su regulación es objeto de inspección. Todos estos elementos se revisan también en la revisión pre-ITV. 

Acudir a tu taller de confianza para realizar una revisión pre-ITV es la mejor forma de ir con confianza a pasar la Inspección con éxito

Tubo de escape y emisión de gases

Aquí hay una pequeña diferencia entre los vehículos de gasolina y diésel, ya que serán sometidos a pruebas diferentes, pero con un objetivo común: evaluar el nivel de emisión de monóxido de carbono y asegurarse de que se encuentra en los niveles admitidos para la edad del vehículo y su combustible. También se revisa que el tubo de escape no tenga picaduras que puedan generar un ruido mayor del admitido.

Niveles

El aceite del motor, el anticongelante, el del limpiaparabrisas, y como ya hemos mencionado, el del sistema de frenos; todos estos líquidos deben encontrarse en los niveles adecuados que permitan el funcionamiento correcto de cada uno de los sistemas. La revisión pre-ITV también se usa para rellenar aquellos niveles que puedan estar por debajo de lo admitido en la ITV.

Elementos externos

Son también objeto de inspección los bajos, los golpes que pueda presentar la carrocería, el estado de los espejos retrovisores, las ventanillas y las lunas delantera y trasera, el funcionamiento de las puertas de cada uno de los ocupantes, y el estado de las matrículas. Un desperfecto de consideración en uno de estos elementos podría causarnos un resultado desfavorable de la inspección. 

Documentación

Finalmente, para superar la ITV también se debe tener toda la documentación en regla, por lo que se revisarán el Permiso de Circulación, la Tarjeta de Inspección Técnica, e incluso se comprobará que la póliza del seguro del coche se encuentre en vigor. No está de más llevar junto a la póliza el recibo del banco que acredite su pago. Por último, tanto el bastidor como el cuentakilómetros serán también revisados, al objeto de asegurarse de que no ha habido ninguna manipulación.

¿Cuánto se cobra por una pre-ITV?

Lo cierto es que no existe una respuesta definitiva a esta pregunta, ya que, si bien la inspección de la ITV sí que tiene unos precios estandarizados que se pueden consultar, en el caso de las inspecciones pre-ITV cada taller tiene libertad para fijar el precio que considere oportuno. Así, haciendo una búsqueda podremos encontrar precios que pueden oscilar entre los 30 y los 50 euros.

Ahora bien, es importante destacar que este precio no incluye ninguna de las reparaciones que sea necesario hacer en el caso de que se encuentre un desperfecto que lo requiera, o una avería que pueda ocasionar un resultado desfavorable de la ITV. En ese caso, al precio de la inspección pre-ITV habrá que añadir el precio de la reparación que, por supuesto, varía de acuerdo con la gravedad de la avería y el número de elementos sujetos a reparación. 

¿Cómo te puede ayudar tu seguro de coche?

Como hemos dicho en muchas ocasiones en este blog, vuelve a resultar imprescindible hacer una comparación de las pólizas de seguros de coche, ya que en algunas compañías se encuentra incluida una revisión pre-ITV en el seguro de coche, incluso alguna compañía la incluye desde las pólizas que cubren sólo los daños a terceros.  

Estas pólizas también se encargan, como ves, de que puedas presentarte a un examen con la tranquilidad de haberte preparado para aprobarlo sin problemas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS